Semanario Contraseña

La clave de la información

San Luis, narcos y homicidas

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Además de la detención en el Valle de Guadalupe de otro de los presuntos participantes en el crimen del comandante Francisco Vázquez, el fin de semana pasado en la garita de San Luis, Arizona fueron detenidos en diferentes acciones cuatro jóvenes que transportaban en total casi 70 kilos de droga, entre metanfetamina, cocaína y heroína.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- La presencia de bandas dedicadas al narcotráfico en San Luis Río Colorado se siente, entre cosas, por los recientes decomisos de importantes cantidades de droga en la garita norteamericana.

También, las bandas delincuenciales actúan con violencia cuando se ven afectados en sus intereses, como fue el caso del comandante Francisco Vázquez Bustamante, asesinado en septiembre pasado por una célula criminal que opera en ambos valles como consecuencia de una serie de decomisos que les habían hecho los elementos de la Policía Municipal a su mando.

A pesar del binomio droga más violencia que se registra en esta frontera, la ciudad sigue siendo considerada una de las más seguras del estado, ya que los narcos acostumbran manejarse con un bajo perfil.

Sin embargo, son los delitos de alto impacto los que sacuden a la opinión pública y ponen en alerta a las autoridades.

Hace un par de días, en el Valle de Guadalupe, en Baja California, la Policía Estatal Preventiva detuvo a un sujeto que tenía una orden de aprehensión por el delito de homicidio.

El sujeto fue identificado como Diego Armando N, quien era buscado por el crimen cometido en contra de Jesús Molina, perpetrado el 1 de enero de 2015 en el ejido Colima del valle de Mexicali.

De acuerdo a versiones policiales, el detenido también está involucrado en el asesinato de Vázquez Bustamante.

En diciembre pasado, en la colonia Pro-Hogar de Mexicali, fue detenido José Israel Aguilar Medina.

Al momento de su detención, viajaba a bordo de un vehículo tipo sedán, andaba armado con una pistola calibre 9 milímetros y traía metanfetamina para su consumo personal.

Cuando fue interrogado por las autoridades investigadoras, el sujeto, quien dijo formar parte de la banda de Los Garibay, reconoció haber participado en el mortal atentado contra el jefe policiaco, pero aseguró que él no fue quien jaló del gatillo.

Con la información que les proporcionó José Israel al pasado martes fue detenido en la región de Ensenada Diego Armando, a quien las autoridades investigadoras están relacionando también en el crimen del jefe policiaco, situación que hasta ahora no ha sido confirmada.

Lo único que trascendió es que es residente del ejido Hermosillo y que forma parte del mismo grupo delictivo.

Narcotráfico en fin de semana

El fin de semana pasado, oficiales de aduanas del puerto de entrada de San Luis, Arizona, realizaron una serie de decomisos y detuvieron a varias personas, dos de ellas residentes de San Luis Río Colorado y de El Golfo de Santa Clara.

El arresto de las cuatro personas en eventos por separado sumó alrededor de 70 kilos en total entre metanfetaminas, heroína y cocaína.

El pasado 15 de enero, cuando pasaron a segunda revisión el vehículo de la marca Mercedes Benz conducido por Adrián Ochoa, residente de El Golfo de Santa Clara, el agente canino antinarcóticos alertó a los oficiales de la presencia de sustancias prohibidas en el vehículo.

En un compartimiento secreto encontraron 3 kilos de cocaína, con un valor en el mercado de alrededor de 75 mil dólares y una cantidad similar de heroína, la cual habría redituado en las calles de Estados Unidos aproximadamente 82 mil dólares.

Posteriormente, el 16 de enero, al ser pasada a segunda revisión, a Wendy Marisol Flores Cortés, residente de San Luis Río Colorado, le encontraron escondido en su vehículo un cargamento 15 kilos de metanfetamina, la adictiva como peligrosa droga conocida como cristal, la cual alcanzaría en el mercado un precio de 100 mil dólares.

La detección fue posible también gracias a la intervención del perro entrenado para la intercepción de narcóticos.

Al día siguiente, el domingo 17, los agentes fronterizos pasaron a revisión secundaria a Karely García Alvarez, quien se mostró nerviosa mientras tripulaba su MiniCooper. Al hacer una inspección minuciosa del vehículo los aduanales localizaron cerca de 25 kilos de metanfetamina con un valor aproximado a los 155 mil dólares.

Esa misma mañana los agentes fronterizos detectaron en una revisión secundaria cerca de 22 kilos de cocaína los cuales eran transportados por Erick Beltrán, residente de San Luis, Arizona, escondidos en su vehículo de la marca Nissan droga que según estimaciones de las autoridades americanas tendría un valor una vez puesta en Phoenix por alrededor de 489 mil dólares.

Todos los cargamentos y los vehículos fueron asegurados por los agentes aduanales y turnados junto con los cuatro jóvenes detenidos al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos para las investigaciones correspondientes. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros