Semanario Contraseña

La clave de la información

Contra los gigantes, aunque hagan trampa

 Para hacer frente al ostentoso e inequitativo aparato propagandístico de partidos como el PRI y el PAN a nivel estatal, los derroches y la inversión irresponsable para orquestar campañas negras que tienen como fin manipular la voluntad popular, el candidato a la gubernatura por Morena se dijo dispuesto a dar batalla con la honestidad de la que los demás, asegura, no pueden presumir

Bibiana García Garza

azul abrol 17Con el firme propósito de ganarse la confianza de una ciudadanía harta de las mentiras y la corrupción de gobernantes emanados de los “partidos de siempre”, el candidato a gobernador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dijo estar preparado para emprender la lucha a ras de suelo y casa por casa para convencer al electorado.

Durante su visita a este municipio para acompañar a los candidatos locales al arranque de campaña, Javier Lamarque Cano declaró que será difícil más no imposible ganar  la batalla contra el gigante (PRIAN, como reconocen los morenistas a la alianza de los partidos ´hegemónicos´ de México).

Como arma principal, comentó, Morena adopta la esperanza que han encontrado poco a poco entre la ciudadanía de lograr un cambio verdadero que no llegará nunca, aseguran, mientras se encuentren en el poder los priístas y/o los panistas.

Esa esperanza es la que representa el proyecto de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que propone inicialmente el postular candidatos honorables que tengan como fin servir a la comunidad y no “servirse a sí mismos”.

“Si queremos un cambio tenemos que tomar un camino diferente porque el camino de siempre conduce al fracaso, siempre es lo mismo y cada vez se pone peor porque se va desgastando y se va haciendo intransitable, hay que darle oportunidad a la esperanza”, expresó.

** PRIAN hace de la política un negocio **

Uno de los principales problemas sociales que manifiesta la población, dijo, es precisamente la corrupción de servidores públicos que desde el tiempo de campaña evidencian, con campañas exorbitantes, que están dispuestos a hacer literalmente “lo que sea” por ganar.

En esa intención, advirtió, va implícito el hecho de que los candidatos de otros partidos invierten fuertes sumas de dinero porque ven a la política como un negocio y pretenden recuperar lo invertido en campañas al doble o al triple valiéndose de los cargos públicos.

Con ello dejan de lado las demandas de la población e incurren en la irresponsabilidad así como en traicionar la confianza que la gente, de por sí inducida a votar sólo por esas opciones, deposita en ellos a través de la urna.

A pesar de que aclaró que Morena no basará su campaña en ataques personales ni solamente en señalamientos de lo que los partidos dominantes han hecho mal, sí hizo referencia a que la contienda que han hecho hasta ahora y la guerra sucia que mantienen PRI y PAN a todas luces deja mucho qué desear.

Sobre todo, reiteró, habla mucho de quiénes son en realidad.

“Ellos buscan llegar al poder a costa de lo que sea, incluso denigrándose, atacándose, descubriéndose entre ellos, que ya sabemos quiénes son y qué hacen, pero llama la atención todo lo que hacen para golpear al contrario y llegar al poder, pero no para servir a los demás, sino como un fin para servirse a sí mismos”, declaró.

La inversión de millones de pesos en esas campañas, agregó, solo denota que no se trata de candidatos que honestamente pretendan construir el bienestar colectivo sino que “… están viendo a la política como un negocio y si la ven así, le quieren sacar ganancia”.

Eso seguramente, aseveró, a costa del bienestar de los sonorenses, a quienes conducirán a un nivel de más pobreza y más violencia así como menos atención.

** Campaña desigual **

Ante el panorama que señala, Javier Lamarque hizo un llamado a no perder la fe en los procesos electorales pues a pesar de la desconfianza que han generado dichos partidos políticos en campaña y como gobernantes, el voto es la única arma eficaz para cambiar todo aquello que no está bien.

En ese sentido, advirtió que con el derroche de recursos que sobrepasa los límites constantemente el PRI y el PAN realizan campañas que tienen como fin manipular la voluntad popular de manera irresponsable así como hacerle creer a la gente que solamente hay dos alternativas.

“En su mayoría, el margen de manipulación de resultados se da en el ámbito público cuando los partidos y los candidatos invierten cientos de millones en campaña para inducir al voto, es apabullante el manejo propagandístico al que recurren con un sesgo democrático muy grave”, señaló.

Morena, bromeó, ya quisiera tener para toda la campaña los recursos que gastan el PRI o el PAN solamente en un día, casi al triple de lo que se otorga a cada partido a nivel estatal, que son 900 mil pesos.

Eso aunado al acceso se tiene a los medios de comunicación, asignados directamente por el INE, en lo que por ejemplo, el PRI tiene derecho a 26 spots diarios, mientras que Morena a .8, es decir, 22 al mes solamente.

“Son diferencias abismales sin contar otros recursos que implica todo lo que ellos mueven como notas, columnas, desplegados redes, pantallas electrónicas y un equipo de profesionales que lo manejan”, agregó.

El candidato de Morena también consideró como apabullante e inequitativa la campaña pues no puede haber una verdadera democracia con tanta desigualdad, sin embargo, es la gente la que puede hacer una diferencia al elegirlos y a eso le apuestan.

Además, Morena tiene una autoridad moral sobre los otros partidos, subrayó, que en la práctica han demostrado cómo derrochan los recursos públicos a pesar de que prometen todo lo contrario.

“Es estrictamente necesario dirigir esos recursos a la educación, a la salud, a la seguridad, y eso es lo que dice también la candidata del PRI, pero la diferencia es que yo lo digo parado en la calle y con una campaña austera, ella no puede decir lo mismo montada en una campaña ostentosa, ¿quién le cree?”, externó.

** La afrenta contra la otra izquierda **

En relación a que esta contienda enfrentará, por primera vez, a Morena con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), uno del cual salieron muchos precisamente para unirse al proyecto de López Obrador, Lamarque Cano considera que es demasiado evidente el desprestigio que ahora tienen entre la gente, a diferencia de su líder.

Y es que, aseguró, el ´Peje´ se encuentra muy bien posicionado entre el electorado, en quien despierta muchas simpatías.

En el caso del PRD, se trata de una izquierda que ya no es lo que solía ser pues se ha convertido en todo aquello contra lo que luchaba inicialmente y se ha corrompido a todas luces sirviéndose de la política.

“Todos nos salimos de ahí (del PRD) porque ya no respondía a la expectativa de un cambio verdadero en México, porque muchos líderes se sentaron a pactar una serie de acuerdos con el PRI y con el PAN, así como reformas que terminaron siendo en perjuicio de la gente”, manifestó.

Esa corrupción contra la que luchaba, reiteró, la hizo parte de su vida política y de su ideología perdiendo como consecuencia muchísima presencia, “… cada vez tiene más desprestigio entre la ciudadanía”.

En cuanto a llamar a una alianza con otros partidos de nueva creación o de ideologías afines, como lo propuso el candidato de Morena por la alcaldía, Santos González Yescas, opinó que aunque no están permitidas las alianzas para Morena en esta elección, podría ser una opción lograr alianzas de facto.

Sobre todo, aclaró, alianzas con la ciudadanía para transformar tanto al estado de Sonora como a todo el país.

Sin embargo, Morena será respetuosa con los partidos nuevos como el PES o el Partido Humanista pues el que la gente decida que se vayan o se queden es parte del juego democrático que tiene que existir, puntualizó.

Esto con excepciones, advirtió, como la del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que tiene como objetivo manipular la opinión y la voluntad popular creando una imagen distorsionada de lo que son, y que en muchos casos no desaparecen porque son parte del poder o ´partidos satélite´, como también se les conoce.

“El PRI, por ejemplo, quiere inflar al Partido Verde para tenerlo como alternativa por si se les cae a ellos votación, pero bueno, al final es la gente la que decide”, recordó.

** Ganar corazones **

Por último, Javier Lamarque hizo hincapié en que los recursos que derrochan los otros partidos o las propuestas de una izquierda desquebrajada no serán un obstáculo para hacer presencia en el estado y abrir conciencias.

Esto a base de trabajo pesado que representa dijo, el platicar con la gente y presentarle las propuestas y los planteamientos para mejorar las condiciones de vida a través de una estructura orgánica territorial.

“Tenemos una mínima estructura por lo que será  un proceso muy largo y difícil, pero que más temprano que tarde que temprano fructificará”, aseguró.

Es por ello que Morena tiene la seguridad, señaló, de que las cosas van a cambiar y que la gente tomará consciencia para hacer de este un país mejor.

“No hay sistema o gobierno invencible, la historia nos lo demuestra, como ha pasado en otros países con partidos o sistemas tan, o peor de corruptos y autoritarios como los de México, y que han sido vencidos por la voluntad de la gente”, concluyó.

Con ese discurso, al día siguiente se llevó a cabo el arranque de campaña oficial de Morena con los candidatos Santos González para la alcaldía de San Luis, así como para las diputaciones locales por los Distritos 01 y 02, Roberto Laguna Espinoza, Fernando Sánchez y Alicia Gaytan, acompañados por el dirigente local del partido, Jesús Ramos.

Al dirigirse a los simpatizantes, entre quienes se encontraban Guillermo Pérez Díaz, Manuel Arvizu el contendiente a presidente municipal y Gildardo ´Calalo´ Payán, el contendiente González Yescas destacó que a los candidatos de Morena les distingue la honorabilidad que hará que los sanluisinos se sorprendan con propuestas y promesas que otros partidos, por sus antecedentes, no pueden hacer.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros