Semanario Contraseña

La clave de la información

Primer día de la segunda alternancia / El Zancudo

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Arturo Soto Munguia 

Primer día de la segunda alternancia y por pasillos y oficinas gubernamentales se respiran aires frescos, después del pesado ambiente mafioso que prevaleció en los últimos años y se agudizó en la recta final de un gobierno que asfixió incluso a los propios empleados, que hoy han vuelto a sonreír, ya más relajados.

No lo digo yo, lo dicen esos mismos que laboraban bajo un ambiente de extrema tensión por el ambiente represivo, y de no menor azoro por la ineptitud de los jefes, que quiso ser suplida con prepotencia y sólo agravó las cosas.

De muchas dependencias gubernamentales nos llegaron reportes ayer, acerca del beneplácito por el adiós a esos jefecillos y sus secuaces, que durante seis años formaron una larga cadena de corrupción y complicidades, abusos y desprecios hacia la base trabajadora que ya estaba ahí cuando llegaron, y ahí seguirá una vez que por fin se fueron esos que tenían el sueño guajiro de prolongar su estadía al menos otros dos sexenios.

Notable, el caso de la secretaría de Comunicación Social, donde todo era risas y festejos por parte de los trabajadores, que mucho saben de las trapacerías de los ex jefes y con gusto nos mostraron algunos saldos del atraco. De pena ajena enterarse que, cual viles raterillos de vecindad, se llevaron hasta algunas pantallas planas y quisieron robarse fotografías enmarcadas que no están inventariadas, pues pertenecen a personal que pagó de su propia bolsa esos cuadros.

En la pared del espacio habilitado como sala de prensa, no hay aire acondicionado, las máquinas expendedoras de refrescos están vacías; no hay café ni agua. En una de las paredes sobresalen unos cables trozados, desde un contacto eléctrico en el que se encuentra colgado un gancho para ropa.

Allí estaba una pantalla de 60 pulgadas que desapareció. No fue desinstalada, sino que parece haber sido arrancada con lujo de violencia, como cuando un ratero entra apresurado a una casa y se la lleva.

Subí esa foto a mi cuenta de Twitter, y alguien comentó: “De chingaderas dejaron el gancho, porque todavía se ve buenón”.

Son los estragos de Jorge Morales Borbón y su gente.

Ya casi no queda nadie de esos quemadísimos cartuchos, salvo uno que otro troll como Danilo Luna, hasta hace poco rabioso perro de las redes sociales que hoy deambula con la cola entre las patas y una sonrisa nerviosa por los pasillos de esas oficinas. Al parecer es el último de los trolles que en campaña hicieron escarnio de la hoy gobernadora Claudia Pavlovich, y con saña inaudita la difamaron hasta la ignominia.

Y lo mismo hicieron con los reporteros y con cualquiera que mantuviera una posición crítica hacia el gobierno de Padrés, entre quienes me incluyo.

 -¿Desde cuándo no pisabas estas oficinas?, me preguntó, queriendo hacerse el simpático, ayer que después de más de cinco años, nos dimos la vuelta por esos lugares.

-Desde que comenzaron con sus troleadas, culero, le dije. Pero no me contestó nada.

Ya sin la protección de sus jefes, el Danilo anda de aquí para allá queriendo quedar bien con sus nuevos jefes, quizá vendiéndoles la idea de que les puede ser útil, cuando los resultados de su trabajo están a la vista.

Cito el caso de este muchacho no porque valga la pena, sino porque es el único que andaba por ahí, como perrito sin dueño. Y porque en casi todas las dependencias, esa escena se repite, con muchos daniloslunas que pudieran llamarse de cualquier modo, pero igual tendrán que asimilar su nuevo estatus.

Por lo demás, siguen acomodándose las calabazas en el camino de esa segunda alternancia, como le han dado en llamar.

Poco a poco se va completando el organigrama del nuevo gobierno, incorporando a hombres y mujeres que tienen encima la gran responsabilidad de ese decálogo que con letras muy grandes, escribió el padrecismo acerca de las cosas que no se deben hacer.

Queda mucho tiempo por delante para ver si lo entendieron.

 Informes y toma de protestas

Reportan que le fue muy bien al alcalde de Guaymas, Otto Guillermo Claussen Iberry en su tercer y último informe de gobierno, lo cual puede ser como una proeza, considerando que junto al presidente municipal de Cajeme, Rogelio Díaz Brown, fueron los ediles que tuvieron que gobernar bajo una política de desprecio por parte del gobierno estatal, cuando no de franco sabotaje en lo administrativo y hasta en lo personal.

El estrangulamiento financiero por la vía de la no entrega de recursos, y una permanente política de ataques por parte del ya exgobernador Guillermo Padrés provocaron que en esos municipios se complicara mucho la prestación de servicios fundamentales como la seguridad, y en el caso de Guaymas, el del suministro de agua potable, que por cierto es administrado por la CEA, dependencia del estado.

Aun bajo esas condiciones, Otto Claussen logró gestionar ante instancias federales, recursos para obra pública entre las que destacan el mercado de mariscos, con inversión de siete millones de pesos, la primera etapa de la unidad deportiva norte ( 15.4 mdp); ampliación y modernización del bulevar Costa Azul (48 mdp); la pavimentación con concreto hidráulico, red de agua potable y drenaje en calles de varias colonias, obra en la que se ejercen 29.8 mdp.

En general, durante su trienio se ejercieron 732. 7 mdp en infraestructura urbana, de los cuales 400 mdp fueron para pavimentación con concreto hidráulico en más de 40 colonias.

 Por los motivos expuestos líneas arriba, el acalde agradeció a Manlio Fabio Beltrones, a Claudia Pavlovich y Ernesto Gándara; Antonio Astiazarán, Flor Ayala, Faustino Félix y Marcos León Perea, legisladores federales y local, el apoyo para cumplir esas metas, sin mencionar siquiera a las autoridades estatales, que durante estos tres años lo trajeron a PAN y agua. Bueno, es un decir, porque el agua, prometida por el gobernador como un servicio que se prestaría las 24 horas, sigue siendo uno de los problemas más complicados en el puerto.

El que hará lo propio este martes es el alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero y lo hará en sesión solemne de Cabildo, en lo que se espera sea un acto muy austero.

Y no es para menos, ya que sería un despropósito desplegar la parafernalia celebratoria, cuando la ciudadanía se encuentra muy molesta por el estado en que se encuentran las vialidades, un problema que se agudizó de fea manera en esta temporada de lluvias, sin contar otros servicios que también se prestan con serias carencias, como la seguridad y la recolección de basura, por mencionar algunos de los que impactan de manera directa la vida cotidiana de los hermosillenses.

La sesión será este martes a las 9:30 en la sala de Cabildo del Ayuntamiento.

Al día siguiente, el miércoles a las 7:30 de la madrugada, Manuel Ignacio Acosta rendirá protesta como alcalde de Hermosillo y lo hará a cielo abierto, en la plaza Alonso Vidal, frente a Palacio Municipal. Estará acompañado de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

Horas más tarde, al filo del mediodía, hará lo propio el alcalde de Cajeme, Faustino Félix Chávez, en el teatro del Itson. Para todos estos eventos hemos recibido la invitación correspondiente, así que estaremos reportando los pormenores de los mismos.

Por cierto que a la media noche de este martes, quienes también levantarán la mano para rendir protesta, pero como diputados locales, son los 33 integrantes de la próxima legislatura, en un evento al que ha sido invitada la gobernadora Claudia Pavlovich, que arrancó su ejercicio con una agenda bien cargada.

De hecho, se trasladará a la sede del Poder Legislativo después de la ceremonia del Grito de Independencia, que por primera vez será dado por una mujer desde el balcón de Palacio.

El estilo personal de la gobernadora comienza a notarse, después del fulminante discurso anticorrupción con el que inauguró su gobierno y que dejó temblando a más de cuatro.

Ahora la ceremonia del ‘Grito’ dejará de ser una pasarela de funcionarios, políticos, empresarios y líderes religiosos más parecida a un besamanos, y en su lugar, el Salón Gobernadores recibirá a 200 niños y jóvenes de sociedades de alumnos y destacados en la academia, el deporte y disciplinas diversas.

 También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros