Semanario Contraseña

La clave de la información

[Diálogo] Ocho meses, el llamado del PAN en Sonora

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

David Figueroa

Creado como una institución política que se alejaba del caudillismo y buscaba la institucionalidad de la democracia humanista y el bien común, el Partido Acción Nacional enfrenta el reto mayor en su historia en Sonora. No es recuperar el gobierno… sino reencontrarse consigo mismo.

La crisis tras perder espacios ya ganados con anterioridad es natural e inevitable; le sucedió al PRI y ha pasado con otros partidos y como comúnmente decimos, el problema no es caer sino saberse levantar.

El PAN en nuestro estado actualmente gobierna 23 municipios; cuenta con 13 diputados locales;  5 Diputados Federales y 2 Senadores.

Esa es la fuerza electoral en términos llanos del blanquiazul. Es pues la segunda fuerza electoral.

El PAN está llamado a ser el equilibrio que Sonora necesita; una oposición fuerte y real para que el gobierno actual no caiga, como invariablemente ha sucedido, en la tentación de tener todo el poder, todo el control y donde los excesos no se dejan esperar.

Sin embargo desde el 6 de Junio han pasado más de ocho meses; en ese tiempo Acción Nacional renovó la dirigencia nacional y de ahí poco realmente se ha movido de fondo.

En el estado se nombró un dirigente interino que opera con el mismo Comité Directivo anterior y al parecer se plantea lanzar convocatoria para elección próximamente.

Ante ello han surgido varios personajes como posibles contendientes y comienzan a verse más activos a diferencia de meses anteriores, cuando el panismo en la entidad se vio huérfano en la derrota y juzgado por errores de un gobierno del cual, muchos nunca formamos parte.

Ese panista de a pie, el que buscó sin éxito ser escuchado antes del 6 de Junio por sus dirigentes, ahora es llamado de nuevo a luchar, a dar la cara ante la sociedad, pero sin un análisis y sin consecuencias al interior para quienes actuaron de manera indebida.

Pareciera que se pretende ir al frente como si nada hubiera pasado.

Por ello la sociedad y no sólo los panistas de a pie, perciben a un PAN que ha reaccionado lento y pasmadamente; retrasando ese rol de oposición al que está llamado y obligado a ser; recordemos que los partidos subsisten del erario público.

¿Qué no ha hecho Acción Nacional en estos más de ocho meses?

1. No ha hecho un análisis sereno de lo sucedido. El Consejo estatal que es el máximo órgano de reflexión al interior no ha sido convocado.

2. Siguen al interior lanzamientos de culpabilidad pero poco es lo que se hace hacia afuera.

3. No hay ruta clara a dónde se conduce el PAN en el estado, no hay un plan de acción para recuperar el ánimo y la confianza ciudadana.

4. Sigue extraviado en sus problemas internos de luchas de grupos por el poder.

5. No ha habido acciones que manden un mensaje claro y contundente que marquen un deslinde con un pasado y personajes que dañaron a la institución.

Es difícil pensar que con rostros que fueron partícipes de ese pasado reciente que lastimó a Acción Nacional, se pueda recuperar la credibilidad del ciudadano.

Como segunda fuerza debía tener una acción mucho más contundente en temas como el incremento a la deuda pública de Sonora, el incremento a la tarifa de agua en Hermosillo.

Incluso el PAN debió ser más firme en dejar claro que con el aval de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al Acueducto Independencia, el tiempo le dio la razón en una decisión, quizá la más importante de la pasada administración y de relevancia por el precedente que marca a nivel nacional.

Hay dos visiones del PAN en Sonora, la que tienen quienes están dentro y quienes lo ven de fuera, totalmente distintas.

Afuera se podrá mostrar civilidad y respeto, pero no se compromete la unidad de manera genuina sin líderes que dejen a un lado su interés de grupo sobre la importancia de ser verdadera oposición.

Sonora demanda instituciones sólidas, en este caso partidos políticos, que realmente representen los intereses ciudadanos y no el interés de camarillas internas. Cuando eso suceda, Acción Nacional regresará a ser útil a los sonorenses.

El reto es verse a sí mismo como el reflejo de sus acciones y omisiones.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros