Semanario Contraseña

La clave de la información

El agua volvera al Río Colorado

De octubre a mayo traerá agua el Río Colorado, existen compromisos para entregar agua inclusive hasta 2026. El vital líquido cargará los mantos freáticos, podrá utilizarse para la agricultura y con la llegada de nueva fauna, como atractivo turístico.

Manuel Cuen y Carina Arguilez

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Todas las ciudades importantes tienen un río. Londres su Támesis; París su Siena; Viena su Danubio Azul y nosotros nuestro querido Río Colorado.

Nuestro río nace en las Montañas Rocosas y tiene una longitud de más de 2 mil 333 kilómetros. A lo largo de su cauce se alimenta por la confluencia de por lo menos otros 50 pequeños ríos en ambos países.

El río Colorado se formó hace miles de años, pero se tiene conocimiento de que el primer europeo que lo exploró fue el navegante Francisco de Ulloa en el año de 1539. De hecho existe un acta que fue levantada por los españoles donde toman posesión de estas tierras.

En 1540, Fernando de Alarcón viajó por el Mar de Cortés, ingresó por la boca del río, rumbo al norte y llegó hasta la confluencia con el río Gila, lugar donde hoy se levanta la ciudad de Yuma, Arizona.

*El agua

Todo esto viene a colación, porque recientemente se ha dado a conocer que fluirá agua nuevamente por el río Colorado, cuyo cauce de 160 kilómetros antes de desembocar en el Golfo de California, no ha visto tanta agua desde aquel “flujo pulso” de 2014.

El río Colorado es compartido por México y Estados Unidos, por lo que está sujeto a acuerdos binacionales que se remontan al Tratado de Agua para la Utilización de las Aguas de los ríos Colorado y Tijuana y del río Bravo, de 1944.

La Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) y su contraparte en los Estados Unidos (IBWC) son las agencias federales que negocian e implementan tratados binacionales de aguas y sus asignaciones.

Los acuerdos complementarios se denominan Actas. En relación al Colorado existen dos actas: la 319 y la 323.

En un comunicado oficial, la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y los Estados Unidos (CILA) informó que continúa implementando proyectos para el manejo sustentable de la cuenca del río Colorado, de acuerdo con las estipulaciones del Acta 323.

En 2021, especifica el comunicado, estos esfuerzos incluyeron la conservación de agua y la entrega de una parte de la misma para la restauración del hábitat natural en varios sitios en México.

El Acta 323 de la CILA, intitulada “Ampliación de las Medidas de Cooperación y Adopción de un Plan Binacional de Contingencia Ante la Escasez de Agua en la Cuenca del Río Colorado”, de fecha 21 de septiembre de 2017, incluye una serie de medidas para promover el uso sustentable de la Cuenca del Río Colorado, a través de esfuerzos de cooperación entre México y los Estados Unidos. Estas medidas incluyen la inversión en proyectos de conservación de agua, estrategias de manejo para la escasez de agua, control de la salinidad, restauración y mantenimiento del hábitat ripario, entre otras.

Durante 2021, de conformidad con las disposiciones del Plan Binacional de Contingencia Ante la Escasez de Agua en la Cuenca del Río Colorado, tanto en México como en los Estados Unidos, se están generando ahorros de agua mediante ajustes de reducción en las entregas como respuesta a las condiciones de sequía.

Los volúmenes de agua ahorrados en 2021 estarán disponibles para futuras entregas, cuando las condiciones de almacenamiento mejoren.

En este año también se destaca que por primera vez se entregarán volúmenes de agua del compromiso ambiental del gobierno de los Estados Unidos en el marco del Acta, por un volumen de 43 millones de metros cúbicos (Mm³) (35,000 acres-pies), en el periodo comprendido entre mayo y octubre. Como parte del manejo sustentable de la cuenca, el agua para el ambiente procede de la inversión en proyectos de conservación de agua en México. La entrega de agua ambiental en 2021 tiene por objeto: apoyar la vida silvestre y la vegetación en los sitios de restauración del hábitat natural, detonar la dispersión y germinación de semillas de álamos y sauces en dichos sitios, mejorar las condiciones de salinidad en los suelos de los sitios de restauración, e incrementar los flujos de agua en el Delta del río Colorado.

El Comisionado mexicano, Humberto Marengo, señaló que los esfuerzos de cooperación ambiental en el río Colorado en México, tienen alta relevancia para ambos países, lo cual se refleja este año una vez más, ahora con la primera entrega de agua para propósitos ambientales en la parte central del corredor ribereño, detonando diversos beneficios para la fauna y vegetación silvestre de la zona, entre otros aspectos importantes.

Por su parte el Comisionado estadounidense en funciones, Daniel Ávila, destacó que los Estados Unidos se han comprometido a cumplir sus compromisos ambientales con México de conformidad con el Acta 323. Agregó que le complace ver las entregas ambientales de agua este año como parte de nuestro esfuerzo por mejorar el hábitat de la vida silvestre en la región.

Finalmente, Fabián Álvarez Castro, Presidente del Módulo 8 del DR014, y Rogelio Silva Jaime, Presidente del Módulo 22, señalaron que el flujo adicional de agua para el ambiente que programaron nos ayudará a cumplir de mejor manera las entregas de agua de riego en cada parcela, ya que los canales irán más llenos, y que durante el flujo adicional de agua hemos visto que la salinidad en las parcelas se reduce, hecho que mejora la productividad.

En el marco del Acta, los gobiernos de México y los Estados Unidos y una coalición de organizaciones no gubernamentales, acordaron proporcionar cada uno un tercio de 259 Mm³ (210,000 acres-pies) de agua para propósitos ambientales hasta el 31 de diciembre de 2026. Las ONG’s ya han proporcionado aproximadamente 32.5 Mm³ (26,369 acres-pies) de agua en el período 2018-2020 en beneficio a los sitios de restauración del hábitat en México, y anticipan la entrega de un volumen adicional de 11.8 Mm³ (9,545 acres pies) en 2021. Los volúmenes restantes de agua ambiental de las tres partes se entregarán en los años subsecuentes.

*El flujo pulso

En el 2014, Estados Unidos y México, de conformidad con un acuerdo binacional (Acta 319), crearon un “flujo pulso” en el delta del río Colorado para simular, a pequeña escala, la inundación de primavera que solía ocurrir cada año. El flujo pulso se celebró cerca y lejos, como un gesto sin precedentes de los gobiernos, de que la naturaleza y las comunidades locales son dignas beneficiarias de un río que fluye. Fue una inyección de agua revitalizadora que -al menos temporalmente- creó el hábitat para cientos de especies de aves, y el retorno del río al mar.

En un acuerdo sucesor firmado en el 2017 (Acta 323), Estados Unidos y México se comprometieron nuevamente a enviar un volumen modesto, pero ecológicamente significativo, de agua del río Colorado hacia el delta para el medio ambiente. Si bien ya está en marcha una planeación conjunta, el agua aún no ha sido suministrada y es necesario que esto ocurra pronto.

El Tratado de Aguas Internacionales, celebrado entre México y los Estados Unidos el 3 de febrero de 1944, garantiza a México en condiciones normales, la entrega anual de 1,850.234 millones de metros cúbicos de agua del Río Colorado, de los cuales 1,677.545 millones de metros cúbicos se entregan en el Lindero Internacional Norte (LIN) en la Presa Morelos, y 172.689 millones de metros cúbicos en el Lindero Internacional Sur (LIS) a través del Canal Sánchez Mejorada, en San Luis Río Colorado, Son., de acuerdo con el Acta 242 de esta Comisión intitulada “Solución permanente y definitiva del problema internacional de la salinidad del Río Colorado”.

Así mismo, en cualquier año en que haya agua en el río en exceso de la cantidad necesaria para satisfacer las demandas en los Estados Unidos y los volúmenes de México anteriormente referidos, se podrán entregar excedentes hasta completar un volumen máximo de 2,096.931 millones de metros cúbicos.

El manejo de estos volúmenes de agua ha implicado la construcción de infraestructura para su derivación y medición a cargo de esta Comisión en coordinación con dependencias de ambos países.

*Parque lineal

El 23 de marzo de 2018 se firmó un Memorando de Entendimiento entre la ciudad de Denver, Colorado y San Luis Río Colorado, para establecer el Consejo de “Ciudades Hermanas del Río”. Esta carta de intención reconoce la importancia de proteger y restaurar el río Colorado para el desarrollo económico, la calidad de vida y la cultura de ambas ciudades.

La iniciativa fue creada con el fin de fortalecer y formalizar la relación bilateral, y crear un intercambio de liderazgo, buena voluntad y proyectos binacionales (cultura, arte y medio ambiente). También promoverá la conexión de los usuarios del recurso a ambos lados de la frontera.

La firma del MOU se llevó a cabo en el marco del 3º Foro Mundial del Día del Agua, organizado por el Ayuntamiento y el Organismo Operador Municipal de Agua de San Luis Río Colorado (Oomapas), en el que organizaciones de la sociedad civil, organismos gubernamentales, comunidad sanluisina y expertos en gestión y restauración del agua se reunieron para discutir la sostenibilidad, el cambio climático, la infraestructura y la cooperación binacional entre México y Estados Unidos en la cuenca del río Colorado.

“Todos estamos conectados a la cuenca, desde su nacimiento en las montañas hasta su desembocadura en el mar. El delta del río Colorado es uno de los sitios más importantes del continente para las aves acuáticas migratorias; cada invierno llegan a esta zona más de 200 mil aves que anidan en Estados Unidos y Canadá”, dijo Osvel Hinojosa Huerta, entonces Director del Programa de Agua y Humedales de Pronatura Noroeste durante el foro.

La ciudad de Denver y San Luis Río Colorado participaron en la firma, junto con la etnia Cucapá, OOMAPAS, la Universidad Autónoma de Baja California, el Jardín Botánico de Denver, la Universidad de Colorado – Boulder, los artistas Rick Sargent y Manuel Cuen, los urbanistas Nancy Saldaña y Paul Hellmund, Americans for Conservation + the Arts, y Pronatura Noroeste A.C.

El proyecto global incluía siete proyectos, entre ellos el Festival Ecológico de las Américas, un estudio de mercado en torno a la construcción de un anfiteatro, la creación del Parque Lineal y, en colaboración con Denver Botanic Garden, el desarrollo de un Plan Maestro para el Jardín Botánico del Desierto de San Luis Río Colorado.

Más recientemente, Jesús Ramos Andrade, candidato del Partido del Trabajo (PT) a la Presidencia Municipal de San Luis, dio a conocer su proyecto que llamo Río Parque.

Con Río Parque, de salir vencedor en el actual proceso electoral, Jesús Ramos piensa que se  podría atraer el turismo, se tendría mayor seguridad en el área y el lugar se convertiría en un sitio de recreación familiar, además de que decenas de comerciantes tendrán la oportunidad de ofrecer sus productos a los visitantes del Río Parque”.

“Este espacio será un área pública y gratuita para todos los ciudadanos de la ciudad, así como para los turistas que nos visitan”, dijo el candidato quien difundió planos arquitectónicos de su proyecto, aunque falta saber más sobre las intenciones medioambientales.

La importancia de trabajar en coalición binacional radica en un principio fundamental que es compartir el respeto y la protección del Río Colorado, para crear puentes en lugar de muros.

Cuidemos nuestro río, antes de que nos quedemos sin apellido. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros