Semanario Contraseña

La clave de la información

El Infiltrado / Relleno de ineficiencia

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por Tito Capotito

El relleno sanitario para depositar lo que no sirve de la basura fue gestionado por el ex alcalde José Inés Palafox Núñez con recursos del Banco de Desarrollo de América del Norte por un monto de doce millones de pesos.

Al no terminarse en esa administración han pasado otras tres, nueve años y el “elefantito blanco” no se ha puesto en funcionamiento, quedó inconcluso y se deterioró, el caso es que hay que esperar del actual alcalde Enrique Reina Lizárraga lo termine y comience a dársele uso.

Lo negativo de este proyecto no terminado que no mereció ni una observación si la hubo no se supo pero nada se hizo, por parte del Bandan, es que la basura sigue arrojándose a la intemperie sin el debido tratamiento que disponen las autoridades sanitarias y de medio ambiente, lo que deriva una contaminación y daño al subsuelo.

No ha habido voluntad para resolver esto y mejorar las condiciones del entorno para bien de la salud de los habitantes, y claro que en las colonias más cercanas a los basureros a cielo abierto hay mayor incidencia de problemas respiratorios en niños y adultos mayores.

Queremos pensar que esta vez no le entrará al gobierno municipal o  a su titular el presidente municipal la idea de hacer negocio con la basura, que sí lo es pero si se hacen bien las cosas y lo haga el sector privado.

Así las cosas, el ingrato ex alcalde Leonardo Guillén Medina tiene al borde de la quiebra a la empresa recicladora de  Luis Angel Plascencia Villa, quien le invirtió varios millones de pesos, debido a su incumplimiento y lo mal intencionado que es aunque parezca lo contrario.

Si la recolección y destino de la basura es una obligación del Ayuntamiento, que lo marca la ley, no pueden las autoridades evadir su responsabilidad dejando solo al empresario que si no recibe un trato medio justo del gobierno de Reina irá irremediablemente al cierre de la planta, en perjuicio de unas ochenta familias de “pepenadores”, lo que menos conviene a nadie.

Si no hay la voluntad como ha sucedido, Reina no moverá un dedo para que se mantenga la fuente de empleo y la prestación del servicio que le toca al gobierno velar por el manejo apropiado.

Por lo pronto el gobierno de Reina o funcionarios de su gobierno dieron un golpe a los “pepenadores” al quitarles la leña que recibían de empresas y cuya venta distribuían a los de mayor edad del gremio, pasando ahora a productores de ladrillo como un estímulo para que lleven sus hornos lejos del casco urbano.

El sindicato de “pepenadores” culpa al oficial mayor y al sub director de Obras Públicas Luis Ernesto Rendón, el ex delegado de Transporte del Estad acusado de corrupción por vender concesiones del transporte de personas. Tampoco están contentos con el secretario del Ayuntamiento Angel Acacio López.

En otras cosas, el abogado Héctor Leyva Castro recibirá un reconocimiento en Hermosillo por ser uno de los fundadores del Colegio de Notarios Públicos de Sonora que se creó hace cerca de cincuenta años.

El también ex diputado local por el Distrito de Altar lleva 47 años ejerciendo como fedatario al frente de la Notaría 54, ganándose un firme prestigio y formando al paso del tiempo a un equipo de personal sumamente experimentado, lo que se traduce en seguridad y eficiencia.

Será la gobernadora Claudia Pavlovich la que presida la ceremonia y entregue los reconocimientos a los fundadores, ceremonia que tendrá lugar en la sede de los notarios, con la presencia de directivos de la Asociación Nacional de Notarios Públicos.

Leyva Castro asiste acompañado de su familia, su esposa Silvia Cecilia e hijos la licenciada Silvia, notaria suplente y abogado Héctor Virgilio, el “Titilo”.

Felicitaciones para don Héctor, una persona sensible, servicial y generoso, leal amigo y militante destacado del Partido Revolucionario Institucional.

Las dependencias estatales en esta frontera continúan estrenando titulares y la gobernadora Pavlovich otorgó el nombramiento al titular del Registro Civil a al experimentado Héctor Manuel Buchanan Corrales, quien ocupó el mismo cargo en la administración de Eduardo Bours Castelo y lo hizo bien.

Con el retorno de Buchanan hay la seguridad de buen trato y facilidades para la realización de trámites, criterio para la atención a las clases vulnerables, lo que debería se regla común en los servidores públicos.

Desde luego que en su designación tuvo que ver  la influencia de su padre el veterano líder de los trabajadores del Ayuntamiento Héctor Manuel Buchanan Domínguez, uno de los que más bien parados están con la mandataria de Sonora.

Falta la definición de un cargo relevante en las 53 posiciones a cubrir, la representación del gobierno estatal en el municipio que fue creada por decreto del ex gobernador Bours y que el ex gobernador Guillermo Padres dejó acéfala para satisfacer el deseo expreso del ex alcalde Guillén.

La falta de recursos en las arcas del estado se considera causa de que no se libere el nombramiento, siendo probable que sea hasta el inicio del próximo año su reapertura.

Mientras, más de cuatro siguen comiéndose las uñas en espera de que les toque un “hueso” estatal.

La presidenta del comité municipal del PRI Delia Murrieta viajó a la capital sonorense en asuntos de su función y tenía confianza en tener buena respuesta de la dirigencia estatal.

El nuevo delegado de la Secretaría de Educación y Cultura el profesor Martín Corella, anda buscando un local funcional que no tiene el inmueble arrendado por los que se fueron.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros