Semanario Contraseña

La clave de la información

La captura del Chapo, un final de película

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Más que el operativo donde fue detenido el afamado narcotraficante y la entrevista previa que tuvo con los actores Kate del Castillo y Sean Penn, la bomba informativa es cuando revela que al fugarse la primera vez del penal de Puente Grande no lo hizo en un carrito de lavandería sino matando cuando menos a 20 guardias penitenciarios. Extrañamente esta parte no fue incluida en el reportaje publicado por la revista Rolling Stone.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- Desde los 6 años que comenzó vendiendo pan, naranjas, refrescos y dulces en su natal La Tuna, Badiraguato, hasta convertirse en el principal comerciante de heroína, mariguana, cocaína y metanfetamina del mundo, Joaquín Archibaldo Guzmán Loera fue considerado el enemigo público No. 1 hasta ser capturado el pasado viernes por tercera y última ocasión en un operativo implementado por la Marina y la Policía Federal, con el apoyo de la DEA estadounidense.

En su historia, digna de una película de Hollywood, se interesó para llevarla a la pantalla grande la actriz mexicana Kate del Castillo, quien junto con el también actor y director de cine Sean Penn viajaron para entrevistarlo en un poblado de Sinaloa, encuentro clandestino que involuntariamente condujo a su captura.

En el inusitado encuentro, realizado el pasado 2 de octubre en una reserva forestal de la Universidad Autónoma de Sinaloa ubicado en el poblado de Cosalá, El Chapo platicó que desde los 15 años comenzó a sembrar, cosechar y vender mariguana y amapola, a los 18 años se trasladó a Culiacán, la capital del estado y de ahí se expandió a Guadalajara, desde donde operaban los grandes capos de inicios de los ochenta.

“Puedo proporcionar más heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana que nadie en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos”, dijo el Chapo en una plática informal al actor Sean Penn. Y ante la posibilidad de ser detenido o asesinado, soltó: “El día que yo no exista no va a mermar en nada el tráfico de drogas…”.

La mañana del 8 de enero, al ser capturado luego de un intenso tiroteo, en donde murieron cinco de sus guardaespaldas, y la posterior persecución donde cayó junto con su jefe de seguridad, Orso Iván Gastélum, el Cholo Iván, el Chapo intentó sobornar a sus captores para que lo dejaran ir.

A los agentes de la Policía Federal que lo interceptaron cuando escapaba en un auto que habían robado en Los Mochis les ofreció casas, negocios y mucho dinero, tanto en México como en Estados Unidos, con las cuales, les dijo, ya no tendrían que trabajar en toda su vida.

Celosos de su deber, los federales, quienes realmente detuvieron al capo y no la Marina, rechazaron la tentativa oferta y subieron al Chapo y su jefe de sicarios a una patrulla, les tomaron una foto con el celular, la cual enviaron primero a Enrique Galindo, titular de la PF, luego ésta llegó al teléfono del Secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, quien de inmediato se la reenvió al presidente Enrique Peña Nieto, quien a las 10:19 horas, a través de su cuenta de Twitter, triunfante haría el anuncio oficial: “Misión cumplida, lo tenemos. Quiero informar  a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”.

La cacería en contra del líder del Cártel de Sinaloa había iniciado desde el momento que se fugó por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad, la noche del 11 de julio, a través de un túnel que desembocaba en su celda, con la complicidad de agentes federales que se hicieron de la vista gorda.

El escape del Chapo ocurrió mientras el presidente Peña Nieto realizaba una visita de estado a Francia, de donde regresó al secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, a quien le había encargado personalmente que no se les volviera a escapar porque “sería imperdonable”.

Peña Nieto no quería sufrir el ridículo que pasó Vicente Fox, quien todavía no cumplía ni un mes en el cargo cuando El Chapo se escapó del penal de Puente Grande, Jalisco y no en un carrito de lavandería, como fue la versión oficial, sino matando a unos 20 custodios, como confesó el narcotraficante durante la plática con Sean Penn.

El 22 de febrero de 2014 había sido recapturado durante un operativo implementado por la Marina en unos condominios de Mazatlán, luego de que había logrado escabullirse por el sistema de drenaje. Los marinos, comisionados en las operaciones de alto impacto, ante la desconfianza que existe por la infiltración de la delincuencia en el Ejército, habían logrado ubicar al capo por un mono llamado “Botas” –como el personaje de la caricatura Dora La Exploradora— el cual era reclamado por sus hijas gemelas cuando se mudaron de Almoloya hacia Durango y luego a Sinaloa.

La segunda fuga del Chapo fue considerada como una afrenta para el gobierno peñanietista. Ante la presión del gobierno de los Estados Unidos y en la víspera de la renovación de varias gubernaturas este año lo declararon como objetivo prioritario.

Respecto a su arresto la madrugada del pasado viernes 8 de enero también hay versiones encontradas, las cuales contradicen a la oficial presumida por el gabinete de seguridad, quienes hablan de una “profunda labor de inteligencia”.

Esa mañana de la captura, la Marina emitió un comunicado en donde informaban que recibieron una llamada anónima que reportaba gente armada en un domicilio del fraccionamiento Las Brisas, en la ciudad de Los Mochis. Los marinos andaban tras la pista del Cholo Iván, sanguinario jefe de sicarios del Chapo Guzmán. Cuando llegaron al domicilio fueron recibidos a puta de bala y en el enfrentamiento dieron de baja a cinco gatilleros y detuvieron a otros seis, a quienes decomisaron varios cuernos de chivo, rifles calibre 50 y hasta un lanzacohetes.

Por un pasadizo secreto que estaba acondicionado en el baño, acompañado del Cholo Iván, el Chapo alcanzó las alcantarillas de la ciudad y de ahí salió a la superficie, despojaron a un automovilista de su Jetta blanco y antes de que alcanzaran a esconderse en el motel Doux, ubicado a la salida de Los Mochis, fueron interceptados por patrulleros de la Policía Federal a quienes primero intentaron sobornar y luego los amenazaron de muerte. Hasta entonces, cuando tuvieron a la vista al hombre más buscado sobre el planeta, sintieron que se habían sacado la lotería.

La posterior difusión de un video de la balacera en donde solo se ve en acción a los marinos en el interior de una casa, en el operativo bautizado como “Cisne Negro”, donde aparece al fondo una persona vestida de civil sin inmutarse, ha desatado la duda en los medios y en las redes sociales en donde ya se habla de la posibilidad de un montaje como los que se hacían en tiempos de Genaro García Luna.

Cita a ciegas

A instancias del abogado Agustín Granados, a quien la PGR le traía colgado el teléfono, comenzaron con las pláticas para el ansiado encuentro a través del messenger del teléfono Blackberry, por donde tradicionalmente se había comunicado el capo y que siempre creyó era lo más seguro. El motivo, el interés de la actriz Kate del Castillo por producir una película sobre la vida y obra del legendario narcotraficante, proyecto al que invitó como posible director al actor Sean Penn.

El 25 de septiembre, poco después de las 8:00 de la noche, comenzaron a ponerse de acuerdo respecto a cómo sería la logística para el encuentro. Le dijo Joaquín Guzmán, quien usaba la clave “Papá”, que se encontraba en Sinaloa, que no le alcanzaría el tiempo a solo de que volara directamente a Mazatlán, a donde pasarían a recogerla para después invitarla a desayunar.

“…Amiga, entonces si tú traes el vino, yo también tomaré del tuyo, ya que a mí me gusta el tequila y el Bucana, pero tomaré del tequila que traes y champaña. Te cuento que no soy tomador, pero como va a ser tu presencia algo hermoso, ya que tengo muchas ganas de conocerte y llegar a ser buenos amigos. Eres lo mejor de este mundo…yo te tendré todo súper para que no vayas a tener ningún detalle, que me sentiría muy mal. Ten fe en que estarás a gusto. Te cuidaré más que a mis ojos”.

-“Me mueve demasiado que me digas que me cuidas, jamás nadie me ha cuidado, ¡gracias! ¡y tengo libre el fin de semana!”, le respondió Kate del Castillo.

Para entonces la actriz, que se hizo famosa por la serie de Tv La Reina del Sur, ya andaba estrenando el teléfono Blackberry de última generación que le había regalado el capo.

“Cuánto cuestan…”, le preguntaba el Chapo con insistencia a su abogado, no porque fuera a batallar para pagarlo, sino por su afán de quedar bien y de conquistar a la afamada actriz, quien se convirtió en su obsesión. “Quiero el más bonito, si no hay rosita que sea uno plateado…”.

Finalmente le compraron un BB Z30, con un costo de 13 mil pesos.

Una vez más, la debilidad de Joaquín Guzmán por las mujeres se puso de manifiesto y terminó por ser su perdición. La seductora actriz también jugó un papel importante.

GUAPA: “Gracias a ti voy a conocerte y no sabes la emoción que siento. Gracias por tu confianza, he estado tratando de hacer un equipo importante con gente real, respetada en Hollywood, quiero que los escuches, pero independientemente de nuestro proyecto me da mucha ilusión poder verte a los ojos, en persona. Para mí lo más importante es que tú te sientas cómodo, sin ningún compromiso de nada y me digas a mí lo que piensas después de nuestra reunión. Supongo que recibiré instrucciones para saber a dónde viajar y todos los detalles”.

PAPA: “Amiga, viajarás a Sinaloa, ten confianza que todo está bien si no, no te invitaría. Yo te cuidaré, eso tú lo verás. Cuando vengas me tocará tomar tu tequila contigo como te comenté, yo no soy tomador pero contigo lo haré por el gusto de estar conviviendo contigo. Muchas gracias por ser tan fina persona. Qué linda eres, amiga, en todos los aspectos”.

GUAPA: “Te confieso que me siento protegida por primera vez. Ya sabrás mi historia cuando tengamos tiempo de platicar, pero por alguna razón me siento segura y sé que sabes quién soy, no como actriz o persona pública, sino como mujer, como persona. Llevaré mi tequila para compartirlo contigo, porque es un sueño que ya me tocaba cumplir…”.

El licenciado “Oscar”, quien sirvió de enlace entre el Chapo y la actriz confirmó que el encuentro sería el 2 de octubre. “Dile a Kate que cuando venga tomaremos tequila y bailaremos”, le ordenó Guzmán antes de irse a soñar con los angelitos.

La idílica relación entre Joaquín Guzmán y Kate del Castillo había iniciado desde enero de 2012 cuando la ex actriz de telenovelas de Televisa publicó en su cuenta de Tuiter una crítica hacia el combate del gobierno mexicano contra el narcotráfico.

“Señor Chapo, ¿no estaría padre que empezara a traficar con el bien? ¿con las curas para las enfermedades? ¿con comida para los niños de la calle? ¿con alcohol para los asilos de ancianos que no los dejan pasar sus últimos años haciendo lo que se les pegue la reverenda chingada? ¿traficar con políticos corruptos y no con mujeres y niños que terminan como esclavos? ¿Por qué no quema todos esos “puteros” donde la mujer no vale más que una cajetilla de cigarros? Sin oferta no hay demanda, anímese don. Sería usted el héroe de héroes, trafiquemos con amor, usted sabe cómo. La vida es un negocio y lo único que cambia es la mercancía, ¿no cree?”.

Encuentros cercanos

Finalmente llegó el día tan esperado.

La reunión entre Joaquín Guzmán Loera, Kate del Castillo y Sean Penn se llevó a cabo en la reserva ecológica de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ubicada en Cosalá, según reveló el semanario Río Doce.

Ahí, en la tranquilidad del bosque, con la discreta presencia de una treintena de sicarios, unos vestidos con ropa casual, otros como paramilitares, departieron alegremente durante siete horas, mientras degustaban una rica carne asada, enchiladas, cerveza y por supuesto el tequila que llevó la invitada de honor.

De acuerdo a la narración que Sean Penn hizo para la revista Rolling Stone, publicada  el sábado 9 y que le robó reflectores al jolgorio desatado por la Presidencia que incluyó hasta la entonación del Himno Nacional cuando se enteraron de la recaptura del Chapo, a su llegada al hotel de Guadalajara fueron recibidos por un convoy de vehículos blindados, en uno de ellos, el que abordaron, iba al volante Alfredo Guzmán, uno de los hijos de Guzmán Loera, quien portaba un bonito reloj de pulso que llamó la atención del actor por su precio valuado en miles de dólares.

A toda velocidad el convoy se desplazó durante hora y media hasta llegar a un pequeño aeropuerto donde abordarían una avioneta que los llevaría hasta caer en territorio sinaloense de donde se trasladaron en dos camionetas, primero por carretera y luego hacia la sierra.

“Entonces, cuando parece que estamos a punto de ingresar al reino de Oz, a la punta más alta del cerro, nos topamos con un chequeo militar. Dos soldados armados se acercan a nuestro vehículo, Alfredo baja la ventanilla, los soldados se alejan avergonzados y nos dejan pasar. La corrupción de toda una institución, ¿significa que estamos cerca del hombre?”.

Al poco rato son recibidos en un claro en el medio del bosque, donde destacan un par de amplias cabañas. El Chapo, quien según el relato de Sean estaba acompañado por su hijo Iván Archibaldo, tenía buena disposición para la charla, luego de varios temas para irse conociendo

–Hugo Chávez, Donald Trump, Pablo Escobar, el conflicto en Medio Oriente- le confió que le gustaría invertir en el sector energético de México y le nombró a varias empresas y hombres poderosos que lavaban su dinero producto del narcotráfico, pero lo pidió no publicarlos.

-¿Cuánto le van a pagar por el artículo?, le preguntó el Chapo a Sean Penn, para romper el hielo.

-Cuando hago periodismo no recibo ningún pago a cambio, contestó con naturalidad el actor, quien escribe y publica cuando se le da la gana, por mero hobbie.

Ya en confianza, el actor, director y productor estadounidense le pide que le conceda la entrevista, El Chapo le contesta que apenas lo está conociendo, que le dé al menos una semana para pensarlo y entonces podrían reunirse de nuevo… pero ese día nunca llegó.

No muy convencido, Sean Penn le pide que al menos se tomen una foto para que los editores de Rolling Stone tengan una prueba de que el encuentro efectivamente se dio y sugiere que sea saludándose de mano. La foto que más tarde le sería enviada fue tomada por Alfredo con su teléfono celular.

Ya entrada la noche, cuando Kate cansada se retira a descansar “el Chapo y sus hombres se enfundan rápidamente con sendos chalecos antibalas, armas de grueso calibre y hasta colocan granadas en sus cinturones. Parece un ejército de guerrilleros listos para la batalla pero que había estado descansando y que ahora vuelve a lo que parecen sus actividades diarias. El Chapo, también, está armado y listo para comandos…”.

Al día siguiente del controversial encuentro, lo que hizo Kate del Castillo, con la intención de despistar a las autoridades, para justificar la presencia de ella junto con Sean Penn en Guadalajara, fue subir a su cuenta de Instagram una foto donde aparecen juntos escoltados por unos mariachis durante la presentación de su tequila Honor.

A estas alturas los actores ya sabían que les andaban poniendo cola, y El Chapo también. La bronca era cómo regresar para realizar la entrevista sin ser detectados.

En su desesperación, el actor estadounidense ideó las formas más extravagantes de cruzar hacia México sin que su entrada fuera registrada ni por Migración y menos por el aparato de inteligencia del gobierno mexicano. Fue cuando se le ocurrió que una opción sería cruzar por Los Algodones y llegar hasta el Golfo de Santa Clara, territorios que ya había recorrido en 2006 durante la filmación de su película Into The Wild (Camino Salvaje, su título en español). En esa ocasión a este reportero le tocó conocerlo y coincidir a la hora de la comida mientras grababan la escena donde el actor principal Emile Hirsh cruzaba en kayak por la presa Morelos.

“…Hago un plan para esconderme en el maletero del coche de un amigo y cruzar la frontera por Algodones en el límite con Arizona. Estoy familiarizado con este cruce: no te revisan los papeles y dejan pasar a los vehículos sin escrutinio alguno. Después conduciríamos 80 y tantas millas por el desierto hasta el pueblo de Santa Clara en el Golfo para negociar con otro cártel que me llevaría con el Chapo. Pero Kate insiste que, si voy a hacer el viaje, tengo que ir con ella…”.

Con el terreno caliente, el segundo encuentro donde se haría la entrevista quedó cancelado. Al actor le pidieron que enviara las preguntas por escrito. Uno de los sicarios del Chapo grabaría la entrevista con su celular y luego les sería enviado el video de contrabando a los Estados Unidos. La entrevista es una pieza de 17 minutos que publicó en su portal la revista especializada en rock, de la que posteriormente Sean Penn se quejaría amargamente porque muchas de sus preguntas fueron omitidas por el improvisado entrevistador.

En el video, difundido por todos los medios de comunicación, El Chapo advierte que es exclusivo para la señorita Kate del Castillo y el señor Sean Penn. A grandes rasgos justifica haberse dedicado al narcotráfico ante la falta de oportunidades, niega ser una persona violenta, refrenda el amor por su madre, resalta que sus hijos son muy unidos y advierte que aunque lo detengan, el narcotráfico nunca se va a acabar.

La despedida

La siguiente conversación entre Joaquín Guzmán y Kate del Castillo, interceptada por la PGR, se dio hasta el 10 de octubre, cuando el operativo encabezado por la Marina ya le pisaba los talones, mientras huía en la zona montañosa entre Durango y Sinaloa. El día 5, 72 horas después del encuentro entre los actores y el capo en Cosalá, los marinos pudieron haberlo detenido, o matado, pero lo dejaron escapar porque andaba acompañado, dicen que por su esposa Emma Coronel y sus dos hijas gemelas.

Para entonces, la relación ya era de mucha confianza. Kate del Castillo se decía emocionada con el proyecto de la película “y no duermo mucho desde que te vi”.

-Te cuento que yo estoy más emocionado en ti que en la historia, amiga.

-Jajaja, me encanta saberlo.

Habían quedado de volver a verse la última semana de noviembre.

El 24 de octubre volvieron a chatear por el Blackberry. A las 2:00 de la tarde El Chapo inició saludando.

-¿Cómo está la mujer más buena de este mundo y la más inteligente, que admiro mucho”.

-Jajaja. ¡Gracias!, Hola, amigo bello…

El 29 de octubre, ante la falta de respuesta, El Chapo, ya completamente enamorado, le mandó un nuevo mensaje a las 10:15 de la noche: “Amiga, hay que vernos. Todo estará tranquilo, si no estuviera seguro no te invitaría. Quiero que entrevistes a señores y señoras de mi rancho. Te cuento que mi mamá quiere conocerte. Le comenté de ti. No te desanimes, que no pasa nada. Todo lo tendré al 100”.

El 31 de octubre volvió a insistir… “ojalá vengas luego para atenderte, para que me digas qué te gustaría comer para tenerte listo, para atender a mi amiga, la más buena del mundo y la más hermosa. Estamos pendientes, te quiero y te admiro. Bye”.

La última conversación que registró la PGR, o al menos la última que le filtró al diario Milenio, se dio el 9 de noviembre, cuando ya discutían los términos para la publicación de la entrevista que el Chapo exigió revisar antes de que fuera publicada. La única que escribió fue la actriz, quien ya no obtuvo respuesta del capo.

“…el acompañante ya escribió el artículo y tiene asegurada la portada que hablamos, ¡solo tienes que aprobarlo tú antes de que se publique! Voy a ver la manera de mandarlo a México con alguien junto con varias preguntas que queremos que contestes y te grabes diciendo lo que quieres que sepa el mundo… Mi acompañante me dijo que me tienen bien pinchada y esperan que yo los lleve a ti. No te puedo arriesgar ahora, es demasiado peligroso, por más que los dos queremos verte y cumplir con la misión que me encargaste…”.

A causa de estas relaciones peligrosas, ahora, autoridades tanto de México como de Estados Unidos investigan a la pareja de actores, por encubrimiento, por haberles aguado la fiesta, o por cualquier otro delito que se les pueda ocurrir. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros