Semanario Contraseña

La clave de la información

La huella de Serafín Zambada en Sonora

Luego del trágico accidente en el tramo Sonoyta-Caborca donde se vio involucrado, las andanzas del hijo menor del Mayo Zambada en Sonora recobran vigencia. Aunque ninguna autoridad lo ha confirmado de manera oficial, una fuente de alto nivel reveló a CONTRASEÑA que Serafín fue intervenido en el hospital CIMA de Hermosillo y de ahí trasladado por tierra a Culiacán, Sinaloa donde convalece.  

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO, 1 de mayo de 2022.- El fatal accidente en el que se vio involucrado Serafín Zambada Ortiz revela que si acaso el hijo de Ismael El Mayo Zambada García sigue operando en Sonora los negocios del cártel que encabeza su padre en materia de narcotráfico, lo hace con un bajo perfil.

Así lo demuestra el modesto vehículo KIA blanco en el que viajaba al momento de ser embestido por un tráiler mientras circulaba por la carretera federal No 2, a la altura del kilómetro 129, donde está la curva de Tajitos en el municipio de Caborca.

En el mortal encontronazo que se registró alrededor de las 9:00 de la mañana del pasado lunes 25 de abril falleció una mujer identificada como Norma N, de 30 años de edad, pareja sentimental de Serafín y además resultó con heridas de consideración otro adulto mayor y un menor de 14 años.

Las autoridades aún no han logrado establecer si efectivamente Norma López iba manejando el KIA de modelo reciente, información que arrojarán los peritajes y las huellas encontradas en el volante junto con las pruebas de ADN.

Aunque es un dato menor, también hay dos versiones, una indica que la mujer falleció de manera instantánea al momento del accidente; la otra que falleció mientras era trasladada en ambulancia para su atención médica. Tampoco está precisado si era su esposa, aunque se maneja el dato que recientemente se habían casado.

Luego de que el aparatoso accidente fue reportado al número 911 de emergencias hasta el lugar arribaron ambulancias de la Cruz Roja, del Servicio Médico Forense (Semefo) y de la Guardia Nacional sector caminos y de la Policía Municipal de Caborca.

Tan pronto se corrió la versión de que Saúl Ortiz, como se identificó inicialmente, en realidad se trataba del hijo menor del Mayo Zambada, se sumaron al operativo elementos del Ejército Mexicano, de la Policía Estatal, así como de la Fiscalía General de la República (FGR).

Inicialmente, la verdadera identidad de Serafín Zambada, que corrió como reguero de pólvora en portales de medios de comunicación y redes sociales, fue confirmada de manera extraoficial por Ernesto Barajas, vocalista del grupo Enigma Norteño, quien la tarde del lunes subió este mensaje a su cuenta de Instagram:

“Familia, les pido de corazón una oración por la salud de un buen amigo que hoy sufrió un accidente de carro en Sonora. `Todo va a estar bien mi viejo, échele chingazos pa´ echarnos unas Sky cuando se recupere…´”.

Y luego subió un video en su cuenta ernestobajarasoficial donde se ve su rostro en primer plano con el mensaje “¡Mis oraciones hoy son para ti, para pedir a Dios que esté contigo en este momento y que sanes muy pronto!” y de fondo se escucha el corrido que compuso a Serafín Zambada.

“Serafín es su nombre de pila / y por donde camina es bien respetado / se la pasa seguido en los ranchos / es bien conocido allá en El Salado / Se apellida Zambada el muchacho y es hijo del Mayo…”.

Después, la Fiscalía Estatal de Sinaloa solicitó información a sus homólogos de Sonora, quienes buscaban confirmar la identidad del menor del Clan Zambada.

El Centro Nacional de Inteligencia, el CNI –lo que antes fue Cisen, Centro de Investigación y Seguridad Nacional, desmantelado tras la llegada de López Obrador al poder—cotejó la identificación falsa encontrada entre las pertenencias de Saúl N y correspondían a la imagen de Zambada Ortiz.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, Serafín fue trasladado a Hermosillo en una ambulancia privada y en el hospital CIMA de la capital del estado lo estabilizaron, ya que presentaba un pulmón perforado y varias costillas rotas.

Es falso como se ha publicado en algunos medios que el hospital hubiera sido cercado por fuerzas especiales del cártel sinaloense.

Al día siguiente fue trasladado vía terrestre a Culiacán, Sinaloa –y no por aire, como se ha mencionado– y detrás de la ambulancia iba una carroza con el cuerpo sin vida de Norma N.

En el inter, la Fiscalía General de la República (FGR) consultó con las procuradurías locales de todo el país y con el gobierno de los Estados Unidos y encontraron que Serafín Zambada “no tiene ningún mandamiento judicial pendiente”.

En contraste, su padre Ismael El Mayo Zambada, quien nunca ha sido detenido en México a pesar de tener pendientes con la justicia mexicana como el principal capo del cártel de Sinaloa, es requerido por el gobierno de Estados Unidos que ofrece 15 millones de dólares por su cabeza.

Una fuente de alto nivel consultada por CONTRASEÑA reveló que a Serafín Zambada las fuerzas federales lo mantenían monitoreado en tiempo real para conocer sus movimientos con la esperanza de que los condujera al paradero del legendario Mayo Zambada.

A pesar de que fue plenamente identificado por las autoridades de inteligencia del Estado mexicano, todavía ayer la Fiscal General de Sonora, Claudia Indira Contreras señaló en rueda de prensa que “la persona que viene mencionada en el Informe Policial Homologado es, recuerdo, Saúl Ortiz. No se encontró en el vehículo arma de fuego, no se encontró droga ni identificaciones. Por eso no hemos corroborado alguna información distinta en relación a la identidad de la persona que se menciona…”.

En un video que comenzó a circular estos días en internet se ve a Serafín Zambada antes del accidente mientras canta de manera desafinada el famoso corrido de Los Tigres del Norte “Contrabando y Traición” nada menos que con Los Tucanes de Tijuana durante una tocada en un lugar no identificado.

El menor del clan Zambada habría asistido a una quinceañera que se realizó el sábado pasado en esta frontera y en el viaje de regreso fue cuando ocurrió el accidente en el tramo Sonoyta-Caborca.

Dinastía Zambada

La tarde del 22 de noviembre de 2013, policías de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) detuvieron a Serafín Zambada en Nogales, Arizona, cuando ingresaba desde Nogales, Sonora hacia los Estados Unidos en compañía de su entonces esposa Yameli Torres, sobrina del narco Javier Torres Félix, el “El JT”, aunque la mujer fue liberada posteriormente.  

Ciudadano estadounidense, el hijo menor del Mayo Zambada enfrentaba cargos de conspirar para el tráfico de drogas, específicamente cocaína y mariguana, ante la Corte Federal del Distrito Sur de California en San Diego.

En la cantada con Los Tucanes.

Serafín se declaró culpable de traficar al menos 100 kilos de cocaína y una tonelada de mariguana y luego de purgar una condena de solo 5 años, en septiembre de 2018 el “Sera” o el “Flaco” recuperó su libertad.

Cuando Zambada Ortiz aceptó los cargos que le imputaban, la fiscal federal Laura Duffy destacó que la declaración de culpabilidad era “un paso adelante en nuestros esfuerzos continuos por desmantelar al sindicato del crimen más poderoso de México”, citó el medio internacional Infobae.

Aunque Zambada se declaró culpable desde septiembre de 2014, fue hasta marzo de 2018 que la jueza Dana M. Sabraw le dictó sentencia de 66 meses.

La condena de solo 66 meses de cárcel fue considerada un triunfo por sus abogados ya que los cargos que le imputaban ameritaban desde 10 años de prisión hasta cadena perpetua.  

De acuerdo a Infobae, la juez tomó en consideración una serie de cartas escritas por familiares y amigos del Sera quieneslo describieron como “un hombre de familia”, “cortés”, “inteligente” y “servicial”.

También se tomó en cuenta una carta enviada a la Corte Federal en San Diego por Leticia Ortiz Hernández, madre de Serafín, quien escribió: “Los mismos hombres que no hacía mucho apadrinaron a nuestros hijos en la iglesia y prometieron criarlos para ser buenos católicos (los Arellano Félix, en 1990), ahora intentaban matarlos” .

El Sera.

Ismael Zambada Imperial, El Mayito Gordo, otro de los hijos del Mayo Zambada, fue detenido por elementos de la Marina el 2014 en Culiacán, encerrado en el penal del Altiplano y extraditado en diciembre de 2019 a los Estados Unidos donde se declaró culpable en abril de 2021 y este 29 de abril de 2022 se espera que le dicten sentencia.

El hermano mayor, Jesús Vicente Zambada Niebla, “El Niño” o “El Vicentillo” fue arrestado junto con policías federales que lo cuidaban en la Ciudad de México en marzo de 2009 y extraditado a los Estados Unidos en febrero de 2010 donde era acusado por cargos de narcotráfico.

Luego de ser el testigo estelar en contra del Chapo Guzmán durante el juicio que se le llevó en Nueva York en el que recibió como sentencia prisión de por vida, el Vicentillo quedó libre en 2021, su nombre fue borrado de la lista negra del gobierno de Estados Unidos y se cree que vive bajo una nueva identidad en alguna ciudad de la Unión Americana. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros