Semanario Contraseña

La clave de la información

Funcionarios en la mira por desfalco en sector educativo

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El nuevo titular de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC), Ernesto de Lucas Hopkins advierte que en el desfalco por más de 2 mil millones de pesos detectado en la dependencia no puede ser ajeno su antecesor, José Luis Ibarra Mendívil, aunque sea por omisión.

Imanol Caneyada

HERMOSILLO.- El secretario de Educación y Cultura, Ernesto de Lucas Hopkins, sorprendió a todos los sonorenses cuando al comenzar la semana dio a conocer el diagnóstico de las finanzas de la institución, del que se desprende, según su propia declaración, que encontraron un desfalco por 2 mil 172 millones de pesos.

En el rubro de las becas, 139 millones no llegaron a su destino; hay una adeudo a proveedores de 135 millones de pesos y más de 30 mil alumnos del Colegio de Bachilleres no recibieron sus becas.

Por su parte, el ex secretario, Jorge Luis Ibarra Mendívil, se lavó las manos diciendo que a la Secretaría nunca llegaron los recursos, responsabilizando tácitamente a la Secretaría de Hacienda.

De esto y otras cosas charlamos con el actual titular de la SEC, quien concedió la siguiente entrevista exclusiva para CONTRASEÑA.

-El tema de la semana es el del gran problema financiero que enfrenta la Secretaría. Usted ha utilizado palabras fuertes como desfalco, entendemos que ya hay denuncias.

“En efecto, ya hemos presentado algunas denuncias, queremos ser muy respetuosos de la autonomía de la reciente institución creada, la Fiscalía Anticorrupción, también hemos hecho lo conducente ante la Contraloría del Estado.

-¿Estas denuncias tienen nombre y apellido?

“Nosotros entregamos expedientes y la información que aquí nos encontramos. Cabe señalar que seguimos buscando. Pero lo más importante es que este diagnóstico que di a conocer responde ni más ni menos al cumplimiento del compromiso que hizo la gobernadora de dar a conocer el estado que guardaba la administración pública y sus dependencias que ella estaba recibiendo.

Esa es la razón por la que se está haciendo este ejercicio, informar a la sociedad sonorense, concientizar a través de la opinión pública del estado que guarda lo que hoy recibimos. Y en el caso del sector educativo es un estado muy preocupante, que está en debacle, porque durante seis años descuidaron los ejes torales que conforman la columna vertebral de todo el sistema: educación básica, donde no se entregaron becas; educación superior, donde los jóvenes universitarios no recibieron becas; primarias y jardines de niños en donde se descuidó la infraestructura; además de un programa que se pretendió fuera insignia sexenal, denominado Uniformes escolares gratuitos, que no se terminaron de pagar y en el que existía un caos en la logística.

Convenios que no se cumplieron con la Federación como el no pago a libros gratuitos; el incumplimiento de una promesa de campaña: la eliminación de las cuotas escolares a través de un fideicomiso denominado PAE, Programa de Apoyo Escolar, el cual dejó de aplicarse en su totalidad desde el año 2011…”.

-De todo esto, ¿qué es lo más grave, lo que más ha resentido el sector educativo?

“Son tres áreas fundamentales: la desatención de los planteles educativos, el querer engañar a los padres de familia a través de una supuesta transformación del lugar en el que la mitad del día pasan sus hijos preparándose para ser mejores personas; lo digo así porque determinaron llevar a cabo obras de infraestructura que no eran prioritarias, fachadas en escuelas en donde era más importante tener un cerco de seguridad, o canchas de pasto sintético cuando la prioridad era tener mesabancos. Es decir, hubo una descoordinación entre el organismo gubernamental encargado de hacer esa transformación, el ISIE, y la Secretaría de Educación, nula coordinación, lo que propició que no se tomaran las decisiones correctas.

-El ex secretario de la SEC, Jorge Luis Ibarra Mendívil, ha reconocido que estos recursos por alrededor de 2 mil millones de pesos nunca llegaron a la Secretaría a pesar de estar etiquetados para ello, ¿pero es realmente posible que el titular de una dependencia quede al margen de la operación de la misma, desconozca lo que pasa en su área?

“Respeto el paso por la academia y el prestigio que tiene en ese sentido el ex titular de la SEC, sin embargo, el propio sistema educativo en lo que respecta a los últimos seis años no fue lo suficientemente atendido como debió haber sido y ahí sí hay varios responsables. También la omisión dio lugar a que sucedieran estas cosas. Entiendo también que al ex titular lo acompañaban una serie de perfiles en las subsecretarías que definitivamente tampoco deben escapar de estos actos de omisión, porque era responsabilidad de ellos haber tomado cartas en el asunto y no lo hicieron. En síntesis, más que una sola persona, fue todo un equipo que conformaba la Secretaría de Educación el que incurrió en omisiones y no deben ni pueden quedar ajenos a esta responsabilidad ni los subsecretarios ni los directores de área.

-¿Los nombres de estas personas, incluido el del ex secretario, son los que aparecen en las denuncias que han interpuesto en la Fiscalía Anticorrupción y en Contraloría?

“Más que demandar a nombres y hechos específicos, nosotros entregamos todo lo que encontramos a la Fiscalía, la cual será la encargada de fincar responsabilidades. Te pongo un ejemplo: en las órdenes de pago del tema de los uniformes firman tres funcionarios, no me compete a mí decir quién de ellos tuvo que ver con qué responsabilidad. Se dejaron de entregar a la Secretaría de Educación en el transcurso de cinco años 2 mil 172 millones de pesos, no obstante el dinero estaba presupuestado y etiquetado para educación. En efecto, la Secretaría de Hacienda nunca transfirió los recursos, a pesar de que estaba obligada, pero le tocará a las autoridades correspondientes determinar quién o quiénes fueron los responsables, eso ya no me compete a mí”.

-La ciudadanía está muy dolida por todo lo que está saliendo a la luz pública, ¿pero esto que están haciendo no cree que pueda crear falsas expectativas en la gente si a la mera hora no pasa nada?

“Yo no soy juez, no estoy facultado para emitir una determinación; en lo personal puedo emitir el correspondiente juicio, pero en lo jurídico no, y menos en una cuestión tan delicada que tiene que cuidarse desde su inicio hasta el final, en virtud de esta gran expectativa que hay y de esta gran desconfianza que existe en el país cada vez que entra una nueva autoridad”.

-¿Qué otras situaciones graves han encontrado?

“Una muy grave tiene que ver con lo de las cuotas escolares. En 2009, el entonces candidato Guillermo Padrés prometió desaparecer las cuotas escolares, fue una oferta de campaña electoral muy atractiva. Constituyeron un Fideicomiso para ejercerse en el 2010, llamado PAE, Programa de Apoyo Educativo, el cual sustituiría a los recursos que se captaban en las escuelas por concepto de cuotas escolares. Estas cuotas escolares las administraba la dirección de cada escuela, pero las sociedades de padres de familia fungían como contraloras y supervisaban cómo se gastaba este recurso.

El caso es que el PAE nada más funcionó al cien por ciento en el 2010; en el 2011 llegó incompleto, en el 2012 llegó incompleto y en el 2013 y 2014 ya no llegó. Esto provocó que los padres de familia le estuvieran exigiendo al director las necesidades básicas al interior de la escuela. Empezó a degenerar la confianza entre los padres de familia y los directores de plantel, entre directores y maestros. El problema es que el Gobierno les decía a los padres de familia que sí habían depositado el recurso, pero no era cierto. Esto derivó en la práctica en los últimos dos años de que los maestros y los padres de familia tomaran las escuelas para exigir respuestas. Y ahora encontramos una gran desinformación, no sólo respecto a este tema,

sino lo que tiene que ver con la reforma educativa.

De hecho, una de las quejas recurrentes de los docentes es el caos que reina en cuanto a la reforma educativa y la falta de información.

Exactamente. Vamos a iniciar una cruzada estatal por la información sobre la reforma educativa, algo que no se hizo, ni las propias autoridades educativas terminaron de entender esta reforma y se trata de algo sumamente digerible. Estaremos difundiendo los siete puntos, tanto a los padres de familia como al magisterio. Pongo este ejemplo porque en el paro nacional que convocó la Coordinadora, dos escuelas en Hermosillo cerraron. El argumento que daban los padres era que estaban en contra de la reforma educativa pues era la culpable de que el PAE no llegara. No tiene nada que ver una cosa con otra. Toda esta descomposición que se dio no fue de unos meses a la fecha, sino de mucho tiempo atrás, originado por el incumplimiento con un recurso público que ya estaba destinado, que había sido aprobado y que ya tenía beneficiarios; ésa es la razón por la cual yo me he atrevido a llamarle a lo que se ha hecho en educación un desfalco. Las autoridades tomaron un dinero que estaba etiquetado y destinado a este programa y a las becas y no lo utilizaron para ello, lo desviaron. Y eso es desfalco”. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros