Semanario Contraseña

La clave de la información

Nuevos medidores, mismas tarifas y más problemas

Pese a que se ostentan como aparatos ahorradores que simplificarán la vida de los usuarios y serán más puntuales para medir el consumo de energía eléctrica en hogares y establecimientos, los nuevos medidores electrónicos han generado una ola de inconformidades contra la CFE, que ante reclamos e inquietudes de la gente, permanece sumida en la burocracia, el hermetismo y las tarifas de siempre

Bibiana García Garza

Ya son decenas de sanluisinos los que se han manifestado en diferentes medios y con líderes populares en contra de los nuevos medidores eléctricos y las llamadas “tarjetas inteligentes”, que desde hace algunos meses se han venido instalando en domicilios y establecimientos comerciales por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Y es que en muchos casos, el nuevo sistema ha acarreado a los usuarios más problemas que soluciones, y a pesar de que se ostentan como aparatos ahorradores modernos para facilitar los pagos y proporcionar mayor comodidad a los consumidores.

Asimismo, coinciden los afectados, las tarifas son lo mismo de siempre, o en muchos casos van de mal en peor, además de que es difícil hacer uso del medidor digital pues no es posible conocer la tarifa a pagar, y desconocen cómo funciona la lectura de kilowatts, punto que la Comisión, dicen, nunca explica al momento de otorgar la tarjeta de pago.

Por si fuera poco, en muchos casos, aseguran los inconformes, personal de la CFE cambia los medidores sin autorización de los residentes de la vivienda a pesar de que no es obligatorio aceptar dicho cambio, según lo han reconocido las propias autoridades federales.

Sin embargo, el verdadero problema llega a la hora de pagar el servicio pues se desconoce a cuánto asciende la tarifa y la persona se expone a un corte automático del suministro, esto sin derecho a solicitar plazos o convenios de pago, refieren.

Además, la llamada “tarjeta inteligente” de pre o post pago que se otorga a los usuarios se debe pasar por un lector electrónico en el aparato para garantizar su funcionamiento.

Medidor-electrónicoNo obstante, su uso también ha resultado complicado para muchos, que han tenido que dar varias vueltas a las oficinas de la Comisión a solicitar mayores informes, y de paso, enfrentar el “reinado” de malas caras y tratos despóticos de la eterna y amarga burocracia.

Y es que ahí mismo, a las afueras de las oficinas, los usuarios claman que no se les proporciona suficiente información o asesoría sobre el uso de estos medidores o de la tarjeta, por lo que preferirían que se les volviera a instalar el medidor tradicional, así como volver al sistema anterior en el que cada mes llega un recibo que indica claramente la cantidad a pagar. 

Para solicitar informes sobre dichos medidores, Semanario CONTRASEÑA acudió (en calidad de usuario) con una de las cajeras de las oficinas de la avenida Zaragoza y calle Ocho, quien confirmó lo dicho por los manifestantes: la información fue escasa (y de mala gana).

Al preguntar sobre la instalación de los medidores, la cajera explicó que el personal de la CFE acude al domicilio en cuestión y avisa del cambio, o bien, el nuevo medidor electrónico puede solicitarse ahí mismo en las oficinas o vía telefónica, aunque con prisa aclaró que no era obligatorio.

En tanto, en un monitor del lugar se explica el uso del medidor “paso por paso” y la voz en off asegura que se con ello el usuario podrá ahorrar en el pago de sus tarifas y además podrá tener un control en su consumo.

Información aún más escasa es la que se halla en el portal electrónico de la CFE (www.cfe.gob.mx) que en la pestaña titulada como “¿Cómo leer un medidor?”, solamente ostenta la fotografía del nuevo aparato y la leyenda “Medidor de cuatro y cinco carátulas”, y “Medidor de cuatro carátulas”.

Por su parte, los quejosos reiteran que aunque han tenido ya varios meses con el medidor digital en sus casas, no han notado una disminución en las tarifas eléctricas, inclusive, en algunos casos se mantienen demasiado altas para ser cobros “de invierno”, temporada en la que supuestamente disminuyen los cobros.

También coinciden en el hecho de que sienten que no pueden acceder a ese control con la tarjeta inteligente pues en muchos casos, aseguran, “ni siquiera sirven”.

Cabe mencionar que aunque el uso de estos medidores no es obligatorio hasta el momento, podría serlo, aunque hasta la fecha no se ha fijado un plazo para el uso de los medidores tradicionales.

Según han explicado autoridades de la CFE en Baja California, el cambio de esta modalidad corresponde a una modernización que se está llevando a cabo a nivel nacional y tiene un año efectuándose en la región.

Inclusive, desde septiembre el director general de la CFE, Enrique Ochoa Reza, afirmó que estas modificaciones serán parte de los beneficios que igualmente atraerá la reforma energética en las tarifas eléctricas.

Aunado a ello, cabe recordar que el primer día de este 2015, el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer que este año se tiene previsto una reducción en las tarifas de la luz, además de la cancelación de gasolinazos y la eliminación del cobro telefónico de larga distancia aunque al menos el cambio en las tarifas, en San Luis Río Colorado, todavía no se ve reflejado y la población sigue incrédula.

Y es que hasta la fecha, las tarifas mantienen un cinco por ciento por el aumento del IVA en la zona fronteriza, sobre el cual se podría sumar la reducción propuesta por Peña Nieto, que se calcula será de apenas un dos por ciento. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros