Semanario Contraseña

La clave de la información

El endeudamiento de Padrés, al desnudo

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Una deuda sin precedentes en el estado de Sonora se ha coronado ahora como la madre de todos los escándalos protagonizados por el mandatario saliente, Guillermo Padrés, una situación de alto costo político y económico que sin duda afectará tanto a los sonorenses como al desempeño de la próxima administración ya se adelantó a advertir que recibirá una entidad no solo endeudada, sino en franca quiebra

Bibiana García Garza

En la antesala del cambio de gobierno -y de partido- en el estado, más escándalos se ciernen sobre las anomalías en la administración que encabezó el mandatario saliente, Guillermo Padrés Elías, cuyos deslices en las finanzas hoy salen a relucir más durante el proceso de entrega-recepción.

A unas semanas de concluir dicho trámite de transición con el gobierno entrante que encabezará Claudia Pavlovich Arellano las cuentas no cuadran entre excesos, irregularidades y desvíos que reafirman los señalamientos hechos por la oposición a lo largo de los últimos seis años, denunciaron los integrantes de esa comisión.

Y es que a pesar de que el equipo de transición de Padrés Elías asegura plena transparencia, hay voces que sostienen que el ´boquete´ es tan grande, que ni en dos administraciones dotadas de un buen presupuesto, se alcanzaría a cubrir.

Ante ello, responde el primer gobernador panista de Sonora a través de su cuenta de Twitter “entregaremos la administración mediante un proceso de absoluta transparencia, algo nunca antes hecho en Sonora”, aunque ha guardado silencio en su afán de ser respetuoso del proceso de entrega-recepción.

A esta delicada situación se suma el escándalo de los audios en los que, supuestamente, el gobernador promete apoyos para la campaña de Ricardo Anaya en la campaña para revocar la dirigencia nacional del PAN a cambio de obtener impunidad ante acusaciones por sobornos a un contratista.

Mientras tanto, Pedro Ángel Contreras López, economista del equipo de transición de Claudia Pavlovich, confirmó que la deuda pública en Sonora se incrementó en un 50 por ciento durante el sexenio de Padrés Elías.

Aunado a ello, denuncia, se incrementaron los pagos por ese adeudo hasta en un 500 por ciento pues en los últimos seis años se han erogado 25 por ciento más de los recursos que ingresaron a las arcas del erario.

Inclusive, de acuerdo a datos que la misma administración actual ha entregado, también los ingresos en la entidad de redujeron en un 50 por ciento y la inversión pública en un 30 por ciento, mientras que el gasto corriente y las nóminas se incrementaban exponencialmente.

Esto en contraste con lo que proclamaba Guillermo Padrés durante su sexenio en cuanto a que se había reducido el gasto corriente significativamente y que una de las medidas que lo hicieron posible fue el recorte de personal.

Sin embargo, según explica Contreras López, al inicio de la administración Padrés la deuda pública ascendía hasta los 11 mil 258 millones de pesos, con pagos anuales de 464 millones de pesos.

Al concluir el presente año, la deuda se incrementó hasta los 20 mil 365.7 millones de pesos, con un pago anual de 3 mil 270 millones.

Los ingresos del Estado pasaron también de los 8 mil 976 millones, a los 5 mil 403, una disminución del 51.6 por ciento menos, en todos los casos además, el gasto ha sido mayor a lo presupuestado.

En el 2014, que el presupuesto era de 46 mil 442 millones, y se devengaron 13 mil 976 millones más, es decir, pasó a un gasto de 60 mil 418 millones de pesos.

Esto se explica con la contratación de la deuda y el incremento de los ingresos provenientes de la federación aunque advierten los detractores, esos gastos exorbitantes no se reflejaron en beneficios para los sonorenses o grandes obras.

** La quiebra es inminente **

Con esos y otros datos, los priístas que se preparan para asumir cargos en la administración estatal observan un panorama desolador pues encima de la deuda que se deja, la “casa” según dicen, está deshecha.

Dicho por quienes conforman el equipo de la gobernadora electa, el derroche del ´nuevo Sonora´ es más que evidente, según confirmaron en la segunda reunión de los equipos de transición tras una reunión sostenida en días pasados en torno a temas como Salud, Educación, Infraestructura, Contraloría, Hacienda y Tesorería.

No obstante, el trabajo de análisis de reportes ejecutivos del estado financiero y operativo de las secretarías y dependencias de la administración estatal apenas comienza tras siete mil 877 observaciones enviadas por la gobernadora electa con 66 tomos, 26 discos, dos memorias USB, y dos cuadernillos guía de las dependencias estatales.

Por si fuera poco, falta abordar el tema de la situación que guarda el fondo burócrata de jubilados y pensionados del Isssteson, en donde se encontró un faltante de mil 891 millones de pesos.

En ese caso, el gobierno de Padrés simuló pagos al instituto a un ritmo de 400 millones de pesos por año, denuncian.

Es a causa de todas esas anomalías es que ya se espera que vengan tiempos duros para Sonora, que se encuentra en un alto riesgo, según lo aseguró el vocero del comité de Claudia Pavlovich, de dejar para la administración entrante, y por ende a los ciudadanos, “deplorables consecuencias”.

A pesar de ello, los funcionarios del gobierno saliente parecen mantener la calma, como el Secretario de Hacienda, Jesús Villalobos Organista, quien se limitó a hacer un compromiso para emitir una respuesta sobre los datos que se dieron a conocer en los últimos encuentros de los equipos de transición en torno a los endeudamientos.

Todos los ojos sobre Padrés, y su fortuna

Como era de esperarse, los números que no cuadran en las cuentas han generado descontento, interrogantes, suspicacias y por supuesto la demanda por una investigación en dos sentidos: el destino final de los recursos que faltan, y el enriquecimiento exorbitante de Guillermo Padrés Elías.

En ese sentido se pronunció el Senador Mario Delgado, integrante de la Comisión de Hacienda, quien urgió a que se abra una investigación en torno a la deuda de 20 mil millones de pesos que deja Padrés en Sonora

Asimismo, pidió que se deslinden responsabilidades y llegar hasta las últimas consecuencias en una investigación que siga las líneas que puedan indicar a dónde fue a parar todo ese dinero contratado en deuda.

“Son datos muy preocupantes y, para poder deslindar responsabilidades, es necesario que se investigue a dónde fue a parar ese dinero que se contrató como deuda. Qué destino se le pudo dar a esa deuda, cómo fue utilizado ese dinero”, atestó el legislador de Morena.

Eso porque por ley, apuntó, la contratación de créditos sólo puede utilizarse en proyectos de infraestructura o inversiones sociales productivas, en contraste con la opacidad que se ha percibido en cuanto a las condiciones bajo las cuales se contrató dicha deuda, bajo qué criterios y a cuánto ascienden las tasas de interés.

Cabe mencionar que actualmente, Sonora se encuentra entre los primeros estados que tienen comprometidas más del cien por ciento de sus participaciones por el monto de su deuda, pese a que Padrés Elías hacía constante alarde de cumplir con las metas recaudatorias y el manejo de la deuda.

En el pasado se reportaban así únicamente las bondades en los resultados entregados, como en el caso de los números presentados ante el Porcentaje de Eficiencia en la Recaudación de Ingresos Propios.

Se habló  además de que se cubrían casi al cien por ciento los objetivos trazados para el manejo de la Carga de la Deuda Directa del Estado, aunque ahora ya saltan a la vista números y casos inexplicables en el manejo de los recursos,.

Esto sin dejar de lado otros aspectos que se han exhibido del Ejecutivo Estatal que demuestran que mientras las arcas del estado de Sonora se vaciaban, por otro lado crecía el patrimonio de él y su familia, un hecho que se le ha cuestionado incisivamente a lo largo de los últimos años, y ahora más que nunca.

Como se recordará, en la declaración patrimonial que entregó Padrés Elías en 2006 al Senado, declaró una fortuna personal de dos millones cien mil pesos, misma que ascendió, también de acuerdo a la declaración que él mismo presentó hace unos meses, hasta 262 millones de pesos.

Fue en febrero del presente año que junto con sus hermanos Miguel, Julio César y Héctor, el gobernador citó que en su familia cuentan con ranchos ganaderos equinos, cinegéticos, viveros y campos agrícolas, así como inversiones en mueblerías, escuelas particulares, empresas automotrices, importadoras y exportadoras así como comercializadoras.

También hizo mención de que poseen inmuebles para renta y venta como bodegas, establecimientos para eventos sociales, viviendas, bodegas y predios, en suma casi 18 mil hectáreas que, aseguraron, han heredado y han adquirido.

Aunado a ello reportaron alrededor de mil 200 cabezas de ganado que han criado, dijeron, desde 1971, y que la familia Padrés ha adquirido desde 1925 por un estimado de 261 millones 875 mil 633 pesos.

Aun así, resulta casi absurda la comparativa es la declaración patrimonial que se presentó en un principio con la última, lo que sin duda se suma a los constantes señalamientos en torno a denuncias por tráfico de influencias, corrupción, desvío de recursos o abuso de poder por parte de Padrés y/o sus funcionarios.

Forman parte de los extrañamientos el tema de la presa, los ranchos onerosos, las mansiones, los supuestos moches, el acaparamiento de recursos naturales, más de 200 caballos pura sangre comprados en México y el extranjero, nepotismo y negocios al amparo del erario, entre otros.

Algunos de los casos más sonados son las irregularidades documentadas por parte de al menos tres funcionarios públicos del ´Nuevo Sonora´, hasta la fecha intocables gracias a amparos, fuero, o protección de amigos, parientes y aliados políticos.

Entre ellos figuran en primera fila el ex secretario de gobierno, Roberto Romero López, así como el actual secretario de Salud en Sonora, Bernardo Campillo García y la ex titular del Isssteson, Teresita Lizárraga Figueroa, ahora diputada “pluri”.

En el caso de los dos primeros, ya fueron promovidos amparos que les protegen, además de que en un contexto son amigos del gobernador, mientras que en el caso de la protagonista del peor descalabro sufrido por Isssteson en décadas, la protegerá el manto del fuero como legisladora por Acción Nacional (PAN).

Todas estas denuncias penales en cuanto a esos casos son públicas y en esencia dejan ver irregularidades y boquetes financieros como el de 600 millones de pesos que el Congreso concedió al Ejecutivo Estatal a través de un crédito para modernizar el transporte urbano.

Conforme pasan los días y a medida que se acerca el cambio de administración, no dejan de salir a la luz gastos y excesos cometidos durante la administración saliente y que, según lo ha reiterado la próxima gobernadora, Claudia Pavlovich, no permitirá que se amparen en la impunidad.

Asimismo, ha sido firme en sostener lo que prometió en campaña en cuanto a meter a la cárcel a los corruptos y a que que revisaría ´con lupa´ las cuentas para determinar cómo se va a recibir la administración. @[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros