Semanario Contraseña

La clave de la información

Descuido mortal… ¿sin culpables?

Bibiana García Garzabebe2

Un descuido de consecuencias fatales es el que tuvo lugar el pasado lunes poco antes de las 4 de la tarde en esta ciudad, momento en el que el niño Cándido Emanuel ´N´ falleció por la deshidratación que le provocó permanecer más de dos horas al interior de un vehículo cerrado.

El menor de dos años de edad permaneció dentro del automóvil (con las ventanas cerradas) por un lapso de dos horas y media, una exposición directa a temperaturas de más de 40 grados centígrados, que finalmente le provocó la muerte.

De acuerdo al reporte de la Procuraduría General de Justicia de Sonora (PGJE), la madre del pequeño, Luz Bertila González Jiménez, llegó a su domicilio a bordo de un vehículo color guinda marca VolksWagen Jetta, modelo 2004 (sin placas) luego de recoger a una de sus hijas de la escuela.

Gran indignación es lo que ha despertado a nivel nacional la tragedia del pequeño de dos años que murió deshidratado tras ser olvidado por sus padres al interior de un vehículo a pleno rayo del sol en esta ciudad, sin embargo, las autoridades no han sentenciado a los padres quienes, por el momento, están libres viviendo ´su propio infierno´, como muchos dicen

El carro era conducido por la mujer, quien viajaba con sus dos hijas de 11 y 7 años de edad, así como con el infante y otra persona adulta.

Al arribar a su domicilio todos se bajaron del carro y se metieron a la casa -localizada en la colonia Reforma- aunque en ese momento no se percataron de que el niño se había quedado en el auto, sino hasta dos horas y media después que lo llamaban para darle de comer y no le encontraban.

Luego de buscarlo por toda la casa, los padres salieron y encontraron a Cándido Emanuel inconsciente y convulsionando al interior del vehículo, por lo que solicitaron el auxilio inmediato de la Cruz Roja para su traslado al hospital.

Los esfuerzos por revivirlo fueron inútiles y finalmente el pequeño falleció por deshidratación severa.

En el transcurso de esta semana, las autoridades judiciales del Ministerio Público tomaron la declaración a los padres del infante, Cándido Gámez Lugo y Luz Bertila González, aunque determinaron que no hay delito qué perseguir y fueron puestos en libertad.

El caso ha sido muy polémico pues la cobertura de la noticia ha llegado a los titulares de diversos diarios a nivel nacional en los que, a través de las redes sociales, la mayoría de los lectores expresan indignación y repudio por el olvido de los padres.

Asimismo, la mayor interrogante en el caso es si los padres enfrentarán cargos aunque todo parece indicar que no será así.

Inclusive, aunque dijo desconocer el proceder de las autoridades judiciales en el caso, el comandante de la Policía Municipal, Francisco Vásquez Bustamante, consideró que muy probablemente el caso quede en el sufrimiento por el que atraviesan los padres por la pérdida de su bebé.

No es la primera vez que sucede 

Aunque parece que se trata de hechos insólitos, esta no es la primera vez que un menor muere bajo estas circunstancias en el estado de Sonora, en donde sobra decir que las temperaturas durante la temporada de verano son extremas y alcanzan los 50 grados centígrados.

Especialistas afirman que al interior de un vehículo las temperaturas pueden ser aún más extremas y llegar hasta los 60 grados con una fuerte sensación de humedad, lo que facilita tanto la deshidratación como la asfixia.

Se ha confirmado también que la vida de un infante dentro de un vehículo cerrado durante la temporada de verano puede estar en riesgo a partir de los 15 minutos, tiempo en el que es posible que sufra daños graves en los riñones o el cerebro, y con ello la muerte.

El año pasado, una mujer fue arrestada en Guaymas por dejar a tres niños en el interior de un vehículo, en condiciones de temperaturas extremas, para meterse a jugar a un casino, así como también en 2011 se presentó un caso similar en la capital del estado.

De acuerdo a reportes, en Estados Unidos este tipo de accidentes son frecuentes, tan solo el año pasado se registraron 15 muertes de ese tipo, aunque las sanciones que aplica ese país son severas e implican cárcel para los responsables.

En relación al incidente, el director de Seguridad Pública Municipal hizo un llamado a la población a permanecer alerta para evitar este tipo de tragedias, sobre todo ahora que se aproxima la temporada de verano.

“Hay que procurar la prevención en esta temporada de verano para con los infantes pues aquí las temperaturas, más que en otros lugares, son por demás elevadas, ojalá no vuelva a suceder porque es muy lamentable”, externó.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros