Semanario Contraseña

La clave de la información

[El Eslabón Perdido] Los riesgos de la profesión

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

En estos tiempos tan convulsos, en donde las noticias se suceden unas a otras de manera vertiginosa, lo que ahorita es noticia, mañana ya es historia.

Desde la aparición de los portales de noticias por internet y luego con la llegada de las redes sociales, el impacto de lo inmediato ha ido desplazando paulatinamente a los medios de comunicación tradicionales, como lo son prensa, radio y televisión.

La posibilidad de informar en tiempo real, prácticamente en vivo, es tan atractiva que pocos pueden resistirse a la tentación de experimentar esa sensación, con las posibilidades que nos dan Periscope a través del Twitter y más recientemente la transmisión de video en vivo o “live streaming” a través de los dispositivos móviles con acceso a Facebook.

Pero el papel sigue siendo el papel y lo clásico y tradicional de leer las noticias por la mañana, acompañado de una taza de café, en la comodidad del sillón y con el olor de la tinta sigue teniendo su encanto. Quizás por eso, a contrapelo de la tendencia mundial de los grandes medios impresos que se encaminan hacia el formato digital, esta semana trascendió la publicación de un nuevo diario impreso en Inglaterra, el cual no tendrá portal en internet, aunque sí presentarán las noticias de una manera más ágil y amena.

El fin de semana pasado, cuando publicamos en la edición impresa la foto de una muchacha para ilustrar el caso del portal que exhibía fotos de jóvenes mexicalenses nos fue como en feria. Con justa razón, los lectores y algunas de las personas directamente involucradas, que se sintieron afectadas, consideraron que nos habíamos excedido en nuestra libertad de expresión.

Por tal motivo publicamos en nuestra página de Facebook la siguiente Fe de Erratas, a manera de Derecho de Réplica:

“En nuestra edición de esta semana abordamos el tema que causó gran polémica sobre una página de internet que publicaba fotos de muchachas de Mexicali, algunas en poses algo sexys, incluso semidesnudas.

“Para ilustrar el reportaje de Iván Cruz utilizamos tres fotos de las más decentes que había en el citado ‘portal’, dos selfies y otra foto tomada de manera profesional que incluimos en la portada, la cual es del autor Alex Barajas Z.

“Nuestro error de edición fue que no difuminamos el rostro de las chicas, por lo que nos disculpamos de manera pública por los inconvenientes que esto pudo haberles causado; en ningún momento fue nuestra intención causarles algún daño o perjuicio.

“Hemos estado recibiendo reclamos no sólo de la gente directamente involucrada sino además de otros cibernautas que de alguna manera se sintieron indignados.

“En lo subsiguiente tendremos más cuidado”.

En este como en cualquier otro oficio u profesión, quienes lo ejercemos al límite corremos el riesgo de equivocarnos, humanos e imperfectos al fin, pero por eso tenemos la vergüenza suficiente para disculparnos.

Esto, a pesar que nosotros en ningún momento robamos ningún material fotográfico, ni sustrajimos las imágenes de manera indebida de algún teléfono celular o perfil de Facebook, sino que las tomamos precisamente del portal que las había hecho públicas y solo para ilustrar la nota realizada por el corresponsal en Mexicali, imágenes por cierto en las que no se les ve a las chicas nada fuera de lo que normalmente circula de manera profusa en las redes sociales con las famosas “selfies”.

Además de la correspondiente disculpa pública, procedimos a retirar todos los ejemplares de la edición impresa de las tiendas Círculo K y Oxxo, aun así siguió la andanada de críticas, curiosamente más por parte de hombres, quienes al parecer se sentían “indignados” y decían que una disculpa no era suficiente, seguramente querían una sentencia de 25 azotes y cantidad similar de latigazos; así como de un abogado que se comunicó a la redacción para amenazar con llevar el caso a los tribunales, más que nada en busca de sacar algún provecho económico.

Con la aparición del internet y las redes sociales la reglamentación en materia de derechos de autor se ha visto rebasada, algunos consideran que la información que es subida a la red de alguna manera pasa a ser del dominio público y se vuelve susceptible de ser compartida, retomada y comentada, citando la fuente donde se originó tal información o al medio que originalmente la publicó.

El mismo gobierno, instituciones, diputados y hombres de letras reconocen que el internet hasta la fecha no ha podido ser regulado, aún no se ha legislado sobre la materia, de tal suerte que existe un vacío legal el cual ha sido aprovechado por ejemplo por los políticos, quienes se dan vuelo promoviéndose en un espacio virtual que no se encuentra acotado por las leyes electorales.

Pero en lo que respecta a los medios impresos ahí sí, nos regimos por la Ley de Imprenta y nos amparamos en los artículos 6 y 7 de la Constitución que garantizan la libre expresión de las ideas, siempre y que no se ataque a la moral (dícese de un árbol que da moras) y altere el orden público (imposible en estos tiempos no convocar a la rebelión, así sea intelectual).

En busca de una opinión objetiva pedimos el consejo del prestigiado periodista Sergio Haro, referente en términos éticos de la profesión, quien nos dijo que ante lo sensible del tema debimos manejar con más cuidado sobre todo las imágenes, que ya para entonces eran del dominio público, aunque solo las hayamos usado para ilustrar el reportaje.

Haro nos compartió la vez que para ilustrar un tema sobre delincuencia, cuando dirigía el semanario Sietedías, lo acompañó de una imagen de unos jóvenes que habían sido detenidos, a los que tampoco se les difuminó el rostro, y que no tenían relación directa con la nota.

Luego vendría la queja de los familiares, la correspondiente disculpa y la experiencia que dejan este tipo de anécdotas para quienes ejercemos esta noble y a veces incomprendida profesión.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros