Semanario Contraseña

La clave de la información

Desaparece Ayuntamiento deuda de la Feria

Sin muchas complicaciones y de ´madruguete´, la semana pasada el gobierno municipal enterró en el olvido el fracaso más tangible -y millonario- de la última edición de la Feria del Algodón, organizada por la actual administración y su coordinador, Carlos Higuera Reyes, quien a pesar de no haber ofrecido los mejores resultados, hace unos días tomó el lugar de Paolo Navarro en la Dirección Municipal de Desarrollo Social

Bibiana García Garza

feriaEn sesión extraordinaria de Cabildo celebrada el pasado 29 de abril, por mayoría los regidores del 26 Ayuntamiento aprobaron la cancelación de saldos de deudores diversos, contra resultado de ejercicios anteriores, entre ellos las pérdidas de la Expo Feria del Algodón edición 2014.

Aunque casi todos los regidores estuvieron de acuerdo en la cancelación de esta deuda, una pérdida neta de 3 millones 579 mil 112 pesos, los ediles del PRI así como los más conocidos como disidentes del PAN, entre ellos Víctor Acosta Cid, Karina Silva y Víctor Hugo Galarza, se opusieron.

Y es que aunque pasó sobre de ellos la ´aplanadora´ de Leonardo Guillén, a la que también se ha sumado el apoyo irrestricto de regidores del PRD y PT, los opositores dijeron no haber encontrado una justificación para proceder a enterrar esa deuda en el olvido.

Además de ese faltante de la Feria, que inicialmente había pasado a deuda pública a finales del año pasado, también se aprovechó para cancelar otras cinco deudas que el Ayuntamiento viene arrastrando desde el 2006.

La cancelación por lo tanto procedió en una deuda de 148 mil 740 pesos por reposición de recurso por robo de estímulos a la educación básica a nombre de Jorge Plantillas Cervantes, así como otras menores a esa cantidad como una de Deudores del Programa Pasos 2011 por 122 mil 014 pesos con fecha de 2011.

Esa última tiene su origen en la aportación a cargo de beneficiarios del programa Pasos del gobierno de estado de la administración de Eduardo Bours, los cuales fueron financiados por el municipio para la realización de esas obras.

No obstante, la cancelación más significativa fue la de los tres millones y medio de la feria, que junto con los otros adeudos sumaba la cantidad de 3 millones 903 mil 658.44 pesos.

Los detalles de cada uno de los adeudos fueron entregados en documentos a los regidores al momento de la sesión de Cabildo, lo cual despertó la molestia de los ediles, como Karina Silva, Acosta y Víctor Higo Galarza, quienes se quejaron de no tener elementos suficientes para analizar y votar la cancelación de adeudos de ese tamaño en ese preciso momento.

Presente en la sesión se encontraba la Tesorera Adriana Lozano Sotelo a cuyo nombre se realizó la solicitud para la cancelación de saldos de Deudores Diversos.

Antes de que ese punto cuarto –único a discutir en el orden del día de la sesión- se sometiera a votación, la regidora Karina Silva manifestó que no se encontraba en condiciones de emitir un voto y que le quedaba muy claro que la decisión ya estaba tomada con antelación.

“Me queda claro que no va a haber respuesta para la pregunta del por qué tomar esta decisión, ni a qué intereses o de quién obedece este acto, lo que si me queda muy claro es la negativa total de la rendición de cuentas, y de la transparencia del manejo honesto de los recursos”, expresó.

Asimismo, señaló que no comparte la forma de actuar de la mayoría de sus compañeros ni la forma de ejercer el servicio público en base a tomar decisiones de esa naturaleza.

“… me queda muy claro que la decisión está tomada, me molesta, me incomoda, no comparto esta forma de actuar y ejercer el servicio público en base a tomar decisiones por mayoriteo cuando no se tiene un fundamento de base (…) no estoy en condiciones de poder emitir un voto a favor de algo que ni siquiera se conoce a pleno, no se ha revisado, no se ha discutido lo suficientemente y que sin duda me queda que esto obedece a intereses particulares alejados totalmente de intereses del bien común”, aseveró.

A continuación se sometió a votación el punto y fue aprobado por mayoría, un hecho que lamentó la oposición, entre ellos el panista Víctor Acosta, quien señaló que los temas se habían apenas leído en menos de una hora lo cual consideró como un ´madruguete´.

Sin embargo, reconoció que es posible que la condonación de las deudas sea justificable como lo argumentó Tesorería, sin embargo, el problema radica en que no se le dio a los regidores tiempo de analizar los casos con detenimiento.

“Eso es lo grave, aprobar cosas sin ver o sea, aquí y en China es gravísimo, más en el servicio público, más donde debe de haber transparencia, más en estos tiempos donde debe de haber una revisión de cuentas muy clara, entonces habría que preguntarle a cada uno de los regidores que estuvieron a favor de esta situación cuál fue su motivación para aprobar sin ver”, declaró.

Tras este incidente en el Cabildo que revivió la mala experiencia de la organización y resultados de la última edición de la Feria del Algodón, evento que tuvo como coordinador a Carlos Higuera Reyes, días después el Ayuntamiento anunció que él será el nuevo titular de la Dirección de Desarrollo Social Municipal.

Esto luego de que el pasado martes 05 de mayo Paolo Navarro Hernández, quien ocupaba dicho cargo, solicitó licencia indefinida para atender proyectos personales, claro está, tomando en cuenta la efervescencia electoral del momento.

Higuera Reyes se desempeñaba como Coordinador Operativo en el DIF Municipal, por lo que, según informó Comunicación Social del Gobierno Municipal, en su nueva responsabilidad dará seguimiento a los programas implementados la promoción de una mejor calidad de vida de las familias sanluisinas.

 

Como se recordará, todavía hace poco que se confirmó la pérdida de 3.5 millones de pesos en la pasada Feria del Algodón, el comité organizador sostuvo que a pesar de esa merma el evento cumplió con su cometido y las expectativas trazadas en el ánimo de promover un ambiente de fiesta familiar.

 

En ese sentido, destacaron que la Feria del Algodón fue un evento digno en el que se ofertaron artistas de primer nivel a pesar de que en el aspecto financiero los resultados “no fueron los que se esperaban”, expusieron a través de un comunicado de prensa.

Además, atribuyeron el hecho a la economía que se vive a nivel nacional, no a la organización y catalogaron el tema como “de fondo” pues complicó las perspectivas, es decir, la crisis.

De acuerdo a lo plasmado en dicho documento, el fenómeno se repitió en “… en todas las ferias del 50 por ciento hacia abajo el movimiento complicado” (sic).

“Fue una Feria del Algodón donde los visitantes se fueron muy contentos por el grado organizacional y porque la gente se dio cuenta que se puede ofrecer eventos dignos en San Luis”, proclamó el Ayuntamiento en un comunicado de prensa.

 

No obstante, en el documento no se manejaron cifras específicas sobre los ingresos y egresos, más sustento sobre la situación de todas las ferias del país durante 2014 por la crisis o un análisis detallado sobre el número preciso de visitantes en comparación con el de otros años, u otras ediciones de la Expo Feria del Algodón de esta u otras administraciones de gobierno.

 

Fue entonces también que esas mermas millonarias pasaron al apartado de “deudores diversos” de donde ya desaparecieron hace una semana a pesar de que se trató de un préstamo que el Cabildo le hizo al DIF y que no se tenía contemplado que se fuera al gasto corriente.

 Son deudas impagables: Secretario

Sobre esta polémica, el Secretario del Ayuntamiento, Martín Ortega Vélez, expresó que el tema que se votó en el pleno tiene que ver con deudas impagables que datan inclusive de hace ocho años, en algunos casos.

Además, precisó que en diversas auditorías realizadas por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) se hizo la observación de dichos adeudos, motivo por el que se pidió la autorización para cancelarlos.

“Ahí están, en cada uno de ellos, las fechas, los montos, los fundamentos y el respaldo de todos, son temas que viene arrastrando la administración y que ya están de alguna manera resueltos pero lo sigue arrastrando la contabilidad”, precisó.

Aunado a ello, señaló que se trata meramente de cuestiones técnicas de contabilidad que obligaban a la cancelación porque son deudas incobrables que ya no se van a cubrir.

“Son temas muy viejos, no que se trataron ni ayer ni antier, inclusive han estado sobre la mesa desde que recibimos la administración, la observación es para borrar esos saldos y que se cancelan porque además no son deudas, son inversiones y gastos que se hicieron”, asentó. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros