Semanario Contraseña

La clave de la información

SIN FRENOS / Lamentable fin de trienio

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Guillermo Pérez Díaz

Todo estaba preparado para rendir el fin de labores por el ´período que terminó el pasado 15 de Septiembre, por casi dos semanas, el gobierno municipal estuvo informando a esta comunidad acerca de los logros obtenidos principalmente en el centro de la ciudad y campos deportivo, todo muy bien pero de pronto todo se obscureció.

Sorpresivo atentado nos amaneció el lunes 14 con la pésima noticia del atentado que sufrió en comandante de la policía, el Lic., Francisco Vázquez Bustamante, precisamente a punto de llegar a su domicilio, después de trabajar normalmente el último día de labores del trienio que presidió Leonardo Guillén Medina y cuyo positivo final, se aprestaban todos los funcionarios del XXV Ayuntamiento a festejar el último informe, la remodelación de la plaza y demás obras ejecutadas en el trienio pero sobrevino la tragedia del comandante, lo atacaron desde otro carro y le acertaron 7 disparos de arma larga, uno de ellos en la cabeza, el martes pasado lo intervinieron en el hospital de Phoenix de la lesión en la cabeza, resistió la operación pero no hubo pronóstico de ello.

Obligadamente se nos  viene a la memoria el caso casi idéntico de lo sucedido al también comandante de la policía municipal del gobierno del doctor Baldenebro, el comandante Rodríguez Soqui, fue asesinado el último día de gestión del ayuntamiento del doctor Baldenebro, después del protocolo de entrega, cuando se disponía a entrar a su casa en Hidalgo y calle 27 donde los esperaban sus asesinos. Una ráfaga de “cuerno de chivo” terminó con su vida, sin más. Tengo entendido que el comandante Soqui provenía de Ciudad Obregón, se llevaron el cuerpo y no hemos vuelto a tener noticias del caso. Pero el ataque artero al comandante Vázquez, ese nos llega y le llega a toda la gente de San Luis por tratarse de una persona nativa de este pueblo, con muchos familiares en la localidad y además muy apreciada por todos los que lo conocemos.

      El comandante Vázquez ya había cubierto ese mismo puesto en el gobierno anterior de Enrique Reina 2000-2003 con magníficos resultados, tan es así, que el propio Enrique le pidió que continuara en el mismo puesto ahora en el que recién inició el pasado miércoles en que Enrique Reina gobernará por segunda ocasión San Luis Río Colorado, una pujante población que ahora requiere mayor atención pues al crecimiento, San Luis presenta más grandes y complicados problemas, los sanluisinos confiamos en que Enrique, más maduro y más trineado, obviamente hará mejor papel que en la anterior ocasión. Ya sabe que no contará con Pancho Vázquez pues ya había declinado por motivos personales los cuales explicó y todos entendimos. Aceptó ser comandante por tres años con el permiso de la institución con la que está obligado en forma permanente y de aceptar otro término perdería el derecho a regresar su anterior ocupación en Mexicali.

Le tomará bastante tiempo el convalecer de las heridas recibidas en el artero

ataque, se entiende perfectamente que Enrique nombrará a otra persona, seguros estamos que fácilmente encontrará un buen remplazo aunque sea temporalmente y más adelante cubrir el puesto con otro elemento. Ahora mismo se me ocurren algunos nombres pero no debo incurrir en mencionar a nadie porque pesaría en su contra mi recomendación, basta recordarte vecino que vienen como 60 desocupados de Hermosillo, del gobierno de Guillermo Padrés, hay hasta para escoger, solo debe asegurarse que no estén contaminados de algún maleficio o de un mal oficio. (¡¡  Ups iba a poner nombres aquí!!) Pero solo habrá que hacerles una auditoría a sus ingresos.

      Tendremos que asegurarnos que nos ayudarán los tres niveles de policías de que disponemos como mexicanos, ya ha quedado de sobra demostrado que el ejército no sirve para esa función, los retenes son tan molestos como inútiles, la impresión que causan los contingentes motorizados es dolo eso, imagen pública, se ven imponentes en sus hummers y sus armas al hombro pero se trata de un mandado que le están haciendo al cocinero de la guarnición, que está preparando “el borde” del medio día. Cualquier otra actividad la hacen fracasar porque no saben actuar con astucia, todo lo quieren arreglar a golpe de bota o culata  son más ruido que resultados.

Ya hemos quedado en que cuando ellos reciben la orden de “abatir” al enemigo, ellos entienden cada uno algo diferente, seguro el capitán entiende que de alguna forma los tienen que derrotar, el teniente entiende que deban de quedar inmóviles y callados, el sargento entenderá que deben darle con la culata en la frente y con las botas en la nuca, quietos, quietos y el recluta tomará la orden por su cuenta y no dejará de golpear con lo que traiga en la mano hasta que el peligroso enemigo quede con la lengua de fuera, dos agujeros en la camiseta y quieto, quieto.

      Las policías investigadoras ninguna pasó por la academia pero entre tantos,

hay algunos que llegan a encontrar a los delincuentes, por lo menos a algunos de ellos y en San Luis como lugar de trasiego de drogas se necesita verdaderos investigadores, sin uniforme, vestidos como gente común y corriente, con olfato de sabuesos que detecten de cual, quien la vende, quien se la vende al otro y quien la distribuye así como el mayorista y el laboratorista, con esa información se puede empezar a terminar con todo aquello que propicia el consumo, finalmente se puede ir reduciendo el gran negocio que significa a unos pocos de participantes en cada paso de la compleja industria hasta bajar el daño al mínimo posible.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros