Semanario Contraseña

La clave de la información

Las mejores fotografías de Stanley Kubrick

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_gallery type=”flexslider_fade” interval=”3″ images=”5667,5677,5676,5675,5674,5673,5672,5671,5670,5669,5668″ onclick=”link_image” custom_links_target=”_self” img_size=”800×800″][/vc_column][/vc_row][vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Desde muy joven, Kubrick mostró su interés por la fotografía, practicando con una cámara réflex que le regalaron sus padres, pasión que combinó con el ajedrez y la música jazz. A los 17 años de edad, Kubrick logró conseguir un trabajo como fotógrafo para la revista Look, en la cual se ganó el respeto de sus compañeros por la sensibilidad de su fotografía, “impropia” para alguien de su edad. A pesar de ser el fotógrafo más joven de la revista, Kubrick se forjó una reputación profesional a través de reportajes fotográficos. En su tiempo libre, el joven fotógrafo frecuentaba el cine Loew’s Paradise y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, donde disfrutaba ver películas que años más tarde decidió superar con creces. Conoció el trabajo de Max Ophüls y Sergéi Eisenstein, y utilizó su obra como punto de referencia cinematográfico. En conjunto con su conocimiento fotográfico y melomanía, el trabajo de Kubrick quedó redondeado.
Kubrick filmó su primer documental, Day of the Fight, de 13 minutos de duración, en 1951, mismo que tuvo como base su trabajo fotográfico acerca del boxeador Walter Cartier. Curiosamente, el proyecto fue financiado con sus propios ahorros, y aprendió a usar el equipo necesario gracias a la inducción de la persona que se lo alquiló. El documental fue finalmente comprado por los estudios RKO, quienes lo incorporaron en una serie documental llamada This is America, brindándole su primera retribución económica, y un adelanto para el siguiente documental. Con los consiguientes documentales, Kubrick abandonó su trabajo en Look y se dedicó al cine. El resto es historia.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros