Semanario Contraseña

La clave de la información

Viajar al pasado con los Hombres G

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Parece como si fuera ayer cuando sonaban en la radio durante todo el día los éxitos de los hijos pródigos de Madrid, España, las canciones que sonaban en los cassetes, en los estéreos de los carros y en los bares de moda. No cabe duda que recordar es volver a vivir.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.- La fresca noche del pasado sábado 14 de noviembre, los Hombres G, la legendaria banda de rock originaria de Madrid, España, se presentaron en la Plaza Calafia, en esta ciudad, ante una entrada que rondó los 7 mil espectadores, una entusiasta multitud compuesta en su mayoría por puros “cuarentones” que coreó de principio a fin todos sus éxitos que los hicieron famosos desde el inicio de la década de los ochenta.

La mini-gira emprendida este año por los Hombres G en territorio nacional, titulada “30 Años y 1 día” los llevó a contemplar tan solo a cuatro ciudades, entre ellas a la capital de Baja California, por lo que los cachanillas deben sentirse orgullosos. Además de la presentación en Mexicali el sábado 14, la banda integrada por David Summers, Daniel Mézquita, Javi Molina y Rafa Muñoz tocaría anoche jueves 19 en Monterrey, este viernes 20 harán lo propio en Guadalajara y el sábado 21 se presentarán en la Ciudad de México.

La vez anterior que los Hombres G se presentaron en Mexicali fue el viernes 16 de mayo de 2014, esa era la primera vez que tocaban en la ciudad y se la pasaron tan bien que prometieron regresar y lo cumplieron.

Antes de ese su primer concierto en vivo, lo más cerca que los mexicalenses habían visto a los Hombres G fue en su película “Sufre mamón”, la cual pasaron con llenos totales en el desaparecido Cine Bujazán, que estaba ubicado sobre la avenida Reforma en pleno centro de la ciudad.

Ahora en pleno 2015, para los asistentes al tan esperado concierto escuchar cada una de las canciones era como viajar hacia atrás en el tiempo, algunos a sus épocas de prepa, los más jóvenes estaban en la secundaria, de hecho los encargados del marketing oficial utilizaron los diseños de “Volver al futuro” para la impresión de las camisetas que ofertaron entre 250 y 300 pesos y que se vendieron como pan caliente a la salida del concierto.

La fiesta inició a las 10:00 de la noche y la primera canción que tocaron fue Venezia, con la introducción en italiano incluida a cargo del baterista Javi Molina y la temperatura comenzó a subir con El Ataque de las Chicas Cocodrilo. La segunda canción dio pie para que el vocalista y líder de la banda David Summers saludara a su público: “Mexicali, un gusto de estar otra vez aquí, nos la vamos a pasar de puta madre”.

Estas tiernas palabras de bienvenida dieron paso a Lawrence de Arabia y enseguida pusieron a bailar a la gente con el delicioso reggae Chico tienes que cuidarte. Luego vino una canción nueva, que casi nadie conocía, llamada Depende ti y enseguida una muy conocida Si no te tengo a ti y la clásica Un par de palabras, canciones que sirvieron de pretexto para apapachar a la pareja, aprovechando el frío clima que se sentía en la plaza.

Luego de los acordes de “Qué te hecho yo, por qué eres así, después de todo lo que hice por ti…”, y “Dejad que las niñas se acerquen a mí”, el vocalista y líder de la banda condenó la violencia del terrorismo que el día anterior había impactado en París, Francia.

“Esto que pasó me ha afectado realmente”, comentó Summers, quien al igual que los demás españoles han sufrido en carne propia durante años los embates de ETA, en especial el bombazo del 11 de marzo de 2004 en el tren subterráneo de Madrid que dejó como saldo 191 muertos.

Te necesito, “preciosa canción de amor dedicada a todas las preciosas chicas de Mexicali”, fue el preámbulo para que hiciera su aparición Indiana, con su látigo y su revólver, y de ahí estalló el rocanrol con el himno Suéltate el pelo, el cual una de las chicas del público se lo tomó demasiado en serio y les aventó con el sujetador.

Martha tiene un marcapasos, primero cantada a capela, con el coro masivo de los asistentes al concierto y luego con toda la fuerza de la música en vivo hizo que se cimbrara hasta sus cimientos el coso taurino.

Tras el primer corte y los gritos de “otra, otra”, se arrancaron con la canción de Hoy hace un año, cuya letra cambiaron por “hoy, hace 30 años”, enseguida ejecutaron Lo noto –puedo ser un cabrón pero no un tonto–, y Temblando.

Vino la segunda pausa para refrescarse detrás del escenario y volver con más ganas para cerrar con todo y “presentar a esta bola de borrachos impresentables” que tocaron Visite nuestro bar, uno de sus principales éxitos de 1987, luego la canción más esperada de la noche, Devuélveme a mi chica, para amarrar con Voy a pasármelo bien.

“Buenas noches Mexicali. Nos la hemos pasado de puta madre. Sean felices. Los queremos. Chao”. Ya con las luces encendidas, los asistentes supieron que ahora sí el concierto había llegado a su fin y se retiraron felices y contentos, satisfechos porque los Hombres G no quedaron a deber ninguna canción de las que debían haber tocado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros