Semanario Contraseña

La clave de la información

[FUERA DE LIBRETA] De partidos y candidatos

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Sergio Haro Cordero

Dos bandos se disputan la candidatura priista a la diputación por el Distrito 03 de Mexicali, de un lado la empresaria Rosa Icela Ibarra Caldera, apoyada por un ala del tricolor más ligada al sector privado, del otro la odontóloga y maestra –tiene adscripción en una secundaria estatal- Rosa Gloria Arellano, activista y más bien cargada al sector social.

De hecho es el único distrito donde el partido tricolor presenta una fisura, en los otros 16 distritos de una u otra manera los aspirantes que no fueron considerados, ni chistaron. Y es evidente que en el PRI todas las decisiones fueron por dedazo –lo que no es nada nuevo- aunque en la faramalla abren una convocatoria para que se registren quienes tienen aspiraciones, aunque todos saben la decisión viene del centro del país.

El caso es que la odontóloga y maestra Arellano no se quedó quieta y ha cuestionado el procedimiento y ella junto con su gente presentaron al menos dos recursos, uno porque su planilla de delegados no fue aceptada, la otra porque fue dejada fuera del proceso, y en ambas quejas el Tribunal de Justicia Electoral remitió el expediente a la Comisión Nacional de Elecciones del ex partidazo.

La situación seguramente se empalmará con las campañas que inician el primer minuto del martes 12 de este mes de abril –durarán exactamente 51 días- y falta ver primero el resolutivo del órgano nacional priista y –en su caso- el seguimiento a través del Tribunal de Justicia Electoral. Uno de los argumentos del órgano interno local es que Arellano “no pasó” el primer obstáculo, el examen de conocimientos aplicado a todos los aspirantes. Datos extraoficiales anotan que de 100 reactivos solo contestó 49 y de éstos tuvo un total de 36 aciertos. Habría que ver si el resto de los aún precandidatos sí lo “pasaron” o si a los candidatos “ciudadanos” también se les aplicó la prueba.

El tema de fondo tiene que ver con la democracia partidista y no es algo secundario, aunque a la gran mayoría de los dirigentes –de todos los colores- ya se les olvidó el concepto.

En ese marco trascendió en la semana la renuncia al PRI del ex líder municipal del tricolor en Mexicali, Juan Meléndrez quien tenía cerca de 50 años de militante y en redes sociales mostró su credencial, fechada el 7 de febrero de 1967. El motivo de su salida pareció muy sencillo: no fue tomado en cuenta a la hora de las candidaturas.

En el caso del Partido Acción Nacional vale recordar que en las cinco alcaldías fueron candidatos “únicos” y sobre todo en Ensenada fue evidente el malestar –hasta ahí llego- de Eloísa Talavera, quien finalmente optó por morderse la lengua y quedarse con el berrinche.

En los distritales fue casi exactamente lo mismo –salvo una o dos excepciones- las candidaturas fueron por designación y, donde hubo urnas como en el caso del Distrito 02, las candidatas oficiales Alejandrina Corral y Mayola Gaona perdieron casi sorpresivamente.

Curioso que ahora se maneja esa misma dupla para los candidatos de lista, aunque ya nadie en el partido azul se pregunta cómo es que fueron designadas y en función de qué procedimiento.

El caso del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, es otro ejemplo de evidente antidemocracia, aunque la rebeldía ya parece apaciguada. Del resto y hasta el miércoles 6 por la noche –a dos días de cerrar el registro. Ni el PRD ni Movimiento Ciudadano han dado muestras de su apuesta para las alcaldías o el total de diputaciones.

Sería interesante el cruzar la nómina de los candidatos con la plantilla de personal del Congreso del Estado y hay quienes apuestan que una buena parte de los equipos caza-votos son a la par personal adscrito al Poder Legislativo.

Balconeo

Sin duda estas campañas serán muy singulares, por el perfil de los participantes, por el contexto y el puntilloso uso de internet y redes sociales.

Por ejemplo, la semana pasada el dirigente estatal del PAN José Luis Ovando presentó en Mexicali a dos de sus candidatas ciudadanas, Victoria Bentley, la líder de la burocracia que va por el Distrito 03, y Triny Vaca, la conductora televisiva que va por el Distrito 01.

En el caso de Vaca, no solo le han sacado su anterior participación con el PRI y más recientemente en el 2015 con el partido Movimiento Ciudadano. En la rueda de prensa un reportero le preguntó si todavía pensaba –como lo había dicho en anterior campaña- que el PAN tiene sumido en la miseria y la pobreza a Baja California. La ahora candidata panista no solo pidió evidencias sino además cuestiono la “fuente”, evidentemente molesta.

Pero dos días después empezó a circular en Facebook el video de una rueda de prensa de Vaca hace un año como candidata de Movimiento Ciudadano y sentada entre Job Montoya y Alcibíades García donde fustiga al PAN y alude el sentir ciudadano “por el hambre y el abandono que los tiene…”, dijo entre otras cosas en alusión a la campaña federal y después de conocerse los resultados.

Los favoritos de Garay

El presidente del Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Baja California tiene sus favoritos a la hora de los registros de los candidatos a las diversas alcaldías de la entidad, es por ello que a excepción de Gastón Luken se le vio muy poco o más bien nada en los registros de los candidatos independientes.

Garay se reservó para los aspirantes de mayor renombre y desairó a los pequeños como el caso de los representantes del Partido Municipalista de Buenos Ciudadanos y el Partido Peninsular de las Californias, asistió al registro de Julián Leyzaola pero no así del resto de los candidatos del PES.

Con información de Cristian Torres

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros