Semanario Contraseña

La clave de la información

Brotan denuncias contra empleadores fraudulentos

Varias denuncias en contra de la empresa “Sistemas administrativos”, establecida en esta ciudad, son las que han brotado en los últimos días debido a que, según acusan, envuelven a las personas a trabajar para ellos y al final es la gente la que termina pagándoles a ellos sin obtener ningún beneficio, sino todo lo contrario

Bibiana García Garza

fraude_sin_fin_lucro_t750x550Ocultos entre una maraña de pláticas de superación personal, expertos en la manipulación, el oportunismo y el lavado de cerebro, una empresa local parece estar haciendo negocio al reclutar gente que trabaje para ellos.

Sin embargo, según refieren los afectados, en lugar de que sean los empleados de esta empresa, identificada como “Sistemas administrativos”, quienes obtengan una ganancia, son los patrones los que terminan explotándolos a base de charlatanerías y ´coco-wash´.

Esta empresa tiene un largo historial a nivel nacional como fraudulenta aunque al estar “legalmente establecida”, no se ha procedido a alguna sanción contra quienes la manejan.

En internet y en diferentes publicaciones en varios estados de la República es posible encontrar información y sobre todo quejas contra la empresa, también identificada como “Capacitadora Administrativa de Desarrollo Humano, CADEHU”.

El modus operandi es que una vez que se recluta a alguna persona para integrarse a la empresa, luego de acudir a varias reuniones de capacitación o talleres de superación personal, se le pide que venda cierta cantidad de perfumes para formar parte de la empresa, aunque de esas ganancias el vendedor no recibe una comisión.

En San Luis Río Colorado, la primera denuncia fue ventilada por el señor Joaquín Vásquez, quien advirtió que esta empresa, localizada por la avenida Juárez y calle Sexta, se ostenta como un establecimiento que promete un empleo en tareas administrativas y venta de perfumes aunque al final no paga y sólo explota a los incautos que caen en sus redes.

Además, acusó que a él le dieron dos perfumes para vender por 600 pesos cada uno, sin embargo éstos no eran originales sino imitación, y también refirió que lo obligaron a asistir a una serie de pláticas de capacitación.

Con más enredos, también se le propuso el pago de hasta mil 500 pesos por trabajar medio tiempo pero al final, no vio ni un solo peso.

Lo mismo ocurrió con otra persona en esta ciudad, Clara, quien al darse cuenta de que se trataba de un fraude acudió a interponer una denuncia ante las autoridades, sin embargo, le dijeron que no había nada que se pudiera hacer toda vez que se trata de una empresa “legalmente establecida”.

Y es que, según el historial que tiene la empresa y otras similares que utilizan los mismos mecanismos para embaucar a la gente, luego de que la gente venda los perfumes y se una a la empresa se obliga a los integrantes a que atraigan a otras personas para hacerlas caer en el mismo engaño.

A su vez, pueden llegar a pedir dinero adicional a sus “empleados”, a quienes no ofrecen ninguna prestación o seguridad, so pretexto de que requieren material de trabajo o alguna otra cosa que pudieran inventar.

Inclusive, en otras ciudades se ha denunciado que existen otros variantes del fraude en los que instruyen a las víctimas para que asesoren a otras personas para que hagan el trabajo de venta y que con ello se puede obtener hasta el 40 por ciento de la venta aunque al final no pagan y terminan cobrando.

Se sabe también que la empresa opera desde antes del 2008 que empezaron a surgir todas las denuncias, y que el problema continuó desde el 2011 hasta la actualidad.

Inclusive, la empresa utiliza diferentes nombres como ECAM y en este caso “Sistemas administrativos” que además utilizan el periódico para ofertar empleo.

Este tipo de fraudes no son tampoco ninguna novedad en el país, e incluso se ha logrado detener a reclutadores de empresa de venta de perfumes a través de anuncios publicados en el periódicos, particularmente del corporativo Fénix Corporation.

El procedimiento que éstos utilizaban era el mismo, reclutar personas, hacerlos acudir a reuniones de capacitación con tintes de superación personal, ponerlos a vender perfumes como “prueba de confianza” sin garantía real de pago, y obligarlos a pagar alrededor de cien pesos para una credencial con la que podrían empezar a formar parte de la empresa.

Los denunciantes en su momento aseguraron lo mismo, a pesar de los pagos y la venta de perfumes, nunca fueron contratados ni se les reintegró el dinero aportado para la adquisición de los perfumes por lo que se procedió al arresto, por parte de la PGR, de los charlatanes.

En el caso de “Sistemas administrativos”, que opera igual y se estableció en esta ciudad, no ha sido posible la detención, por lo que sólo le queda a las víctimas realizar las denuncias a través de los medios de comunicación y alertar a la gente para que no se deje engañar.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros