Semanario Contraseña

La clave de la información

Detienen a homicidas de maestros jubilados

El Procurador del Estado reveló el pasado lunes los cruentos detalles del crimen y las identidades de los responsables, entre quienes figura una menor de edad, así como los motivos que tuvieron para terminar con la vida de los docentes

Bibiana García Garza

Maestros Fausto Pillado y Delfina Padilla (3)A tres semanas del homicidio de los señores Fausto Pillado Soto de 70 años de edad, y Delfina Padilla Chávez de 72 años de edad, la Policía Estatal Investigadora (PEI) anunció la captura de cuatro presuntos responsables, y proporcionó detalles adicionales sobre el trágico acontecimiento.

Como se recordará, a principios de este mes los docentes jubilados salieron de esta ciudad con rumbo a Puerto Peñasco por motivos de su trabajo, que consistía en la venta de libros y material didáctico en diferentes municipios del estado.

Sin embargo, luego de que el matrimonio de maestros partiera a bordo de su automóvil Chrysler Voyager modelo 2005 color blanco de Puerto Peñasco a la ciudad de Nogales ya no se supo de ellos, lo que consternó a sus familiares que los estuvieron buscando a través de todos los medios sin éxito.

No fue hasta el día viernes 07 de noviembre que las autoridades confirmaron el hallazgo de dos cuerpos en el tramo Magdalena de Kino – Santa Ana, Kilómetro 201 de la Carretera Federal 15, al fondo de un pronunciado desnivel, mismos que correspondían a la pareja sanluisina.

El vehículo de las víctimas hasta entonces seguía desaparecido.

La noticia del trágico acontecimiento estremeció a toda la comunidad que externó sus condolencias a través de redes sociales y medios, a la par de la exigencia para que las autoridades den cuanto antes con los responsables y se haga justicia, clamores que calaron hondo el 10 de noviembre, día del sepelio, en el que la familia se manifestó a las afueras de la PGR por espacio de unos minutos.

Hasta entonces, se manejaba extraoficialmente la versión de robo intencional pues trascendió que los señores fueron despojados del dinero en efectivo que llevaban consigo y de cuentas bancarias porque habían ido precisamente, según comentaron algunos conocidos, a realizar cobros correspondientes al trabajo de varios meses, de la venta de libros.

Por lo tanto, se especulaba, el robo no podía haber sido una coincidencia.

A su vez, algunos integrantes de la familia habían confirmado que estaban tomando cartas en el asunto para urgir a las autoridades a que se llevaran a cabo las investigaciones correspondientes.

A esa petición de justicia se sumó la dirigencia estatal la Sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a la que pertenecían los esposos Pillado Padilla, que a través el presidente del Comité Ejecutivo de la Sección 28 del SNTE en Sonora, Francisco Javier Duarte Flores hizo público un manifiesto para exigir el pronto esclarecimiento del crimen.

Finalmente, para el pasado lunes 17, la PEI informó, a través del Procurador General de Justicia del Estado, Carlos Alberto Navarro Sugich, que en coordinación con la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común, se logró la detención de cuatro personas señaladas como probables responsables de los hechos.

Los detenidos responden a los nombres de Carlos Patricio González Rubio, de 39 años de edad, y Dahanara Delgado Rodríguez, de 35 años de edad, quienes son pareja sentimental y ambos originarios de Culiacán, Sinaloa, así como de José Alfredo Ayala Hernández, de 31 años de edad, originario de Nueva Italia, Michoacán, y una menor de 17 años de edad de nombre Carla. 

Todos ellos, indicó, con domicilio en la ciudad de Nogales, Sonora, en donde también se recuperó el vehículo de los maestros.

La detención de los mismos, narró, fue posible luego de que, en medio de las investigaciones se lograra seguirle la pista a la pareja de Carlos Patricio y Dahanara en la ciudad de Nogales, en donde se les arrestó al igual que a José Alfredo y a la menor.

En su declaración ministerial los hoy detenidos manifestaron que los maestros jubilados le vendían material didáctico a Carlos Patricio González, y como resultado de esa transacción les debía dinero a las víctimas.

Dicha deuda, indicaron, se incrementó por los intereses que se generaban con el paso del tiempo, motivo que los llevó a privar de la vida a los señores Pillado el día domingo 02 de noviembre cuando éstos arribaron al domicilio de Carlos Patricio y Dehanara en la colonia Mesa, de Nogales.

Fue así que, relató el procurador, subieron a las víctimas a su vehículo para trasladarlas al lugar en el que fueron encontrados los cadáveres.

Dicho traslado se hizo con la ayuda de José Alfredo y la menor de edad mientras que Carlos Patricio y Dahanara los siguieron en otro vehículo con la intención de continuar el camino y ocultar el automóvil de los maestros en un domicilio de Nogales.

Al informar de los hechos, el Fiscal del Estado señaló que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) consignaría a los detenidos por los delitos de homicidio calificado con premeditación, alevosía, traición y brutal ferocidad en número dos, así como por robo de vehículo.

Por el primero de los delitos, abundó, los hoy detenidos podrían alcanzar una penalidad que va de los 25 a 50 años de prisión, mientras que por el delito de robo de vehículo la pena podría ser de cuatro a doce años de cárcel.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros