Semanario Contraseña

La clave de la información

Con la reelección volverá el caciquismo: Rubén Payán Serrano

Juan Herrera

GEDSC DIGITAL CAMERALa reelección de alcaldes y diputados es un hecho en México: Levantando la mano legisladores de todos los partidos políticos y los senadores hicieron por un lado  el motivo principal de la revolución mexicana, el “sufragio efectivo no reelección” inspirado por don Francisco I. Madero, lo que ha quedado en letra muerta.

Para el ex alcalde sanluisino Rubén Payán Serrano (trienio 1973-76), es un retroceso legalizar la reelección  y alude a la máxima de que “pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”.

Cuando el país era dominado por los caciques que oprimían a la gente pobre, el levantamiento armado iniciado en 1910 combatió a estos y una forma de sacarlos del poder por controlar el gobierno era que las autoridades fueran electas en forma democrática con el voto de los mexicanos y a la vez prohibir la reelección.

Así quedó plasmado en la Constitución y  a poco más del siglo de la sangrienta guerra revolucionaria entre mexicanos el actual Poder Legislativo aprobó la reelección de gobernantes, lo que podrá ser aprovechado por los que tiene ideas autoritarias y no quieren dejar de estar viviendo del erario público, expone el político priista.

De acuerdo a la reforma legal en materia electoral, los alcaldes y diputados federales y locales que sean electos en los comicios de junio del 2015 podrán reelegirse hasta tres veces consecutivas, esto es, estarían de presidentes o de legisladores doce años.

“Ahora son los alcaldes y diputados, luego será en la presidencia del país para cerrar el cuadro”, externó.

“Es el futuro que heredarán nuestros hijos y nietos, nosotros vamos de salida”, expresó sonriente.

Payán lamentó que los representantes populares del PRI abrazaran la iniciativa y considera que los más beneficiados con la reelección serán los del derechista Partido Acción Nacional. “A ellos se les da más la tendencia imposicioncita y autoritaria”, aseveró.

“Y nada se puede hacer ante un cambio legal consumado, palo dado ni Dios lo quita”, reflexiona con sentido de resignación.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros