Semanario Contraseña

La clave de la información

Que llueva en la sierra

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

 

 

El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios.

Francisco, Papa.

Germán Orozco Mora

Mientras en la región de Mexicali la temperatura oscilaba entre los 47 y 50 centígrados, en la Sierra de Juárez y san Pedro Mártir hay que andar enchamarrados, encender una lumbrada para pasar la noche.

En estos días de verano ardiente y húmedo en la zona desértica y valles de Mexicali y San Luis, muchísimas personas deben ir a la costa de Tijuana, Rosarito y Ensenada donde el clima es muy benévolo, aunque uno tenga que pagar miles de pesos por ello. Son lugares hermosos, pero hay que pensarla para los gastos, más en familia.

La sequía en las sierras ha provocado varios incendios, el más reciente en la zona del Valle de la Trinidad. Gracias Dios las lluvias del viernes 14 de agosto refrescaron el ambiente serrano, haciendo disminuir la temperatura a 70 Fahrenheit al mediodía.

 

En la Sierra de Juárez el cielo es uno de los más limpios del mundo junto con el de San Pedro Mártir. Si las personas no quieren acampar, tienen oportunidad de rentar cabañas disponibles en el área de los guardabosques en el Parque Nacional Constitución.

Esta semana del 8 al 15 de agosto, en el Parque Nacional Constitución 1857 –Laguna Hanson- hubo lluvia de estrellas la noche del jueves 13 entre las 11 y 12 pm, como fue pronosticado, y el viernes llovió intensamente en la zona donde a finales de junio se presentaron los incendios que arrasaron casi 20 mil hectáreas. La lluvia cayó sobre el Mazateco, el Rayo, el Tularcito, la Botella y el área de Laguna Hanson y Rodeo de Cota.

Lluvia es lo que más hace falta en las sierras de Juárez y San Pedro; los incendios son apagados por la humedad y las precipitaciones. Los bosques se encienden por la mano criminal de algunos y la sequía. De modo que si llueve en la sierra y las montañas, la creación lo agradece y las personas alaban a Dios por el milagro de la lluvia.

Yo quiero aprovechar esta colaboración para darle gracias a Nuestra Señora de Guadalupe y a Dios mismo. Porque como en otros años por falta de lluvias la Laguna Hanson descubierta por el noruego Jacob Hanson en 1872, a sus 24 años de edad, solamente está humeda, como preparándose para irse llenando, pero no tiene agua exteriormente, aunque sí en su interior.

Como en otros años por la sequía, algunas personas creyentes del área de la sierra y las montañas salimos a las 11 de la mañana a pasear a la Virgen de Guadalupe por el centro de la Laguna y el bosque rezando el Rosario a Nuestra Señora. Como afirma un amigo y la gente de fe de la sierra, pronto llegó la respuesta de la virgen el viernes a mediodía y la tarde. Intensas lluvias refrescaron el Parque Nacional y en especial la zona donde ocurrió el trágico incendio que dañó casi 20 mil hectáreas.

Cuestión de fe. Son célebres en este sentido las procesiones de Nuestra Señora de Zapopan en la recuperación del Lago de Chapala.

Si no tuvo usted oportunidad de disfrutar este verano el fresco e invernal clima que nos ofrece permanentemente las sierras de Juárez y San Pedro Mártir de Baja California, organícese para el próximo año. Mientras el calor veraniego de la región siempre ha sido de casi 50 Centígrados, no tiene por qué asustarse usted por tener que gastar tanto a otros lugares, cuando en las montañas puede gozar de climas entre los 60 y 90 Fahrenheit. Vaya consiguiéndose bolsas de dormir, una buena silla, bicicleta, hielera y algunas cosas más. La va a pasar bien.

Dice el Papa Francisco en su reciente carta que: “Quien ha crecido entre los montes, o quien de niño se sentaba junto al arroyo a beber, o quien jugaba en una plaza de su barrio, cuando vuelve a esos lugares se siente llamado a recuperar su identidad”.

Una recomendación para las autoridades responsables del Parque Nacional Constitución. A una niña le picó un alacrán y otro niño se quebró el tobillo y por ningún lado hay ni primeros auxilios ni quién atienda urgencias. Por allí andaba casualmente el Grupo de Rescate Aguiluchos de don Cruz Arce pero debieron retornar a La Rumorosa. En el Parque por obligación debieran tener el mínimo de medicamentos como son los sueros antiviperinos y antialacrán. Siendo Parque Nacional donde cobran por carro, no tienen servicios de emergencia ni siquiera en épocas de gran afluencia de visitantes. Al menos que un grupo como Aguiluchos o Cruz Roja hagan presencia las semanas donde la gente va a disfrutar de este paraíso en las montañas de Baja California.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros