Semanario Contraseña

La clave de la información

El PAN, “secuestrado” por el Gobierno del Estado

*David Figueroa Ortega se encuentra a un paso de retirarse de la contienda interna del PAN, en donde no encontró las condiciones de equidad y transparencia para competir,  con esto le dejaría el camino libre a Javier Gándara, el llamado “candidato oficial”, el que está siendo impulsado desde el Palacio de Gobierno. “No estoy dispuesto a prestarme a ningún juego”, asienta.

Humberto Melgoza Vega

alianza fuckEl reciente episodio donde el PAN en Sonora había anunciado una alianza con el PRD, acuerdo que apenas duró un par de días luego que el Comité Nacional del sol azteca rechazó esa posibilidad, terminó por convencer a David Figueroa Ortega de que deberá buscar “otros mecanismos” y espacios de participación política y dejar la candidatura para una mejor ocasión.

Desde el domingo que el Consejo Político del PAN aprobó la alianza con el PRD, David Figueroa votó en contra y fue el único panista que públicamente se opuso no solo por la deteriorada imagen de este instituto político y su baja rentabilidad, “apenas el 3 por ciento de la intención del voto”, sino además porque sería “ganar perdiendo” al pactar por intereses ajenos a la ideología partidista del blanquiazul.

“Me opuse porque no estoy de acuerdo en ganar por ganar y te pongo como ejemplo el caso de Sinaloa, donde se hizo una alianza entre el PAN y el PRD y se ganó la elección en su momento, y el PAN, que tenía una fuerza real ahí terminó por pulverizar su fuerza, terminó por desconocer al candidato que había postulado en una mescolanza que al final del día termina por ser negativa para la sociedad.

“En el PAN tenemos la fuerza suficiente para que el PRI no regrese al poder en Sonora pero haciendo las cosas bien con un antídoto que se llama PAN, como en San Luis Río Colorado, en donde necesitan aliarse con el PRD ni con nadie, porque la gente ve a un PAN sólido, un PAN de valores, de principios, no como acá que es un relajo”, expone.

Desde el domingo anterior, al salir de la reunión del Consejo Político, Figueroa advirtió que bajo ese escenario él no tenía nada que hacer en la contienda interna “porque ya el mismo dirigente del PRD se encargaba de decir que su candidato era Javier Gándara, por ejemplo, entonces dices tú qué falta de respeto hay para el orden interno del PAN, ya no hay reglas; nosotros estábamos haciendo un esfuerzo honesto y serio para darle fuerza al PAN, cuando sale el dirigente del perredismo convertido en vocero del PAN, encartando candidatos, pues ya es un desaseo terrible y ahí no tengo nada que hacer”.

En busca de frenar la “aberración aliancista” Figueroa viajó a la Ciudad de México donde encontró el apoyo de Ernesto Cordero, ex aspirante a la dirigencia nacional, y se entrevistó también con el presidente del CEN, Ricardo Anaya, allá estaba cuando el líder máximo del PRD, Carlos Navarrete, canceló la posibilidad de aliarse con el PAN en Sonora. 

“Yo no comparto las alianzas con el PAN. Lo dije durante mi recorrido por el país y lo digo ahora respecto a Sonora. No creo que el PRD deba ir a respaldar a un gobierno panista que le ha fallado al pueblo de Sonora, que tiene detenidos a dirigentes yaquis, que se construye una presa y luego la dinamita, que no es capaz de defender al medio ambiente sonorense, un gobierno que está en medio del escándalo permanente”, declaró el líder del perredismo nacional a los medios.

A pesar de que el reversazo en la fallida alianza podría considerarse un triunfo personal de David y de que reposicionó su imagen entre los panistas tradicionales, anoche se reuniría con su equipo cercano de colaboradores para replantear su participación en la política quizás ya no como precandidato sino al frente de una corriente, un movimiento que vaya al rescate de los valores en Acción Nacional del que este viernes harán el anuncio oficial.

“En México me reuní con el líder nacional Ricardo Anaya, me dijo que iba a respetar cualquier decisión que yo tomara pero me pidió que reconsiderara esta posición, me dijo que para ellos era importante que el PAN tuviera liderazgos sólidos, peleando y generando equilibrios en Sonora”, menciona.

“No es tanto que no pueda, en lo que yo no estoy de acuerdo en que me utilicen, yo no soy ningún personaje que se preste para ningún juego, yo no soy gente que me autoengaño ni ando engañando a nadie absolutamente, considero que fue un gran triunfo haber alzado la voz y decirle al PAN que el camino que estaban tomando no era el adecuado, es un tremendo error, y que al final se rectificó”, argumenta.

El ex alcalde de Agua Prieta, ex diputado federal y hasta hace un año cónsul de México en Los Angeles, rechaza que su inminente declinación se deba a que siente que su esfuerzo no le alcanzará para lograr la candidatura a la gubernatura.

“No es cuestión de alcances. Desde un principio yo sabía que estaba difícil, a todo mundo se lo dije, sabía que iba a enfrentar mucha adversidad, pero ya cuando se presentan otros elementos, cuando vea a una dirigencia estatal que un día dice una cosa y otro día dice otra, un día el PRD es nuestro vocero, otro nos echa y al siguiente se avergüenza de nosotros, este escenario no garantiza claridad ni estabilidad. 

“Yo soy un panista que sé ganar, y que sé perder, he ganado en muchas ocasiones, en otras me ha tocado perder y lo he tomado con mucha serenidad y aquí sigo. El fondo de esto es que no hay certidumbre. Todavía el día de hoy puedes escuchar a un PRD que ha estado diciendo que sí van y un dirigente estatal del PAN diciendo ‘me voy a esperar a ver qué dice el PRD estatal’, cuando a nivel nacional ya les dijeron que no es. ¿Qué relajo es esto, pues? No tiene ni pies ni cabeza”, expone.

“Yo voy a seguir trabajando con la gente buena del PAN, que lucha con autenticidad, no de la gente que está en una nómina, que cuando les hablas del partido lo único que hacen es agachan su mirada, porque no tienen con qué sostenerte la mirada; seguiré con la gente buena del PAN, la gente de la primera hora, de la vieja guardia se denominan algunos, que no están en esto solo por buscar un puesto, para mantener encendida la llama por un PAN bueno, un PAN honesto, como el que tienen ustedes en San Luis”, menciona.

A estas alturas del proceso, David Figueroa tiene sentimientos encontrados respecto a sus compañeros de partido, en particular con quienes mueven los hilos del llamado Nuevo Sonora.

“Cuando estás en estos procesos sabes que tienes que enfrentarte a la condición humana, no lo tomo personal, pero sí he visto con tristeza cómo prefieren mejor callarse cuando en silencio están ellos incómodos con lo que está pasando, como en el tema de la alianza, que en corto me dicen que tengo la razón y cuando les pido que lo expresen públicamente me dicen que tienen que cuidar la posición que tienen. Yo creo que eso nos hace mucho daño”.

Y puntualiza: “Lamentablemente, yo creo que nos ha hecho mucho daño, el Gobierno del Estado tiene metidas las manos totalmente en el PAN, el PAN no tiene una vida autónoma, tristemente, es el Gobierno del Estado el que está haciendo todo, el mismo tema de la alianza lo hizo la gente del gobierno, no lo hizo el PAN y eso creo que es muy delicado. Cuando el PAN hace su trabajo y el gobierno hace el suyo, las cosas funcionan mejor, pero cuando el gobierno mete las manos y domina y sobre todo secuestra la vida interna del PAN es donde tenemos problemas y eso es triste y muy lamentable”.

-¿La está jugando mal el gobernador Padrés? 

-Sin duda. Qué duda cabe de eso. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros