Semanario Contraseña

La clave de la información

[El Infiltrado] El patético PRI local

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Por Tito Capotito

El presidente del comité directivo estatal del Partido Revolucionario Institucional Gilberto Gutiérrez realizará hoy y mañana una gira de trabajo en esta frontera, primera ocasión que viene con esa investidura tras sustituir a Alfonso “el vaquero” Elías.

El tricolor obtuvo buenos resultados en Sonora en el pasado proceso electoral porque recuperó la gubernatura y plazas importantes como Hermosillo.

Pero el “patito feo” sigue siendo San Luis Río Colorado en que pareciera los priistas acostumbrados están a perder cada tres años durante un cuarto de siglo, y quizá no sea culpa total de la militancia y sus candidatos.

Aquí sí está partido el instituto que fundó el sonorense Plutarco Elías Calles y resulta encomiable que una parte de sus miembros no pierden el ánimo ni la esperanza, como es meritorio que surjan candidatos comprometidos a sabiendas de que llevan las de perder.

Este escenario adverso no cambia y no se ve cómo será diferente para los próximos comicios del 2018.

A muchos priistas no les gusta que vengan de Hermosillo a tratar de imponer fórmulas de procedimientos, aunque por sí mismos no logran revertir la preferencia inclinada incondicionalmente por la ciudadanía al Partido Acción Nacional.

Un panorama complicado es el que hay en el PRI sanluisino, más no todo está perdido y la siguiente es otra oportunidad de recuperar el gobierno municipal, sobre todo porque no se vislumbra una administración exitosa la del alcalde panista que lo es por segunda vez, Enrique Reina Lizárraga.

De cualquier manera la presidenta del comité municipal del PRI maestra Delia Murrieta presentará al dirigente estatal un partido en pie de lucha que se niega a morir.

Por cierto que es menester definir la presencia de la apasionada Delia, saber si se queda o se va.

Ella está haciendo su mejor esfuerzo tratando de motivar a la militancia a activarse, busca la unidad aunque sea algo difícil de alcanzar por la tradicional postura asumida por los grupos y los personajes influyentes que quieren siempre ser favorecidos y si no es así no se suman a las tareas principalmente en tiempos electorales, y lo peor, hay quienes dan la espalda y traicionan. Ha sido una constante que los candidatos tengan la contra en su mismo partido.

El PRI ha perdido por lo que hacen y dejan de hacer, más que víctimas del blanquiazul.

La familia priista se pregunta cuando vendrá la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

Se entiende que la oriunda de Magdalena de Kino no sienta un compromiso  con San Luis que votó más por el contrario, pero sí lo tiene con los de su partido y como la mandataria de todos los sonorenses.

Hasta ahora no se ha definido una fecha  probable de que lo haga cuando faltarán una decena de titularidades de dependencias del estado por designar aquí, incluyendo la representación de su gobierno.

Mientras la anunciada presencia periódica de secretarios del gobierno de Sonora va a dar inicio con la visita la próxima semana del titular de Trabajo y Previsión Social el veterano Horacio Valenzuela Ibarra, con muchos kilómetros recorridos en el quehacer público. Lo atenderá el titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje el ex alcalde interino Joel Aguirre Yescas.

Si hablamos de un pronóstico poco favorable para la administración panista, debe considerarse un error y poco visionario el que se decidiera construir un nuevo estadio de beisbol en el Bosque de la Ciudad en donde el principal problema es la falta de estacionamiento vehicular.

Habiendo tanta superficie plana y optar por copar lo que va dejando de ser un pulmón de la ciudad es un error.

Y para colmo el inicio de su construcción ha quedado suspendida supuestamente por errores del proyecto comenzando con la viabilidad del suelo.

Ese escenario se contempla apenas para albergar a unas quince mil personas (en dos etapas), siendo que San Luis requiere de un estadio con capacidad para no menos de 25 mil aficionados que lo ponga en condiciones de ingresar a la Liga Mexicana del Pacífico en que se juega la mejor pelota profesional en el país.

No es posible que comunidades con menos población como Navojoa, Guasave o Los Mochis tengan muchos años en este circuito y esta frontera que queda entre dos plazas importantes como son Mexicali y Hermosillo sigue fuera sin posibilidad alguna de obtener una franquicia por no haber donde jugar.

El nuevo estadio que suplirá al vetusto y nada funcional estadio “Andrés Mena Montijo” antes Revolución, es una gestión del propio presidente Reina Lizárraga que hizo cuando fue diputado federal en el pasado período bien pudo proyectarse con mayor infraestructura y para cosas grandes.

Los gobiernos del PAN siguen debiendo una obra de envergadura a los sanluisinos, y los otros gobiernos también.

A propósito de deficiencias y de falta de visión para alcanzar la modernidad, resulta condenable que a estas alturas se siga careciendo de gas natural que tanto utiliza la industria, proyecto truncado por el gobierno anterior del despilfarro.

Tampoco tenemos una espuela del ferrocarril que conecte a San Luis con la red nacional y hacia los Estados Unidos.

Así no vendrá la inversión extranjera a establecer sus industrias.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros