Semanario Contraseña

La clave de la información

Felipe Calderón, el beso de Judas para Margarita: Espino

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Enrique Peña Nieto es el peor presidente que ha tenido México, Andrés Manuel López Obrador sigue siendo un peligro para el país, al igual que Manlio Fabio Beltrones; el apoyo de Felipe Calderón a su esposa Margarita representa el equivalente al beso de Judas y el ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés debe ser enjuiciado por el daño que le hizo a Sonora.

Estas son las consideraciones de Manuel Espino Barrientos, actual diputado federal, una de las voces de más peso en el concierto de la política nacional, escenario en donde se habla de tú hasta con el más pintado.

Desde los noventa, cuando estuvo como delegado del PAN en Sonora, inició una rivalidad política la cual mantiene hasta la fecha con Beltrones, a quien considera un personaje maquiavélico; en el 2000 como dirigente nacional fue uno de los artífices para que el PAN ganara por primera vez en su historia la presidencia de la República, llevando al vaquero Vicente Fox como candidato.

Su crítica sin contemplaciones hacia Felipe Calderón cuando éste fue presidente de México le valió que fuera expulsado del PAN en 2011 y en 2012, junto con su agrupación nacional Volver a Empezar apoyaron la candidatura presidencial de Peña Nieto, quien una vez sentado en la silla del águila no respetó los acuerdos pactados por lo que se rompió la relación.

Militante durante 30 años en el PAN, partido del que fue dirigente nacional, con ésta son tres veces las que Manuel Espino ocupa una curul como diputado federal, ahora llegó al Congreso de la Unión bajo los colores de Movimiento Ciudadano.

En los noventa, cuando fue enviado como delegado a Sonora, precisamente por el entonces dirigente nacional del PAN Felipe Calderón, para descarrillar la candidatura a gobernador de Adalberto “El Pelón” Rosas, Espino Barrientos trabó una gran amistad con un grupo de panistas sanluisinos, a quienes apadrinó y los llevó a otros niveles en la política.

Los casos más emblemáticos son los del Chito Díaz, a quien hizo compadre y delegado de varias dependencias federales; Marcos Pérez Esquer, de quien fue su padrino de bodas y lo hizo tesorero del CEN del PAN; Pepe Oliveros, a quien se llevó a México como secretario particular y luego lo mandó como delegado de Relaciones Exteriores en Mexicali, y a Leonardo Guillén lo recomendó como director de Giras Presidenciales de Vicente Fox. A este grupo, cerrado como una cofradía, también perteneció el alcalde Enrique Reina.

El líder de Concertación Mexicana, quien acaba de emprender el camino por la Ruta 5, una alternativa a la partidocracia tradicional en donde tendrán cabida todas las corrientes del pensamiento, para acceder al poder por la vía independiente, concedió una entrevista a Semanario CONTRASEÑA, donde colabora como columnista,  detalles que reproducimos a continuación:

¿Manuel, desde tu punto de vista, cuál es el papel que están jugado los partidos de oposición ante el poder presidencial?

“Durante las dirigencias anteriores, tanto en el PAN como en el PRD estas fuerzas políticas se mantuvieron prácticamente arrodilladas frente a la presidencia de la República. Esta tragedia para el país, que no pensó en los ciudadanos sino en los intereses de los partidos, comenzó cuando se firmó el llamado Pacto por México, que solamente acentuó la partidocracia, que consiste en darle mayor poder a los partidos para tomar decisiones en este país y restárselo a los ciudadanos.

“Y ciertamente en esta Legislatura las cosas no son muy diferentes. Creo que el PAN y el PRD han usado la tribuna para hacer tímidos reclamos al gobierno federal pero a valores entendidos,  de antemano se sabe que al momento de las decisiones van en lo general con la bancada oficial, y a las bancadas más pequeñas como en la que yo participo, que es la de Movimiento Ciudadano, sin estar afiliado a esta organización, no nos queda más que dar un testimonio en la tribuna, pero asumiendo de antemano que la aplanadora ya está lista para pasar por encima del interés nacional”.

-En campaña tú apoyaste la candidatura de Peña Nieto, cuál es tu relación actual con el presidente, avalas la manera como está conduciendo los destinos del país?

“Primero hay que recordar que, por congruencia y pensando en el interés nacional, en el Movimiento Volver a Empezar acordamos apoyar a Peña Nieto para evitar que ganara Andrés Manuel López Obrador, como hicimos en el 2006 cuando la competencia era muy cerrada entre Calderón y el tabasqueño; yo fui a las plazas y a los estados para hablar con dirigentes y con gobernadores del PRI para pedir el voto útil en favor de Calderón y evitar que ganara López Obrador.

“Entonces una a cosa es a quién apoyar pensando en el interés nacional y otra cosa muy distinta es hacerse tarugo con los errores, con las omisiones en las que ha incurrido el gobierno federal y particularmente el presidente Peña Nieto que muy lamentablemente para el PRI pero más lamentablemente para los mexicanos es el presidente peor calificado en la historia del PRI pero sobre todo desde que se evalúan a los presidentes y a decir de muchos, es el peor presidente de un país que se dice democrático en estos momentos.

“Somos el país número uno en jóvenes que ni estudian ni trabajan, somos el penúltimo lugar en calidad educativa, solamente le ganamos a Haití; somos uno de los estados más inseguros y violentos del mundo, tenemos una pésima calidad educativa, a pesar de que somos uno de los países que mayor porcentaje de su producto interno bruto le invierten a la educación. Somos uno de los pocos países que toleran que los maestros se puedan convertir de mentores en delincuentes, de una manera impune, somos uno de los países que se preocupa más por mantener la estabilidad macroeconómica, aunque haya comunidades pobres que se los esté llevando la fregada.

“Somos uno de los países también que con la mayor ingenuidad trata al crimen organizado y eso trae como consecuencia hechos tan vergonzosos como la segunda fuga del Chapo Guzmán, el narcotraficante más buscado en el mundo. Creo que estos son botones de muestra más que suficientes para fundamentar por qué el gobierno de México es de los peor calificados en este momento”.

-Andrés Manuel López Obrador, Manlio Fabio Beltrones y Ricardo Anaya, líderes de sus respectivos partidos, también comparten la ambición por la candidatura presidencial, cómo ves a cada uno de ellos, en algún momento consideraste a AMLO como un peligro para México, aún lo consideras así, por encima de Beltrones?

“A ver, eso de ‘un peligro para México’ lo dijo Felipe Calderón y que no se haga tarugo, porque él fue quien lo afirmó públicamente en reiteradas ocasiones, esa es una frase de Calderón, no mía, pero sin duda, yo no quisiera que López Obrador, con sus ideas francamente incongruentes respecto a lo que es la vida nacional y sus necesidades, no me gustaría que llegara a ser presidente de la República, ya en dos ocasiones hice cuanto estuvo de mi parte para evitarlo y si llega a ser candidato por tercera ocasión, repetiré la misma posición: no quiero que López Obrador sea presidente de México, quiero mucho a mi país como para permitir que un personaje con ese perfil llegue a conducir las riendas de nuestro país.

“De Ricardo Anaya, me parece una persona con muchas inconsistencias, con muchas incongruencias, primero tiene que acreditar que efectivamente está en contra de la corrupción, porque yo considero que tiene las manos sucias y ha sido un solapador de corruptos, el caso más evidente para mí es el de Guillermo Padrés Elías.

“…y respecto del sonorense Manlio Fabio Beltrones pues mi posición es ampliamente conocida, le dediqué un libro, creo que es un hombre que desde hace dos sexenios trae una ambición descontrolada por llegar a la presidencia de la República; es un hombre con experiencia, es un hombre avezado, pero antes tiene que pasar la aduana del 2016 para poder aspirar a ser por lo menos presidenciable y eso significa que tiene que rendir buenas cuentas a su partido en las elecciones del año próximo en las que su partido tiene una situación de crisis en al menos siete estados.

“(El activismo de Ricardo Anaya) me parece una incongruencia porque hubo tiempos en los que el decoro político les prohibía a los dirigentes del partido hacer este tipo de acciones tan personalistas y tan egoístas, que hacen que se desentiendan del interés general del partido. Podrá decir Ricardo Anaya que es legal, sin embargo en el PAN siempre se dijo que no todo lo que es legal es justo y hay cosas que aunque las permita la ley las prohíbe la decencia, pero esa creo que no la conoce”.

-El fin de semana pasado Felipe Calderón reapareció en la asamblea nacional del PAN para darle un espaldarazo a su esposa Margarita Zavala, quien pretende ser candidata a la presidencia, lo cual es visto con entusiasmo por un sector del panismo, que hasta se lo festeja.

 “Se los festejan los calderonistas, los que de repente se quejaban en voz baja y ahora se toman fotos con él, no me extraña esa posición tan cambiante a contentillo de muchísimos militantes del PAN. El apoyo de Felipe sería algo equivalente al beso de Judas, ceo que no es lo más prudente para Margarita tener el apoyo de su marido desde ahora en forma tan anticipada y las condiciones del partido no están como para hacer premoniciones y dar por hecho que pueda ser candidata presidencial, ella misma sabe que no es segura esa posibilidad, tan lo sabe que ha dicho que le gustaría ser candidata por Acción Nacional y si no, hay otras opciones”.

-Manuel, te has convertido en el principal crítico de Acción Nacional, ¿hay algo de resentimiento o añoranza en tu fuero interno?

“Mira, yo creo que no soy el principal crítico, hay muchos que lo son, sin embargo creo que soy de los pocos que lo hace de frente, que lo hace abiertamente. Es evidente el deterioro del partido, claro que le tengo aprecio al PAN, que le tengo cariño y hay añoranza de los buenos tiempos en los que el PAN era sinónimo de congruencia, de categoría política por su desempeño ante la realidad nacional, donde se anteponía el interés de los ciudadanos ante los intereses particulares de unos cuantos o del grupo de algún dirigente”.

-¿Cuál es tu juicio del panismo sonorense, en especial del padrecismo, envuelto en escándalos de corrupción, crees que exista espacio para la negociación con la gobernadora?

“No sé en qué plan esté la gobernadora, yo creo que lo correcto sería que se aplique la ley sin consideraciones para nadie. El agravio, el daño, no solamente económico sino moral que causó Padrés a los sonorenses en general da como para que no haya negociaciones. Con el destino de una comunidad, con el patrimonio de una comunidad no se puede jugar a los volados”.

-¿Perdiste el contacto con tus ex compañeros del Grupo San Luis?

“Hace mucho tiempo que no los veo, he tenido esporádicamente comunicación e incluso me he reunido con Marcos Pérez Esquer y hasta ahí, pero por supuesto que sigo siendo amigo de todos ellos, me considero un buen amigo de ellos, se los he demostrado en los hechos durante los años que he tenido la oportunidad de tratarlos y además tengo un gran aprecio por San Luis, por la comunidad sanluisina, pero muy particularmente por los militantes del PAN de aquella ciudad fronteriza”. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros