Semanario Contraseña

La clave de la información

Margarita Zavala un paso al frente

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Diálogo

David Figueroa

Entre malas noticias por la crisis económica, de seguridad, pero sobre todo los altos niveles de corrupción e impunidad, pareciera que comienza a surgir la propuesta y el medio para pasar de la indignación a la acción en nuestro país desde la base ciudadana, y llama la atención quién lo hace: una ex primera dama.

Margarita Zavala, quien en junio de 2015 decidió no ir por la dirigencia del PAN y reservarse para buscar ser candidata a la Presidencia de México el 2018,  se muestra optimista, preparada, madura políticamente hablando, serena, con claridad de ruta y sobre todo genuina. Como dijo el columnista Álvaro Cuevas, no se está inventando.

Este fin de semana Margarita Zavala lanzó una propuesta que sin duda rebasa colores y partidos en el momento de mayor desprestigio en la política.

“Yo Con México” pretende poner en el foco las acciones de ciudadanos comunes en pro de su comunidad y hacer a un lado todo lo demás. Y a partir de ahí hacer una cadena de difusión del esfuerzo, buena voluntad y el trabajo de mexicanos que quizá están decepcionados del gobierno y el sistema político, pero no de su país.

Ahí está la clave; Margarita Zavala parece haber dado en el clavo como decimos comúnmente los sonorenses. Sabe que los partidos políticos ya fueron rebasados, lo supo quizá desde que anunció que no iba por la dirigencia nacional del PAN a mediados del año pasado.

Bien hizo en marcar una nueva ruta, que dicho sea de paso ni es tan nueva, es de la que nunca debió salir el espíritu político que dio paso a la democracia, una democracia que la misma Margarita advierte, está en riesgo de perder la confianza ciudadana por el pragmatismo con el que hoy operan los partidos.

Así se lee también en la fundación “Dignificación de la política” que se ha convertido en una plataforma para volver a la política a su origen, al servicio, una política con vocación, con valor y con sentido.

En medio de esta crisis de credibilidad, de corrupción, de falta de aplicación del Estado de Derecho; donde la mayor creatividad de los partidos es buscar alianzas entre sí para ganar elecciones, México ya no necesita más escándalos y todo indica que así lo entiende Margarita.

En el ámbito personal va mucho más allá aceptando que su partido Acción Nacional no está libre de pecado, y que por ejemplo en el caso de la diputada de Sinaloa presuntamente vinculada con Joaquín Guzmán Loera, quien fue postulada precisamente en alianza con otros partidos, no basta con decir que se va a investigar.

Es necesario que el partido ofrezca disculpas a la militancia y a la sociedad, hay que pedir perdón, dice Margarita. Y seguramente no es la única situación.

Mientras cada partido libra su propia lucha interna entre escándalos de corrupción, señalamientos, exigencia de sanciones, expulsiones, división, etcétera, Margarita Zavala va por encima de todo esto y se dirige al ciudadano.

De entrada la credibilidad de la que ella goza le ha permitido colocarse en el ánimo de los mexicanos.

Ella representa un conjunto de valores que es atractivo al ser mujer, tener experiencia, preparación y desde luego probidad. Ha logrado construir su propia historia desde mucho antes de ser primera dama.

Si México está buscando a un buen empleado para Presidente, fuera de personajes fabricados ex profeso y populismo, pareciera ser el momento de Margarita Zavala.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros