Semanario Contraseña

La clave de la información

DESCIERTO / Toque de Queda

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Gustavo Valenzuela González

¿Quo-vadis, Acción Nacional?…El caldo de cultivo en el PAN en cualquier momento puede estallar y  fracturar a su bancada en el Congreso local, donde por encima del liderazgo de Moisés Gómez Reyna están los arrebatos y la bipolaridad de cuando menos tres legisladores.

La explosividad de tres grupos al interior, tiene al blanquiazul contra la pared, con uno o varios dilemas.

Los radicales y serviles no encuentran cómo defender a Guillermo Padrés, ni cómo chantajear al nuevo gobierno para negociar impunidad.

Los seguidores del “frustrado” Damián Zepeda, secretario general del CEN del PAN, hacen bloque a conveniencia.

Mientras Alejandro López Caballero tiene un As y el joker bajo la manga.

Los últimos acontecimientos legales contra padrecistas cambiaron por mucho el rumbo de las cosas.

Una hielera y 3.5 millones de pesos, fueron las llaves que destaparon la cloaca, la cual apestaba desde hace 6 años.

Una serie de cateos en residencias en sectores exclusivos, dan cuenta de una familia que operaba al mero estilo del crimen organizado, con la única diferencia que siempre lo hicieron al amparo del poder.

El veterinario Luis Aristiga López Moreno habló hasta por los codos.

En las actuales circunstancias, para la defensa del emisario, sería conveniente que se acogiera a un programa de testigo protegido, porque quieran o no, su vida corre peligro.

Seguro los Padrés y los Dagnino no le van a perdonar la deslealtad, como tampoco que los haya empinado ante la autoridad.

Las propiedades se cuentan por docena.

Los aseguramientos dan cuenta de los abusos y los excesos cometidos por los de Cananea, esos mismos que no hace mucho pregonaban su honorabilidad.

El Jefe Diego, Antonio Lozano Gracia y compañía, van a necesitar algo más que recursos legales para sacar del laberinto criminal a Don Memo y su pandilla.

Los panistas en Sonora pretenden generar un vacío en el Poder Legislativo, pues hoy es la única opción que tiene para patalear y negociar la aplicación de la ley, algo que dudamos vaya a suceder.

La orden de Guillermo Padrés es la de llevar a Sonora a la reconducción presupuestal, la contra-orden del frustrado de Damián Zepeda es tener presupuesto para el 2016, pero sin más endeudamiento, mientras Alejandro López Caballero le apuesta a acciones responsable que privilegien el bien y el interés de los sonorenses.

Hay diputados del PAN que se encuentra entre la espada y la pared, mientras otros ya tienen listas las maletas para emigrar a otros partidos.

Es una sola madeja, que será muy difícil desenredar.

La crisis los rebasó, no tienen argumentos para revertir la enorme carga negativa que les dejó Guillermo Padrés y la familia Dagnino.

Hay que ver si Javier Dagnino sostiene su filosofía: “Quien se mete con mi familia, se mete conmigo”.

En lo mediático, es muy poco la aportación de troles y de comunicadores afines a su desgastado proyecto.

La respuesta al desaseo por parte de la ciudadanía ha sido natural y contra eso no hay estrategia que cuente.

*Hoy habrá noticias y berrinches en el Congreso

Mientras que ayer en comisiones se aprobó el paquete económico 2016 para Sonora y la Ley de Ingresos y de Presupuesto de Ingresos del Municipio, que incluye el incremento al agua en Hermosillo.

La diputada panista Carolina Lara Moreno presidenta de la Comisión de Presupuestos y Asuntos Municipales, no le siguió el juego a sus homólogos del PAN, sabedora del enorme compromiso que tiene con los hermosillenses.

Sus argumentos son sólidos para aceptar el incremento, pues de no tomar este tipo de decisiones  dolorosas,  Hermosillo a corto tiempo corre el riesgo de quedarse sin agua.

Es sin duda, la que más sabe del tema y por consecuencia asume los riesgos dentro y fuera de su partido, donde por cierto es fustigada y acosada, todos los días, hablando políticamente.

De por sí dentro de la bancada del PAN no lo querían por no compartir las fobias, filias y caprichos.

En este sentido, nadie entiende por qué el Ayuntamiento no ha dado la cara y sale al paso de la campaña de linchamiento por el problema del agua.

Tan fácil resultaría exhibir con documento en mano, quién es el autor intelectual del aumento al agua.

Hay que refrescar la memoria a la sociedad y explicar que fue Javier Gándara, quien firmó e hipotecó las tarifas del vital líquido hace 6 años.

*Esta columna fue escrita el miércoles 9, un día antes de que efectivamente se aprobara el presupuesto de Egresos 2016 en el Congreso del Estado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros