Semanario Contraseña

La clave de la información

Reparte gobernador notarías “a los cuates”

Sumado a la lista de escándalos acumulados por el gobernador saliente de Sonora, Guillermo Padrés, esta semana trascendió que antes de despedirse repartirá diez notarías entre sus más allegados colaboradores, lo que ha despertado una serie de críticas y cuestionamientos que siguen poniendo en duda el desempeño de su administración.

 

Bibiana García Garza

11218897_1598407933766567_980613306951957090_nEncima de las irregularidades en las cuentas públicas, el descontento social hacia su administración, y una infinidad de escándalos por tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito, la presa de Pozo Nuevo, y otros más, ahora se destapa un presunto reparto arbitrario de notarías entre los amigos y gente cercana del gobernador saliente, Guillermo Padrés Elías.

En el ocaso de su sexenio, manchado por desajustes inexplicables en el presupuesto y desfalco en instituciones como el Isssteson o la Universidad de Sonora, por caballos, propiedades y hasta la adquisición de una playa privada en un fraccionamiento exclusivo de San Carlos, Vista Real, también se habla de cómo el mandatario ha buscado beneficiar a sus allegados con “premios” perpetuos, como la entrega de notarías, todo un patrimonio.

La última denuncia mediática hecha contra Padrés Elías es que luego de repartir 20 títulos de notario al iniciar su sexenio (distribuidos en todo el estado), se espera que antes de concluir su periodo expida otros diez para funcionarios estatales de todas sus confianzas, compañeros de partido y otros abogados cercanos a él.

En la lista de nombres que ha salido a relucir se menciona al actual director del Sistema Penitenciario de Sonora, Ricardo Ornelas Saavedra, Carlos Espinoza y Sergio Gutiérrez Luna (de quien, se rumora, hizo favores electorales a Padrés y a Damián Zapeda), así como al panista Gustavo de Unanue, Carlos Cabanillas y Carlos Otero Molina.

tomaprotestaOtros nombres que se han develado son los de Jesús Mario Murillo Cota, Jorge Ferraris Corella, la titular del Instituto Catastral y Registral del Estado de Sonora en San Luis Río Colorado, Rosario Maribel Romero y Agustín Blanco Loustaunau, director del DIF estatal y mano derecha de Iveth Dagnino de Padrés.

Entre éstos, hay quien admite que a título personal presentó su solicitud en base a los requisitos para buscar la notaría, como Agustín Blanco, ex contralor municipal en San Luis Río Colorado durante la administración de Rubén Espino Santana, y también hay quien dijo desconocer por completo el tema, como Maribel Romero González, quien actualmente cumple sus funciones en esta ciudad.

Pese a que el reparto como tal de notarías no se ha confirmado de manera oficial pues la entrega del título de notariado conlleva todo un proceso a seguir –tras la recomendación del Ejecutivo–, la administración estatal está siendo seriamente cuestionada.

Primero, en cuanto a si el incremento de notarías corresponde a una demanda y necesidad básica de los sonorenses, y segundo, si los señalados reúnen los requisitos y, sobre todo, méritos, capacidad, trayectoria y currículum suficientes para asumir una patente de notario.

De Ricardo Ornelas, por ejemplo, se dice que aunque es litigante no ha ejercido durante los últimos seis años y no parece tener los méritos suficientes para adquirir una responsabilidad como la que el gobernador, supuestamente, está a punto de otorgarle, afirman analistas.

Aunque no es ninguna sorpresa que regalar notarías es una cuasi tradición al final de cada sexenio para quienes “se portan bien”, y de que la disciplina a entregarlas a las personas más adecuadas se ha relajado porque también ha habido quienes las dejan en herencia, la cantidad de las que se entregarían al final de cada sexenio llama la atención.

Y es que, en esta ocasión, de concretarse la entrega de estas patentes, serán en total 30 títulos expedidos en un solo sexenio por un gobernador cuyo desempeño dejó mucho qué desear en diferentes rubros y acusado, entre otros delitos, por tráfico de influencias.

Encima de todo, dicha situación, al parecer, histórica, aseguran algunos columnistas y periodistas en el estado a través de sus medios y redes sociales, tiene al gremio de fedatarios muy molesto por el tamaño, dicen, de la irresponsabilidad del gobernador del estado.

 

** “Yo le presenté al Ejecutivo mi solicitud”: Agustín Blanco

 

En medio de la polémica, CONTRASEÑA cuestionó al director del Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Agustín Blanco Loustaunau, sobre su postura en relación a las críticas vertidas en torno al tema de las notarías, siendo su nombre uno de los mencionados en la lista.

“Sobre las críticas no tengo mucho qué opinar, cada quien tiene derecho a manifestarse en lo que considere conociendo o dominando el tema de que se trate, adelante, lo respeto mucho, pudiera no estar de acuerdo pero lo respeto mucho”, expresó de entrada.

Aunado a ello, mencionó que desconoce sobre el caso de otras personas mencionadas en la lista, pero reconoció que el tema de la notaría no le es ajeno pues desde hace algunos meses manifestó su aspiración ante el gobernador mientras reunía los requisitos que solicita el Colegio de Notarios.

“Yo entiendo que han estado manejando una serie de nombres, sin embargo, desconozco lo que respecta a las otras personas, si ya presentaron los requisitos, o los exámenes, o cualquier otra situación, yo puedo hablar sobre lo que yo en lo personal hice”, afirmó.

El Colegio de Notarios es el órgano que recibe las solicitudes del gobernador del Estado en torno a los aspirantes y es quien se encarga de verificar que cada uno cumpla con dichos requisitos y aplique los exámenes correspondientes para posteriormente informar al mandatario que fue aprobado y éste a su vez pueda extender la patente.

Eso es igual para todos los aspirantes pues así lo marca la Ley del Notariado en el Estado de Sonora, junto con todos los demás requisitos que se deben cumplir como los exámenes de oposición, pruebas de solvencia moral, salud y trayectoria litigante, entre otros.

Por lo pronto, explicó Agustín Blanco, ya cuenta con la patente de notario suplente, misma que le fue otorgada por aprobar el primer examen de oposición aplicado por el Colegio de Notarios.

“Esto lo hice hace algunos meses, el ejecutivo turnó mi petición al Colegio de Notarios y éste me otorgó una fecha en la que presenté mi examen, que aprobé, y por virtud del cual me fue otorgada una patente de suplente”, precisó.

Entre los requisitos hay un segundo examen de oposición que es el que le falta para concluir el proceso y el cual solicitará en su momento, una vez que concluya con sus obligaciones, dijo, como funcionario público.

“…Ya me faltan muy pocos requisitos por cubrir pero por cuestiones personales aún no he decidido culminar con ellos, en su momento así lo haremos cuando ya lo considere conveniente, por lo pronto ahorita estamos aquí un poco ocupados con las diferentes actividades y programas del Sistema Estatal DIF”, señaló.

En ese sentido, reiteró que en general se trata de una decisión personal que le nació desde hace tiempo y sobre la cual empezó a prepararse para satisfacer los requisitos que se deben cubrir por ley y que no ha desahogado por completo.

Para culminar y buscar la patente no existe una fecha límite,  agregó, nada más allá de la agenda del Colegio de Notarios para la aplicación del examen, ceremonia presidida por sinodales notarios y miembros del Colegio, así como un representante del Ejecutivo.

Por otra parte, explicó que las notarías deben otorgarse según el crecimiento de un municipio, así como su nivel de desarrollo económico y otros factores que tienen que ver con la decisión de ampliar el número de notarios públicos en un municipio, y a su vez en el estado.

Estos títulos o patentes son de carácter irrevocable a menos de que se presente una situación extrema como el fallecimiento del notario o que se presenten pruebas del ejercicio indebido del notariado, añadió Blanco Loustaunau.

Cabe mencionar que en relación a este mismo tema la titular del Instituto Catastral y Registral del Estado, Maribel Romero, se abstuvo de hacer declaraciones al respecto ante medios de comunicación locales, pero sí dijo desconocer absolutamente sobre el tema.

Sin embargo, en redes sociales su persona ha sido criticada debido a la supuesta falta de experiencia profesional y méritos con los que cuenta la joven funcionaria para asumir una notaría, en caso de que le fuera asignada.

Licenciada en Derecho por el CUT Universidad, donde cursó la carrera de 2006 a 2009, hasta hace poco Romero González fue abogada litigante en el bufete jurídico del alcalde, Leonardo Guillén Medina, y el Secretario del Ayuntamiento, Martín Ortega Vélez, y antes reportera en el desaparecido diario La Prensa.

 

** El poder de una notaría

 

Además de ser irrevocables, los títulos de notario público en el estado son un puesto de privilegio que, al menos en antaño, se otorgaban tradicionalmente a los litigantes más capaces y con mayor trayectoria por las responsabilidades que éstas conllevan.

El notario se define como un profesional del Derecho, investido de fe pública por el Estado, que tiene como misión brindar seguridad jurídica y certeza en los actos y hechos de los que da fe de manera imparcial con los prestatarios del servicio, y una plena autonomía en sus decisiones, que tienen solo como límite el marco jurídico y el estado de derecho.

Asimismo, tiene a su cargo recibir, interpretar, redactar y dar forma legal a la voluntad de los comparecientes para plasmarla en un instrumento público como una escritura pública, o dar fe de un acto jurídico como un contrato, o un acta notarial.

Existen también nuevas atribuciones aprobadas por el Congreso del Estado para las notarías públicas que se aprobaron a principios del mes pasado como la jurisdicción voluntaria sobre el reconocimiento de hechos con la presentación de pruebas testimoniales documentales y otros temas relacionados al patrimonio familiar, o juicios sucesorios.

De acuerdo al Director General de Notarías en el Estado, Jesús Eduardo Charles Pesqueira, actualmente se cuenta con 110 notarías, de las cuales solo diez, declaró el pasado 19 de junio para Uniradio Noticias, “son las que se otorgaron en este sexenio”.

Inclusive afirmó que no cualquier persona puede acceder a una notaría pues se requiere de una serie de características, así como de un perfil lógico que avale que la persona es apta para adquirirla, entre ellas el ser abogado practicante y que su área anterior de trabajo esté relacionada con la ley.

Charles Pesqueira también adelantó que en Sonora sí se requieren más notarías, pero que se considerará si la persona es apta para adquirirla o no.

“La dinámica social pude dar para más, hay localidades en las que no hay mucha población pero están alejadas de los centros donde hay notarios, todo eso se considerará”, asentó.

En San Luis Río Colorado, existen cuatro notarios públicos: Sergio Romero Martínez (No. 12); Héctor Leyva Castro (No. 54); Tomás Cid Lucero (No. 62), y Rafael Godoy Jaramillo (No. 88).

Mientras se otorgan o no las patentes por parte del gobernador Guillermo Padrés antes de concluir este 2015, su administración se mantiene empañada y sigue acumulando escándalos o “confusiones” como los que en suma generaron las condiciones propicias para que los sonorenses optaran por la alternancia. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros