Semanario Contraseña

La clave de la información

La ciudad es de nosotros: Pedro Ariel Mendívil

Para la Policía Municipal la instrucción por parte del alto mando es muy precisa: ante la presencia de grupos armados hay que detenerlos, sin importar apellidos o a qué cártel pertenecen. Tras destacar que la corporación que dirige es la mejor del noroeste y agradecer la excelente coordinación con sus homólogos de San Luis Río Colorado, Pedro Ariel Mendívil presume que el Valle de Mexicali ya no está en llamas, aunque de vez en cuando le sale humito.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.- A la delincuencia, común y organizada, les debe quedar muy claro que la ciudad es de nosotros, de la gente de bien, que somos la gran mayoría, que aquí hay autoridad y si los detectamos armados, del apellido o del grupo que sean, los vamos a detener.

De esta manera categórica, el director de Seguridad Pública Municipal de Mexicali dejó en claro que en la corporación que encabeza no hay compromisos con nadie, excepto con la presidenta municipal, Norma Bustamante, quien le brindó la confianza, y con la sociedad mexicalense en general, que demanda y merece vivir en paz.

Operaciones Especiales.

Pedro Ariel Mendívil recibe al reportero de CONTRASEÑA en sus oficinas de la Jefatura de Policía sobre calzada Héctor Terán para la que nos dice, es la primera entrevista que le hacen en forma, más allá de las impersonales ruedas de prensa o de las clásicas “banqueteras” en donde todos los reporteros se arrebatan la palabra.

Acompañado de dos de sus principales mandos y del vocero de la corporación, Miguel Galindo, el abogado por la UABC, nacido en Cajeme, Sonora pero adoptado mexicalense con todo y su familia se siente comprometido con Mexicali y su gente por lo generosos que se han portado y aunque suena a cliché, está decidido a regresarles un poco de lo mucho que le han dado.

Luego de una larga carrera como abogado litigante, presidente de colegios y defensor de las mejores causas, entre éstas los derechos humanos de sus clientes y representados, Mendívil se desempeñó dos años como Fiscal Regional de la Fiscalía de Justicia del Estado en la capital de Baja California, experiencia que ahora está poniendo al servicio de los cachanillas como Comisario de la Policía Municipal.

“Dicen que me tocó bailar con la más fea, que me saqué la rifa del tigre, pero agarramos al tigre o el tigre nos agarra a nosotros. Sé que es un cargo de alto riesgo, pero soy un hombre de retos y éste lo enfrento con mucha responsabilidad, porque amo mi ciudad, aquí vive mi familia, mis hijos, me he traído a mis padres, mis hermanos y estoy empeñado en que sea un mejor lugar para vivir, con paz y tranquilidad”, expone.

“Finalmente nosotros estamos de paso, las instituciones son las que permanecen, pero sí me interesa dejar un legado, imposible lograr la perfección, pero que sí se nos recuerde por haber bajado los índices delictivos y por haberle cambiado el rostro a la corporación; que el mexicalense se sienta seguro al observar una patrulla de la Policía Municipal, se sienta confiado al ver el uniforme azul, que sepan que lo van a cuidar, lo van a proteger, que nos sienta cercanos, parte de una misma comunidad”, señala.

Para el jefe policiaco es fundamental rescatar el aspecto humano de la corporación policiaca en base a la transparencia y la proximidad social, “que sepan que más que el Jefe de Policía o el servidor público soy un hombre común y corriente, Pedro Ariel, que también pasé hambre y sed, como estudiante foráneo, en esta ciudad que me abrió los brazos ”, además de rescatar la añeja lucha por mejores condiciones laborales, salariales y con un retiro digno para todos los uniformados.

Detrás de esa apariencia educada, apacible, Mendívil esconde muy bien su otra faceta como jefe operativo, que más que estar en la oficina le gusta salir a patrullar, ir al frente de sus muchachos y empuñar un arma –“sí traigo un arma porque sé usarla, no la traigo de adorno, soy un hombre de rancho, soy de Obregón, me crié entre vacas y caballos”— dispuesto a utilizarla si la ocasión así lo requiere. “La verdad me gusta lo que hago, podría decirte que estoy enamorado de esta hermosa corporación”.

Somos más los buenos

Sentado en una silla que es de altísimo riesgo, sin exagerar, una especie de barril de pólvora, Pedro Ariel Mendívil reconoce que ha recibido amenazas “pero creo que también los malos entienden que es nuestra función cuidar a la comunidad, y si en la búsqueda del orden y la seguridad te topas o te encuentras con alguien del bando de los malos, hay que detenerlo”.

Capacitados para el combate a la delincuencia.

Al fin abogado, Mendívil presume que “somos una corporación totalmente apegada a la ley, tenemos un gran compromiso personal, no es un lugar para venir a echar a perder lo que has construido en toda la vida”.

Cuando asumió la Jefatura de Policía, uno de los primeros cambios fue el de comisionar al ex jefe del Grupo de Operaciones Especiales, el comandante Soto Gámez, junto con los hombres y mujeres más preparados y con el mejor armamento para patrullar el amplio Valle de Mexicali.

“Los ciudadanos en Los Algodones y el 43 nos dicen lo que es: estamos inseguros, pero antes estábamos más. Hoy vemos increíblemente que la DSPM ya no se voltea, la patrulla no se va de largo, ya no agacha la mirada. Hay un llamado al 911, y lo sé porque fui Fiscal, que había un reporte en el valle de cinco vehículos con gente armada, en vehículos de reciente modelo, las unidades de la DSPM en su búsqueda ‘no los encontramos´, ‘los perdimos’, ‘10-5’.

“Hoy, hacen un llamado al 911 y en las últimas tres semanas hemos tenido tres enfrentamientos. ¿Por qué ahora sí los vemos? ¿Por qué ahora sí los encontramos? ¿Por qué ahora sí los perseguimos? ¿Por qué ahora sí los detenemos? ¿Cuál es la diferencia?, es la misma corporación. ¿Sabes cuál es?: creo que están igual que yo, enamorados, motivados y comprometidos”.

Destaca que los últimos eventos ocurridos en el Valle de Mexicali “dejan claro que nuestra corporación, compuesta por 2 mil elementos, está enfrentando a la delincuencia organizada, aunque no es nuestra función la presidenta municipal me dijo `Pedro, alguien tiene que hacerlo’ y yo me comprometí porque es mi ciudad, es mi valle y si los demás se voltean y dejan hacer, dejan pasar, nosotros no”.

Cuando hay reportes de personas armadas, realizando disparos “uno no sabe quiénes son, ni a qué grupo pertenecen, solo sabemos que hay que detenerlos. Afortunadamente hemos tenido detenciones importantes contra de Los Rusos y también detenciones importantes contra de los Chapos-Salazar. La realidad es que este es un esfuerzo permanente y lo vamos a seguir haciendo”.

Señala que en los primeros cinco meses de 2021 en el Valle de Mexicali se registraron 40 homicidios y en el mismo periodo de 2022 “con un fortalecimiento de la delincuencia, con el rompimiento de las estructuras criminales en Sinaloa y la creación de grupos internos que buscan el poder, a pesar de eso tenemos solamente 9 muertos más, tenemos 49 homicidios, aunque yo quisiera no hubiera ninguno, o estar abajo, porque la línea era ascendente total….

 “Si nosotros tenemos un homicidio aquí, es noticia, si tenemos dos, es una locura, en Tijuana tienen siete, ocho, doce diarios, pero no hay que compararnos con Tijuana, somos una sociedad pacífica, la capital del estado es una ciudad tradicionalmente tranquila, pero hay muchos factores que están influyendo”, destacó.

Además de ciudades hermanas, Mexicali y San Luis Río Colorado y sus respectivos valles son una misma región que comparte el fenómeno de la inseguridad que genera la presencia de grupos de la delincuencia organizada.

“Siempre hemos tenido una buena comunicación pero las cosas hay que decirlas como son: con la llegada de Camacho las cosas han cambiado, hay una comunicación y coordinación distinta y estamos trabajando permanentemente en cuidar nuestras fronteras para que los malos que vienen de allá para acá me informa, y los malos que van de aquí para allá le informo, y obviamente en esa coordinación hemos dado excelentes resultados conjuntos”, resaltó.

La entrevista.

Mendívil dice que el fenómeno que se está presentando es “la incursión para generar bajas en el grupo contrario, vienen, delinquen y se regresan, tanto en Mexicali como en San Luis Río Colorado, pero respondemos de manera inmediata. Tiene que quedar claro que Mexicali es de los mexicalenses y es de la gente buena, y la gente buena no queremos a la gente mala”.

Explica: “La información que tenemos es de esa unión que hace el grupo Sinaloa-Salazar con los Garibay, que de una u otra manera ya estaban asentados en el territorio del valle,  y hablamos de los Huerta, de los Mena, todos esos brazos armados del narcomenudeo o de robo de vehículos que suministran a la banda mayor. Pues sí, han tratado de apoderarse de la zona del valle de Mexicali, que es una zona de trasiego internacional de droga, y los grupos locales se han organizado para que su mercado no se vea afectado con esas intromisiones”, dijo.

“Es una lucha que existe, pero te puedo decir que el valle ya no está en llamas, de vez en cuando le sale humo, pero ya no con esa llama incendiaria”, manifestó.

Ante la presencia de gente armada la instrucción para la corporación municipal es actuar, cuidando siempre los protocolos de seguridad de los elementos y sin poner en riesgo a la sociedad.

“La verdad el enfrentamiento con la célula de los Huerta fue algo indefinible, ver cómo mis muchachos eran recibidos con disparos y que en la persecución de infantería entre el trigal la gente armada se escondía y se levantaba y abría fuego como en las películas, pum, pum, pum y todos pecho a tierra para luego volver a disparar, fue algo impresionante y sin bajas, detuvimos a los cuatro.

“La preparación también cuenta y mucho, tenemos hombres y mujeres muy preparados, acabamos de recibir la certificación de CALEA, en Orlando, a donde fui a defender la certificación, incluso fui invitado a ser expositor…toda esa preparación y esos años de experiencia nos llevan a afirmar que esta es la mejor corporación del noroeste del país, estoy completamente convencido”, presumió.     

“Yo quiero una ciudad con paz, con seguridad, quiero dejar claro que la ciudad es de nosotros, no de los malos, con el apellido o al grupo que pertenezcan; la ciudad de Mexicali es nuestra, es de los buenos”, concluyó. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros