Semanario Contraseña

La clave de la información

¿Quién y por qué están matando mujeres en Mexicali?

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El tema de los feminicidios apenas aparece en el diccionario, incluso la misma computadora no termina por asimilar el término, marcándolo con rojo. Sin embargo, en Mexicali cada vez se vuelve más cotidiano: en el 2014 se registraron 18 homicidios de mujeres y en los primeros 10 meses de 2015 ya suman 21 casos. ¿Cuántos más habremos de esperar para que la autoridad lo considere como un tema prioritario?

Por Iván Cruz

MEXICALI.- Con la voz entrecortada, la madre de Irene García Durán señala la angustia luego de recordar la muerte de su hija.

“No podemos estar así, no podemos descansar, necesitamos una solución, sé que no va a volver ella pero yo necesito saber qué pasó”, dice entre sollozos la afligida madre de familia.

Un hermano de Irene, con voz pausada pero firme, continúa con el relato: “Ya atraparon al hombre que traía esa arma pero nada más lo acusaron del segundo delito que cometió esa noche, el primer delito que es de nuestra familiar no está esclarecido, la carpeta está abierta, igual ya lo tiraron al archivo muerto pero no nos han dado respuesta, una conclusión”.

“El miedo está en todos nosotros, necesitamos saber qué pasó, eso es lo único que pedimos”, tercia en la plática una de las hermanas de la joven, víctima que se suma a la estadística de feminicidios ocurridos en la capital de Baja California.

El caso de Irene García Durán es emblemático: esposa de Eloy Moreno, hijo del ex secretario de Turismo en Mexicali y sobrina política de la procuradora de Justicia, Perla Ibarra Leyva, nos da una idea de hasta dónde ha escalado este fenómeno, los niveles que alcanza la impunidad.

Irene, una joven madre como muchas de las que batallan para sacar adelante a su familia, llegó a su domicilio el sábado 12 de julio en la colonia Hípico, cuando menos se lo esperaba recibió cinco impactos de bala que la hicieron caer desplomada en el suelo; en su mano aún sujetaba las llaves de su vehículo, al parecer se trataba de un robo y al oponerse fue atacada, dentro de la camioneta en donde viajaba estaba una menor, su hija, que fue ignorada por los atacantes.

Este caso de agresión en contra de una representante del sexo femenino dista de ser el único, apenas el domingo 4 de octubre fue localizada entre las calles Emiliano Zapata y Carretera Niños Héroes del Ejido Nayarit en el Valle de Mexicali una bebé abandonada en una letrina.

El reporte del trágico hallazgo lo realizó una mujer alrededor de las 2:20 de la mañana de ese día por lo que de inmediato se dirigieron los cuerpos de rescate para confirmar la noticia; las primeras informaciones fueron confusas pero al paso de las horas ya se tenía mayor claridad, la menor aún tenía pegado el cordón umbilical.

Personal del Servicio Médico Forense que atendió el reporte en el servicio de emergencias confirmó que la menor se mantuvo con vida por un lapso de entre tres a cinco horas antes de morir asfixiada, la causa de la muerte, de acuerdo al reporte médico, fue por asfixia por sofocación por obstrucción de orificios respiratorios luego de que en su tráquea se encontró lodo, lo que impidió que el oxígeno llegara a sus pulmones.

Con este diagnóstico la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California (PGJE) tiene elementos suficientes para seguir la línea de investigación por homicidio en torno al caso.

Ese mismo día pero en la vivienda marcada con el número 353 de la avenida Castores, en el fraccionamiento Valle de los Ángeles, en la zona poniente, fue localizado el cuerpo de Ana Luisa Cuevas Galindo.

La joven era estudiante de Arquitectura y Diseño en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), tenía apenas 22 años de edad y según las indagatorias de la PGJE, Ana Luisa fue localizada hasta la noche de ese domingo ya que su familia había decidido salir de la ciudad.

 Aunque los primeros indicios establecen que pudiera tratarse de un robo simple debido a que de la escena del crimen desapareció su teléfono celular y la computadora, también pudiera tratarse de una forma de esconder alguna conversación comprometedora, ya que según los informes ninguna puerta o ventana fue forzada por lo que se desprende que la víctima pudo abrirle la puerta a una persona conocida.

La autopsia realizada por médicos legistas adscritos el Servicio Médico Forense (Semefo) demuestra que el cuerpo de la joven se encontraba desnudo pero sin huellas de violencia, al momento del ataque el agresor le tapó boca y nariz lo que impidió a la víctima respirar hasta que finalmente perdió la vida.

El médico legista que revisó el caso de entrada se sorprendió del cuadro que tenía ante sus ojos;  explicó que este tipo de muertes se presenta principalmente en menores y ancianos, ya que se necesita mucha fuerza para dominar a la otra persona, en especial cuando se trata de un adulto.

Bajo esta premisa, y de acuerdo a la experiencia criminalística, los investigadores consideran que el agresor pudiera tratarse de un hombre fuerte que conocía a la víctima, desconociendo hasta el momento el móvil del homicidio ya que la mujer no tenía historial previo que pudiera inferir algún tipo de venganza o represalia.

El fenómeno de los feminicidios, como ya ocurrió en Ciudad Juárez, luego en el Estado de México,  comienza a preocupar a las autoridades de Baja California, ya que durante 2014 se registraron tan solo en Mexicali 18 homicidios de mujeres. En lo que va de este año, hasta octubre de 2015, ya suman 21 crímenes similares, lo que ha encendido un foco rojo de alerta por el incremento de este tipo de agresiones contra las representantes del llamado “sexo débil”, 39 en menos de dos años.

Ni una muerta más

Ante la alta incidencia de agresiones contra mujeres, muchas de ellas que no se denuncian ni siquiera llegan ante el Ministerio Público, pero que la mayoría son de fatales consecuencias, organizaciones sociales emprendieron una serie de manifestaciones de protesta, las cuales se realizaron en esta capital entre el domingo 11  y el  martes 13 de octubre.

La primera de ellas representada por un grupo de líderes relacionadas con la lucha por la equidad de género y derechos humanos, el segundo como acto de protesta del PRD en contra del gobernador, Francisco Vega de Lamadrid.

Elvira Luna Pineda, ex diputada del Partido Acción Nacional (PAN) y que en la reciente elección apoyó al priista Fernando Castro Trenti, reapareció encabezando la manifestación del pasado domingo, vestidas de negro y con la presencia de familiares de las víctimas acusaron al gobierno estatal de criminalizar a las víctimas.

Luna Pineda indicó que 8 de cada 10 asesinatos de mujeres quedan impunes, sin detenidos y en el menor de los casos sentenciados, por lo que a las bajacalifornianas se les ha negado el derecho de acceso a la justicia.

Indicó que en los últimos siete años han sido asesinadas 700 mujeres de manera brutal, aunque no dio a conocer la fuente de la estadística, tampoco si era una cifra a nivel nacional.

“El criminalizar a las víctimas cuando éstas son mujeres no es nada nuevo, es una vieja práctica para esconder ineficiencias, así se envía el mensaje de que ´la mataron porque andaba en malos pasos, era una mujer mala´, entonces casi casi se lo merecía”, mencionó en forma irónica.

Luna Pineda acusó al gobernador por unas declaraciones realizadas hace algunos días en donde refirió que “muchas de las muertes tienen que ver con la participación de más mujeres en acciones delictivas”.

Presente en la manifestación de protesta, Maricarmen Rioseco indicó que la raíz del problema tiene que ver con las más de 20 mil denuncias de violencia intrafamiliar que se reportan anualmente en el C4 (Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo) y dijo que hasta el momento se desconoce si existe alguna relación entre esas denuncias y los homicidios.

Mencionó el caso de Erika López, madre de 3 hijos que vivía en la colonia Nacionalista, quien desapareció el 9 de marzo después de que sus familiares la dejaron en un centro comercial, su cuerpo fue localizado el viernes 13 en las faldas de un dren en la colonia Santa Isabel, murió de asfixia por obstrucción de las vías superiores, tenía huellas de sujeción en pies y manos.

Maricarmen Rioseco señaló que lo más preocupante fue la falta de atención a las víctimas ndirectas, a las madres, padres y familiares, quienes no reciben ningún tipo de acompañamiento psicológico y legal.

“Es una cadena de personas afectadas por la violenta desaparición de esas mujeres, para sus familias, faltará la aportación económica, amorosa y de cuidados que brindaban esas mujeres, no se sostiene la reparación del daño”, afirmó.

Maricarmen mencionó otro caso: el martes 17 de marzo a unos metros de la carretera a San Felipe fue encontraba otra mujer sumergida y localizada en posición dorsal, amarrada con cinta gris, cruzada de manos y piernas atados con un alambre a un enorme cigüeñal, dijo que tenía un hijo y una hija menores de edad.

Otro caso fue el de Tania, una joven estudiante universitaria que fue atacada violentamente por su novio, con fracturas en la mandíbula, nariz y a punto de perder un ojo, de no ser por la oportuna intervención de los vecinos sería otra muerta más en los drenes de Mexicali.

La activista y defensora de derechos humanos también dio a conocer el caso de la maestra Mayra, quien fue agredida violentamente con un bate en la cabeza por otro maestro y su primo; sus agresores la tiraron a un dren pensando que la habían dejado muerta.

“Existe un aumento de la violencia hacia las mujeres en todos los ámbitos de la vida cotidiana, se ha demostrado sistemáticamente que no hay desarrollo sin la participación igualitaria, (pero) lejos estamos de la igualdad de género”, señaló Rebeca Maltos, integrante de la coalición de grupos para el Monitoreo de la Ley de acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Maltos señaló que el gobierno de Baja California tiene hasta el 15 de diciembre del 2015 para acatar 14 recomendaciones, en caso de no hacerlo se implementaría la Alerta de Género en la entidad; expuso que entre los puntos más importantes es la falta de la implementación del Programa Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia.

“Este programa contempla todos los modelos y los protocolos que tienen que seguir las 17 dependencias que tienen algo que ver con el tema de violencia hacia las mujeres y en estos modelos y protocolos se establece la coordinación interinstitucional”, destacó.

Indicó que la violencia va en crecimiento, desde la violencia familiar hasta el feminicidio, “mientras no se ponga un límite se puede poner más complicado por ello es necesario apostarle a la prevención”, aseveró. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros