Semanario Contraseña

La clave de la información

Siguen llegando funcionarios ‘incómodos’ al gobierno municipal

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Ya conformado el gabinete de Enrique Reina, persisten las críticas por los nombramientos y ratificaciones de funcionarios que para muchos hoy resultan incómodos tanto por haber formado parte de la anterior administración, como por tener antecedentes que, según la oposición, ponen en duda su desempeño en el servicio público y su reputación

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- Desde la cabeza de la Dirección de Seguridad Pública Municipal hasta los últimos funcionarios nombrados, la polémica al interior del 27 Ayuntamiento en torno al gabinete continúa e inclusive deja entrever situaciones políticas que motivaron la distribución, ratificación y nombramiento de algunos de los servidores públicos.

Para algunos, se trata de desaciertos del alcalde, Enrique Reina Lizárraga, cometidos desde el inicio de su administración, como el dejar al frente de la Jefatura de Policía a Rafael Vásquez Hernández, quien fue Subcomandante en la pasada administración que cerró con el atentado a su compañero, el Comandante Francisco Vásquez Bustamante.

La medida fue duramente cuestionada desde un inicio por la oposición y voces ciudadanas a través de las redes sociales y de viva voz, quienes sostienen, hasta la fecha, que Vásquez Hernández debe ser relevado del cargo por un candidato que sea seleccionado por mayoría en el Cabildo.

Mientras se manifestaba dicha inconformidad, Reina Lizárraga dio continuidad en el cargo a Adriana Lozano Sotelo en la Tesorería Municipal, y a Jorge Pompa Parra en la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología, ambos de la pasada administración.

Sin embargo, el debate se avivó cuando procedió a ratificar a su hermano, Joel Reina Lizárraga, en la Dirección de Obras y Servicios Públicos Municipales, acción que fue de inmediato calificada como nepotismo.

Ante ese señalamiento, el propio Enrique Reina asentó que él no vino a perder el tiempo ni a pasar por la llamada “curva de aprendizaje” a la administración municipal por lo que no hay nada cuestionable en ratificar a servidores públicos de la pasada administración.

Aunado a ello, señaló que el nombramiento de su hermano no incurre en ningún delito porque se trata precisamente de una ratificación y “mientras no esté prohibido”, no se tiene por qué hacer lo contrario, declaró en una entrevista concedida a CONTRASEÑA a pocos días de haber iniciado funciones su administración, en septiembre del presente año.

Los cuestionamientos, no obstante, persistieron con el nombramiento de Ernesto Portugal García como director de Protección Civil Municipal, quien fungió como funcionario durante la administración estatal de Guillermo Padrés Elías, por cierto también duramente señalada por malos manejos financieros.

Portugal García fue detenido en octubre por elementos del Ejército Mexicano en posesión de 223 mil 500 pesos y 746 dólares en el Puesto de Seguridad Militar de Estación Doctor cuando venía de Puerto Peñasco a San Luis Río Colorado a bordo de un vehículo Dodge Nitro, modelo 2007.

Un mes después fue llamado a formar parte del gabinete de Reina y aunque asegura haber acreditado la legítima procedencia del dinero que le fue incautado en Estación El Doctor, la huella mediática quedó indeleble para la oposición, que duda de su reputación.

Esto aunado a que fue parte del gabinete del Nuevo Sonora, que hasta la fecha es protagonista de una serie de señalamientos por corrupción y desvío de recursos, principalmente.

Navarro, de regreso al Oomapas

La ‘cereza del pastel’, según la oposición, fue el último nombramiento hecho el pasado 10 de diciembre en sesión extraordinaria en la que miembros de la Junta de Gobierno de Oomapas designaron al nuevo Director General de la paramunicipal, Antonio Navarro Acosta, quien sucedió en el cargo a Erick Merino Payán.

La controversia en este caso viene porque Navarro Acosta ya había estado al frente del Oomapas durante las administraciones de Jorge Figueroa González -hoy regidor del 27 Ayuntamiento-, y Manlio Fabio Beltrones Rivera, ex gobernador de Sonora y actual dirigente nacional del PRI.

En dicha administración el director de la paramunicipal fue encarcelado junto con el entonces director general Álvaro Tapia por supuestos malos manejos, una situación que rápidamente tomó un tinte político.

En defensa de Antonio Navarro y Álvaro Tapia sacaron la cresta los panistas de San Luis Río Colorado, quienes se manifestaron en múltiples ocasiones, -mientras los funcionarios se encontraban en el Cereso local- y aseguraban que todo era parte de una persecución política de parte del Gobierno del Estado.

Finalmente, luego de varias semanas ambos fueron liberados pero el antecedente hoy vuelve a ser relevante para muchos que consideran que esta es parte de la amplia lista de errores del presidente municipal.

Para algunos otros, el tema no deja de ser político pues ha trascendido que el retirar a Merino Payán de la paramunicipal es resultado de una ruptura entre Enrique Reina y el ex alcalde, Leonardo Guillén Medina, que se remonta a los tiempos de campaña.

Esto debido al marcado proselitismo visto durante la administración de Guillén para perfilar a Paolo Navarro Hernández como el próximo candidato a la alcaldía y/o a la diputación, lo que desde entonces marcó divisiones al interior del Partido Acción Nacional (PAN) en donde se perfilaba también a Enrique Reina.

Las confrontaciones, se dice, continuaron con la cancelación de la Feria del Algodón 2015, una situación no prevista por Guillén Medina y que dio mucho de qué hablar, sobre todo en el sentido de que éste no había dejado recursos suficientes para la organización del evento en las arcas municipales.

Por otra parte, tampoco fue muy bien vista por algunos grupos al interior del PAN, incluido el de Enrique Reina, el ‘activismo’ del ex presidente municipal a través de las redes sociales tras haber dejado la administración.

Prueba de ello, sostienen voces de actores políticos de la localidad, es que a pesar de las ratificaciones que se efectuaron desde el inicio del 27 Ayuntamiento, no pasó lo mismo ni con Erick Merino, ni con Ana Guillén, ni con Oscar Romo, ex director comercial del Oomapas, cuyo cargo hoy ocupa Martín Ernesto Parra Irineo.

Ello contrario a lo que una vez más sucedió con Héctor Manuel Campa Lastra, quien sí fue ratificado en Área Técnica de la paramunicipal.

No son los idóneos: Judith Bustamante

Acerca del gabinete que ha conformado el presidente municipal a tres meses de haber tomado las riendas de la administración, la regidora de la fracción priísta, Judith Bustamante Viramontes reiteró su desacuerdo con el nombramiento de ciertos funcionarios.

Empezando por el nombramiento de Joel Reina, la edil comentó que no coincide con las decisiones del alcalde pues se debió dar la oportunidad de participar en el servicio público a otras personas.

Esto, aclaró, no porque duda de las capacidades de los funcionarios que están repitiendo en el cargo, sino porque se trata de las mismas personas que ya trabajaron en la administración pasada y que, en algunos casos tienen antecedentes cuestionables.

“Creo que se pudo haber encontrado a alguien más que cumpliera con los requisitos, a otra persona de su mismo partido para designarlos en los diferentes departamentos como en el caso de Obras Públicas, no veo eso muy complicado”, expresó.

Además, afirmó, debido a que ese no fue el único puesto en el que se quedó el mismo funcionario, también se ha despertado la inconformidad de la ciudadanía que está en desacuerdo, principalmente porque tenían la esperanza de trabajar con otras personas.

Inclusive, se refirió a la falta de sensibilidad de muchos funcionarios del 27 Ayuntamiento con el trato que le dan a la gente y su actitud que denota prepotencia y cerrazón ante el clamor ciudadano.

Por otra parte, señaló que la falta de inclusión del gobierno municipal para con el Cabildo pues a los regidores, por lo menos a los de la fracción priísta, no se les toma en cuenta para nada, incluyendo el nombramiento de los funcionarios.

En el caso del titular de Protección Civil, Ernesto Portugal, comentó que hubiera sido preferible elegir a una persona de San Luis y no traer a gente de fuera, menos aún a personas con una reputación cuestionable.

Lo mismo opinó acerca del nuevo Director General del Oomapas, Antonio Navarro, quien evidentemente tiene “asuntos pendientes”.

No obstante, hizo hincapié en la importancia que tiene que los actuales funcionarios ofrezcan un trato digno a la comunidad pues según lo que personalmente le han manifestado, no se comportan de la manera más adecuada.

“Mucha gente dice que se ha sentido agredida por los tratos y actitud prepotente de algunos funcionarios que creen que porque tienen un cargo  no se les puede decir ni reclamar nada, esas son algunas de las quejas que hemos recibido y estoy de acuerdo; yo quisiera pedirles que tengan un poco más de cordialidad con la gente, que la atiendan y que la escuchen porque es parte de sus funciones, todos merecen un trato digno”, concluyó. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros