Semanario Contraseña

La clave de la información

…Y llegó la basura de Mexicali

Fallas en la comunicación, insuficiencia para el tratamiento y depósito de la basura, la falta de un relleno sanitario, la contaminación y el impacto ambiental en la comunidad fueron, entre otros, los factores que se conjugaron esta semana como resultado del traslado de más de mil toneladas de basura proveniente de Mexicali supuestamente con permisos del estado, aunque según el Ayuntamiento, sin ninguna autorización, sobrepasando así las capacidades que tiene el Tiradero Municipal

Bibiana García Garza

basura abr 17Un conflicto ecológico y de intereses fue el que surgió a raíz de que desde el mes pasado se estuvieron trasladando a la ciudad a la ciudad camiones repletos de basura de la vecina ciudad de Mexicali, Baja California.

Fue desde el pasado 18 de marzo que varios camiones de basura pasaron a esta ciudad para depositar más de mil toneladas de basura sobre pasando así los límites de la capacidad que tiene el Tiradero Municipal, de por sí rebasada para los desechos de los casi 200 mil habitantes de esta ciudad.

Actualmente se estima que en promedio se generan entre 170 y 200 toneladas diarias de basura a nivel local, a lo que se sumó la basura industrial, comercial y, según trascendió, también doméstica de los vecinos cachanillas.

Luego de que se corriera la noticia, principalmente a través de las redes sociales en donde se empezó por acusar al Ayuntamiento de haber traído residuos contaminantes a este municipio en coordinación con la empresa de reciclaje Metplas.

Esto en base a las denuncias ciudadanas principalmente de quienes residen en las colonias aledañas al basurero, hacia la zona sur, acusando también al municipio de beneficiarse con lo que se pagó de la empresa mexicalense que envió la basura a través de un contrato con Metplas.

Dicha empresa, Promotora Ambiental (PROREC) fue la que contrató a Metplas para recibir y reciclar los desechos a los cuales, según afirmaron, se les podía sacar hasta un 90 por ciento de provecho, a pesar de que mucha de la basura llegó a San Luis Río Colorado en estado de descomposición, según exhibieron los medios locales mediante imágenes y entrevistas con los pepenadores.

Al respecto, los trabajadores manifestaron que la basura que habían estado recibiendo de Mexicali venía muy hedionda y en un estado de descomposición tal que estaba agusanada por la podredumbre.

Y es que también trascendió que llegó a la ciudad basura domiciliaria del fraccionamiento San Pedro, lo que no se descartó del todo por parte de Metplas, que justificó la acción por el hecho de que los materiales eran destinados a su reciclaje.

Desde entonces, el Ayuntamiento emprendió acciones para solicitar una investigación en torno a verificar la legalidad del traslado de esa basura, a lo que días más tarde se sumó en anuncio que dio el titular de Desarrollo Urbano y Ecología acerca de las denuncias que se presentarán tanto en Sonora como en Baja California.

Estas con el fin de que sean las instancias correspondientes las que determinen si las empresas participantes en el traslado y recepción de basura han incurrido en alguna irregularidad pues el Ayuntamiento no autorizó esos traslados.

Esa postura se manifestó desde que el gobierno municipal aclaró mediante un comunicado que no tuvo nada que ver con la recepción de los desechos recolectados por PROREC.

** El deslinde del Ayuntamiento **

Para evitar los dimes y diretes ya expuestos en algunos medios de Baja California, de San Luis Río Colorado y en las redes sociales, el gobierno municipal informó mediante un comunicado que al detectar el ingreso de los vehículos cargados con basura procedentes de Mexicali se procedió a realizar una revisión de los materiales que se transportaban.

A ello le siguió determinar el origen de los mismos (PROREC-Metplas), así como detener la recepción de dichos materiales desde el 06 de abril hasta que se verificaran los permisos con los que cuenta la empresa para llevar a cabo dicha actividad.

Fue así que Metplas presentó al Ayuntamiento una Licencia Ambiental Integral (LAI) expedida por la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CEDES).

Sin embargo, el gobierno municipal advirtió que aun así emprendería una investigación en torno a si el traslado, acopio y manejo final de los materiales reciclables ha sido el correcto, de acuerdo a la normatividad vigente.

“El Ayuntamiento de San Luis Río Colorado desea precisar que el traslado de materiales que realiza la empresa METPLAS (según la información proporcionada por ella misma) desde Mexicali, Baja California, es resultado de un trato comercial con la empresa PROREC de la vecina ciudad, y en ningún momento ha habido la intervención de la autoridad municipal de ninguno de los dos municipios. Es por ello, que se reitera la importancia de que la empresa o empresas que realicen este tipo de procedimientos cumplan en todo momento con las normas y reglamentos que aplican en materia ambiental”, reza el punto número 7 del documento.

 ** Las versiones de PROREC y Metplas **

Mientras tanto, Metplas también emitió un comunicado a través de su propietario, Luis Ángel Plascencia Villa, quien aseguró que no el noventa sino el cien por ciento de los materiales provenientes de Mexicali pudieron ser reutilizados pues se trataba de residuos exclusivamente para el reciclaje.

Asimismo, reiteró que CEDES tiene conocimiento de las actividades para las cuales la empresa está facultada, como la de recibir los desechos en el Centro de Transferencia, para lo que se cuenta con un documento que acredita el acopio y almacenamiento de los mismos proveniente de terceros.

De esa manera, Metplas asumió la responsabilidad del traslado del material reciclable de la empresa cachanilla que se encontraba imposibilitada de darle un adecuado tratamiento a las más de mil toneladas de basura en su ciudad, que enfrenta algunas situaciones en su Centro de Transferencia.

“Asumimos que dicha Licencia Integral Ambiental nos permite realizar este traslado de materiales para reciclar desde Mexicali, para el almacenamiento y manejo”, anotó Plascencia.

La empresa reconoció que es comprensible que surgieran dudas en la comunidad a raíz de esta situación así como las interpretaciones diversas por ver a los camiones de basura entrar a la ciudad por lo que reiteraron que cuentan con los permisos de la autoridad estatal competente.

A su vez, subrayaron que el Ayuntamiento haya tenido injerencia en el traslado de los reciclables, “… deslindamos al Gobierno municipal de cualquier injerencia en el traslado de reciclables, puesto que se trata de una transacción comercial entre particulares”.

Por su parte, el gerente general de la empresa mexicalense “Promotora Ambiental” (PROREC), Eduardo López Escárcega, en entrevista vía telefónica con CONTRASEÑA, indicó que previo al traslado se asesoraron con el Secretario de Medio Ambiente del Gobierno de Sonora acerca de si necesitarían una autorización oficial.

Como respuesta se le dijo a la empresa que no había necesidad de tramitar ningún permiso especial para el traslado de los desechos por lo que se procedió.

“Nosotros enviamos la basura porque básicamente no teníamos la capacidad de recepción aquí, por varias situaciones que se estaban presentando, y como cualquier otro cliente fuimos atendidos y recibidos por la empresa Metplas”, apuntó.

No obstante, reiteró que no se tramitó ningún permiso especial porque Cedes descartó que eso fuera necesario, lo que asumieron como cierto por tratarse, dijo, de la máxima autoridad en el estado de Sonora.

“Se preguntó al Secretario de Medio Ambiente de Sonora si se requería un permiso y dijo que no había necesidad de tramitar un permiso especial para el traslado de la basura entre estados, y esa es la máxima jerarquía que existe, el estado sobre el municipio”, externó.

Ya en caso de que el Ayuntamiento promueva alguna denuncia, agregó, no tendría fundamentos pues precisamente por eso se pidió con antelación la opinión de las autoridades pertinentes.

En todo caso, de ser requerido por las autoridades o algún procedimiento jurídico, la empresa responderá en función de sus argumentos en lo que respecta a Sonora, así como Baja California, que en particular atenderán directamente ´de aquél lado´.

Por otra parte, aclaró que PROREC nunca dispuso directamente del Tiradero Municipal sino que todo se hizo a través de la empresa Metplas por trato entre particulares.

“Nosotros le pagamos a Metplas como cualquier otro cliente, se le pagó por la disposición de basura que se le llevó, nosotros nos acercamos a ellos y éstos nos ofrecieron el servicio, por eso decidimos enviarles basura, un servicio por el que pagamos las tarifas que cobran a cualquier cliente”, añadió.

Por último, López Escárcega mencionó que para el traslado de la basura se utilizaron vehículos de PROREC, no del Ayuntamiento de San Luis el de Mexicali, o de la empresa Metplas.

** Promueven denuncias en Sonora y BC **

El conflicto se extendió esta semana con el anuncio que hizo el Ayuntamiento acerca de que denunciará la situación ante dependencias de Sonora y Baja California para determinar si las empresas en cuestión incurrieron en irregularidades entre estados en perjuicio del medio ambiente que pudieran ser sancionadas.

El director de Desarrollo Urbano y Ecología, Jorge Pompa Parra, informó que el Ayuntamiento tiene un compromiso con la ecología, el medio ambiente y la salud de la comunidad por lo que además de detener los traslados desde el 06 de abril, se presentarán dichas denuncias.

La primera de ellas ante la Procuraduría Ambiental del Estado de Sonora (Proaes) y otra en la Secretaría de Protección al Ambiente en Baja California para determinar la responsabilidad de las empresas que participaron en transportar los desechos de un estado a otro.

De acuerdo al funcionario que el pasado martes dio a conocer la información a pesar de que Metplas asegura que se cumplió con los requisitos, se presume que se están violando los artículos 161, 162, 163 y  171 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Medio Ambiente de Sonora.

En éste, comentó, se especifica que para el traslado de residuos orgánicos de un estado a otro debe haber un permiso presentado ante Cedes, y otros requisitos como el consentimiento del Ayuntamiento junto con la información del origen, análisis y recepción de la basura.

“Nosotros presentaremos la denuncia con toda la información que se ha recabado y ellos procederán a hacer el análisis y las sanciones correspondientes”, señaló en el sentido de que la empresa debió solicitar previamente los permisos de traslado de un estado a otro como lo marca la ley.

Esto no obstante, aclaró Pompa, no tiene por qué afectar la relación que existe entre el Ayuntamiento y Metplas a través del Centro de Transferencia para tratar los residuos del municipio.

** El relleno en pausa… **

En tanto, el funcionario también reconoció que muchos de los conflictos en la captación de la basura tienen que ver con el tiradero municipal que ya resulta insuficiente para la población pues está a cielo abierto y rebasado en sus capacidades, lo que contamina los predios aledaños.

Es por ello que la llegada de más de mil toneladas de basura levantaron ese reclamo social, afirmó, lo que se espera solventar con la clausura del voladero y sobre todo con la puesta en operación del Relleno Sanitario.

El Relleno Sanitario es una obra que lleva en espera más de ocho años, pero aunque ya se tiene todo listo para operarse, faltan cerca de 46 millones de pesos en recursos sólo para clausurar el Basurero Municipal, y otros 26, aproximadamente, para ponerlo en funcionamiento.

“Nosotros hemos estado tocando puertas y buscando los recursos porque no tenemos la capacidad para recibir basura”, expresó.

Por eso, reiteró el gobierno municipal lo dicho anteriormente, se evitará en la medida de lo posible que empresas locales o foráneas intenten trasladar volúmenes de basura o residuos sólidos que se recolecten en la zona urbana pues ello consti

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros