Semanario Contraseña

La clave de la información

Mató a su novia embarazada porque era casado

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]PUEBLA, Pue. (apro).- Por falsedad de declaraciones, el Juzgado Octavo de lo Penal dictó auto de formal prisión en contra de Rafael Portillo Abundis, presunto asesino de Samaí Márquez Salgado, quien tenía 25 años y dos meses de embarazo.

Voceros del Tribunal Superior de Justicia informaron que se dio la misma resolución en contra de Claudia Portillo Abundis, hermana del presunto responsable del crimen, por haber falseado su declaración al tratar de encubrirlo.

En ambos casos, las acusaciones se refieren sólo a falsedad en declaración, debido a que la Fiscalía General del Estado aún está en proceso de integrar la carpeta de investigación para responsabilizar a Rafael Portillo Hernández del asesinato de Samaí.

De acuerdo con la información que ha filtrado la Fiscalía, en el celular de Rafael Portillo Abundis se encontraron mensajes enviados por WhatsApp en los que acuerda con un amigo el pago de 5 mil pesos para que agrediera físicamente a la mujer, que esperaba un hijo suyo.

Según esta versión, el presunto homicida estaba enojado por el embarazo de Samaí –con quien sostenía una relación– debido a que es casado y temía que esa situación afectara su matrimonio.

Portillo Abundis, quien es propietario de un gimnasio, conoció a su víctima en ese lugar, a donde Samaí acostumbraba acudir ya que tenía una fuerte afición por el ejercicio.

En busca de tener una coartada, el presunto homicida pidió a sus cómplices que secuestraran a la joven el 17 de febrero, justo el día en que él cumplía años y que se encontraba en un festejo familiar.

Para reforzar esa versión, Portillo Abundis se tomó varias fotos del festejo en compañía de su familia y las subió a las redes sociales para que quedara constancia del lugar en el que se encontraba.

Sin embargo, según las investigaciones, el hombre salió de su fiesta por alrededor de dos horas, en las que presuntamente acudió al lugar donde se encontraba la joven secuestrada.

Samaí desapareció el 17 de febrero luego de que abordó un taxi. El pasado fin de semana su cuerpo fue localizado con un disparo en la cabeza, en las cercanías de la presa Valsequillo.

La hermana de Portillo Abundis fue detenida porque en su declaración aseguró que su familiar estuvo con ella todo el tiempo. Además, ocultó que había tenido comunicación telefónica con la asesinada.

De acuerdo con medios locales, en su primera declaración Rafael Portillo Abundis reconoció que había pagado 5 mil pesos a un amigo, pero que sólo había sido para que le dieran “un susto” a la víctima.

Entrevistado sobre la necesidad de declarar la Alerta de Género en Puebla al sumar 14 homicidios de mujeres en lo que va de este año, el secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco, dijo que esta entidad no reúne el perfil para decretar ese protocolo.

“No nos toca a nosotros decidirlo. Hasta ahora, por los elementos que ha comentado la Secretaría de Gobernación, no tenemos el perfil para decretar una alerta de género y estamos actuando con toda energía e intensidad en este tema”, afirmó.

Aunque calificó la situación de preocupante, Carrasco señaló que atender este tipo de problemáticas no sólo corresponde a las autoridades gubernamentales, sino también a la sociedad en general.

Este 25 de febrero diversas organizaciones han convocado a participar en una marcha en la que se ponga de manifiesto la preocupación de la sociedad por los constantes asesinatos violentos contra mujeres que se han disparado en la entidad.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros