Semanario Contraseña

La clave de la información

El costoso salto a la TV digital en México

En el marco del programa “México conectado”, este domingo 24 de noviembre se efectuará en San Luis Río Colorado la entrega de televisores digitales a 10 mil 235 beneficiarios de Sedesol que, sobra decir, ven con beneplácito el ´regalito´, sin embargo, ya se cuestiona el costo que tendrá para el país este inevitable salto a la era digital e inclusive, el uso electoral que se le pudiera dar a la distribución de los aparatos que a finales del 2015 serán obligatorios para captar la señal

Bibiana García Garza

TV Digital (8)Para enero del 2016, los 32 millones de hogares que hay en el país deberán contar con una televisión digital para que se pueda implementar en su totalidad la transición de señal analógica a la llamada TDT (Televisión Digital Terrestre).

Dicha medida ha sido implementada por el gobierno federal con el fin de potencializar y asegurar la implantación de la Televisión Digital Abierta. 

Inicialmente, la fecha para que se produjera la total desaparición de las señales analógicas, el denominado “apagón analógico”, era en el 2021 pero la administración de Felipe Calderón Hinojosa, se decretó que se adelantara para el 2015.

Como se recordará, el llamado “apagón analógico” en México inició en la ciudad fronteriza de Tijuana el 29 de mayo de 2013 aunque fue suspendido porque 14 mil hogares aún no estaban preparados para la transición y solamente contaban con una televisión analógica sin decodificador, lo que les hizo quedar sin señal.

Para junio del año pasado, eran cientos los tijuaneneses que se apostaron en la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para exigir que se les devolviera la señal, a lo que el gobierno federal pidió que el apagó se suspendiera durante los próximos meses tanto porque se atravesaba una jornada electoral, como porque los habitantes de la ciudad no tenían señal.

No fue hasta que se logró que el 93 por ciento de los hogares que se reinició con la transición en Tijuana.

Aun así, hasta la fecha, de acuerdo a cifras del Inegi solamente el 25.8 por ciento de los hogares mexicanos cuentan con una televisión digital, la mayoría de éstos localizados en el Distrito Federal (DF).

Es por eso que para cumplir con la meta del apagón analógico -que tiene como fecha límite el próximo 31 de diciembre del 2015-, el gobierno federal procederá a la entrega de 13.8 millones de televisores digitales de 22” pulgadas a nivel nacional, esto es, solamente a quienes estén inscritos en el padrón de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Los costos

TV Digital (2)Para la adquisición de los televisores, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solicitó un presupuesto de 26 mil millones de pesos, un costo adicional al de la introducción de señal digital en todo el territorio nacional.

Por su parte, la SCT justifica el gasto en el sentido de que la inversión se recuperará en un periodo de seis años, esto es, por el ahorro de energía que se logrará con la utilización de los nuevos aparatos para la recepción de la señal digital y que, según se dice, son ahorradores de energía.

En un comunicado que hizo público la SCT, se informó que al cambiar el televisor analógico por uno digital, “… las familias tendrían ahorros económicos anuales del orden de mil 638 millones de pesos al año, y el Gobierno Federal dejará de erogar anualmente 3 mil 286 millones de pess por concepto de subsidios”.

Además, aseguró la dependencia federal, se evitará la emisión de gases de efecto invernadero equivalente a lo que producen 324 mil automóviles en un año.

Por lo tanto, la entrega de las televisiones digitales se estará llevando a cabo a medida que bajan dichos recursos, por etapas.

La segunda etapa dio inicio el pasado lunes 10 de noviembre, en la que se repartirán 2.3 millones de aparatos a beneficiarios de los diferentes programas sociales que oferta la Sedesol en 20 estados de la República, que es en donde entra San Luis Río Colorado, Sonora.

Sin embargo,  desde que dieron inicio las labores de entrega se han registrado varios retrasos, como el último en el que la titular de la Sedesol, Rosario Robles, agregó a otros 38 mil beneficiarios al padrón.

Eso provocó un atraso en los informes de la SCT al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre la conclusión del programa piloto, que en su primera etapa entregó 140 mil aparatos en 17 municipios de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. 

Asimismo, ya son dos los ajustes hechos a las estimaciones del costo que tendrá para México el apagón analógico, mismos que han implicado un incremento total del alrededor de diez mil millones de pesos sobre el cálculo original.

La primera estimación original fue de 19 mil millones de pesos por la adquisición de 13.8 millones de televisores digitales; la segunda, tomado como argumento que se trataría de equipos de televisión digital que incluyen puertos para ser conectados a internet, aumentó a 26 mil  millones de pesos.

Por aparato, se estima que el costo será de dos mil 100 pesos, lo que implica casi 29 mil millones de pesos; es decir, diez mil millones de pesos más que la estimación original y tres mil millones de pesos adicionales a la segunda estimación.

A la fecha se ha adquirido por licitación un total 2.3 millones de equipos, para lo que se han destinado alrededor de 5 mil millones de pesos, por lo que durante 2015 se habrán de adquirir 11.5 millones del padrón original, mismos que tendrían un costo por alrededor de 24 mil millones de pesos que se deberán erogar durante el año próximo.

Las implicaciones político-electorales

Aunado a ello, se tienen programadas más etapas de entrega para el 2015, esto a pesar de la cercanía del proceso electoral, hecho que ya ha sido cuestionado por diputados y senadores del PRD y del PAN.

No obstante,  nada detendrá las faraónicas entregas porque se trata de un mandato constitucional que, en base a la reforma del año pasado, puso como límite el 31 de diciembre del 2015 para apagar las transmisiones de televisión analógica.

También la ley secundaria en la reforma de la Ley de Telecomunicaciones, aprobada apenas a mediados del presente año, exige al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) autorizar esta transición solo cuando se alcance el 90 por ciento de penetración de aparatos digitales en hogares de escasos recursos.

Esto quiere decir que para modificar las fechas del ´apagón´ se tendría que contar con la aprobación de la Cámara de Diputados y de los congresos de al menos 16 estados, por lo que podría ser improbable que se detenga la entrega de los televisores, cuyas cajas llevan la leyenda “Mover a México” con el logotipo del programa federal acompañado de los colores verde, blanco y rojo.

Asimismo, la SCT tiene previsto intensificar su ritmo de reparto a 40 mil equipos por día, es decir, un millón 200 mil televisores por mes.

** Empieza la primera etapa de entrega en San Luis **

En lo que será una presunta primera etapa, en esta ciudad se repartirán 10 mil 235 televisores digitales el próximo lunes 24 de noviembre, para lo que desde hace unas semanas se empezaron a distribuir las notificaciones a los beneficiarios de los programas Prospera (antes Oportunidades), 65 y más, PAL y Leche Linconsa.

Las fichas han estado siendo entregadas diariamente en las inmediaciones de las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social Municipal, en donde se les precisa la hora en la que los beneficiarios podrán pasar por su televisión a partir del próximo lunes 24 hasta el día 01 de diciembre en las inmediaciones del Gimnasio Municipal.

De acuerdo al Jefe de la Unidad de Atención a Zonas Marginadas de la Sedesol, René Belarde, se trata de un televisor de pantalla plana, alta definición, de 22” pulgadas, ahorrador de energía (porque consume el 50 por ciento menos de la energía que un aparato analógico), y además cuenta con el ya mencionado dispositivo que se podrá conectar a internet.

Belarde precisó que las personas que no estén incorporadas en los programas no recibirá televisión, y que la inscripción que tengan a los programas deberá ser de antes del mes de agosto del presente año porque de lo contrario no será válida.

Mientras tanto, advirtió, solamente se sabe de la entrega de las 10 mil 235 televisiones en esta primera etapa pero no se conocen detalles sobre si habrá otras etapas de entrega o de ser así, cuándo se llevarían a cabo.

 Finalmente, la idea del programa es, según lo manifiestan los órganos de gobierno, “crear las condiciones necesarias para poder garantizar la continuidad del servicio de televisión abierta a toda la población, no sólo a aquellos que puedan cambiar sus aparatos con capacidades para esta nueva tecnología”.

También destacan que se proporcionará a los usuarios una mejor calidad en la señal en imagen y sonido, más alternativas de programación gratis y más canales de televisión abierta sin costo, además de la posibilidad de recibir servicios adicionales en la misma señal, entre otros beneficios.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros