Semanario Contraseña

La clave de la información

[El Infiltrado] Bustamante para ministro

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por tito Capotito

El título de la columna no es ninguna broma ni adelanto a lo que sucederá en el 2018 para la elección presidencial.

Es que al nobel sanluisino José Jesús Bustamante Salcido, el primer agricultor del año distinguido por la presea “Hermanos Escobar”, un ameritado y reconocido experto en agronomía, maestro del originario de La Bolsa del Valle de San Luis, lo ubica en tal nivel que asegura puede ser en el futuro secretario de Agricultura en un gabinete presidencial.

Si lo decimos nosotros o algún otro comunicador, nos tildarían quién sabe de qué tanto, aunque tenemos conocimiento de causa para decir, ciertamente, que el ingeniero Bustamante esté más que apto para ser ministro del ramo que domina.

Si como presidente municipal salió avante, bien librado, sin acusaciones serias, no habría razón para que fuera diferente de ser secretario de Agricultura.

Sería algo remoto, casi imposible de suceder, pero de ser realidad la sugerencia que hace el maestro Francisco Montijo Grijalva, el país y la agricultura saldrían ganando.

Llama la atención ver cómo a Bustamante lo han distinguido sus colegas a nivel nacional, y en Dubai, a donde viajó a un evento internacional sobre frutas secas, fue elogiado, invitado incluso a un próximo concurso sobre el dátil, y existen altas posibilidades de que lo obtenga, siendo la bolsa para el ganador un premio por 80 mil dólares, mientras que en su tierra natal no se le ha distinguido con un reconocimiento similar, aunque no lo necesita y como diría el ex alcalde don Rafael Leyva Castro (finado) el no valorar lo hecho por Bustamante es por ser San Luis tierra de pusilánimes.

Bueno, tendrá en parte razón el inolvidable “Faylo” pero nosotros no estamos en esa categoría y reconocemos la capacidad y visión de Bustamante, un hombre virtuoso y exitoso que comenzó de cero hasta alcanzar el nivel de primer mundo entre lo mejor de lo mejor.

Por cierto que el presidente de la Federación Nacional Agronómica, Marco Antonio Moreno Escobar, uno de los integrantes de la delegación visitante, recordó anécdotas interesantes como cuando fueron dos muchachitos a su casa en Magdalena donde se crió a preguntarle cómo le iba en Juárez, eran Bustamante y Julio César Rodríguez Pérez, quienes al siguiente semestre ya estaban en la institución particular.

También menor el líder agrónomo que estuvo trabajando en San Luis recién salido de la carrera, en 1968, enviado por la empresa Longoria, lo que le permitió colaborar con sus amigos y paisanos los hermanos Manolo y Rafael Leyva Castro. Del primero recuerda fue buen pelotero, excelente jugador de cuadro, pero dice que otro hermano de esa familia, el ”Marruro” fue mejor beisbolista siendo pitcher. “Y otro hermano, Héctor, también fue buen jugador de la segunda base”, intervino un comunicador en la entrevista. Se trata de Arturo, quien sigue en edad al mencionado notario público sanluisino.

Bustamante merece el lugar en donde está y más.

Cabe reconocer también a su esposa Lupita que participa en lo que es una agroempresa industrial como administradora del empaque de dátil. Es una dama íntegra, inteligente, que sabe conjugar sus tareas como esposa y madre y trabajadora a la vez.

Nos parece una pareja ideal a la que hay que desearles les siga yendo mejor y que tengan el amparo del Todopoderoso.

En verdad de Bustamante se pueden decir muchas positividades. Es un ejemplo a seguir, debe ser fuente de inspiración para nuevas generaciones, y mucho más. Lo es.

Sus hijos Judith, Jesús III y el menor José Carlos, muy atentos y activos en la gira informativa y convivencia, al lado de quien se sienten orgullosos y no es para menos.

Judith se desempeñó con prestancia y seguridad, tiene carácter firme y puede ser una revelación de la política en un futuro cercano. Si le gusta eso que llaman política y va tras los pasos de su padre que fue alcalde, la actual regidora priista en el Ayuntamiento panista podría alcanzar la candidatura a la presidencia y muy probablemente terminar con el dominio azul de décadas.

En el Partido Revolucionario Institucional aunque Delia Murrieta López ha hecho su mejor esfuerzo al frente del tricolor como presidenta interina, y habrá de ser relevada de acuerdo a los tiempos del ex invencible, ya se barajan nombres de los posibles.

Así, uno de los más conocidos, el abogado Vidal Cid Manríquez, buscaría otra vez ser el presidente.

Igual de uno de los miembros de la familia Rascón.

También estaría dispuesto a ir tras la dirigencia el retoño del maestro Jesús Isidro Arenas Ayón, del mismo nombre, quien ha dado muestras de capacidad y liderazgo, tiene futuro.

En la lista figura una carta relativamente nueva, el ortodoncista Daniel Adame, respaldado por el grupo de Juan Antonio Gaeta Covarrubias, el flamante e influyente agente fiscal.

Y hay otro elemento de la reciente generación de sanluisinos priistas, Iván Buchanan Corrales, que pudiera dar la sorpresa, tomando en cuenta que representa una cara nueva que iría por un PRI renovado, además de ser un cercano colaborador del gobierno de doña Claudia Pavlovich.

El retoño del líder de los pobres Héctor Manuel Buchanan Domínguez tiene posibilidades por méritos propios y claro que tendría la “ayudadita” de su progenitor que debe ser el más cercano a la señora Pavlovich, con línea directa.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros