Semanario Contraseña

La clave de la información

[ El Eslabón Perdido ] En Mexicali, cuentas por cobrar

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Al candidato del PAN a la presidencia municipal de Mexicali se le ve muy alegre y en apariencia muy confiado en este arranque de campaña. Por los números alegres en poder del partido azul y blanco, y que son dados a conocer a la menor provocación por el dirigente estatal, José Luis Ovando Patrón, Gustavo Sánchez Vázquez trae un “colchón” como de 20 puntos porcentuales sobre el PRI, se supone que ahora que saltó a la palestra el colega Antonio Magaña debería reducirse ese margen.

Al ex diputado local con licencia, a quien hicieron candidato a chaleco a pesar de que la resolución del Instituto Nacional Electoral (INE) indicaba que para las alcaldías de Mexicali y Tijuana debían ser postuladas mujeres como candidatas, parece no preocuparle la marcada división entre algunos liderazgos panistas, inconformes por cómo se ha manejado el actual proceso electoral, desde antes que iniciaran las campañas.

En todo el proceso se percibe con claridad la mano del gobernador Kiko Vega de Lamadrid, el jefe político en el estado y de facto el líder en el Partido Acción Nacional.

Su influencia se ve desde la designación de las candidaturas y se alcanza a percibir en plena época electoral, cuando debería haber una veda en las actividades de gobierno  y no solo en la cancelación de la publicidad institucional.

Hace un par de semanas, en la víspera del inicio de la elección constitucional, el gobernador anunció el “decreto” para evitar multas por la no renovación de las placas, el descuento en el trámite de licencias de conducir el cual vence…el 20 de junio, justamente dos semanas después del día de la elección, que se realizará el domingo 5 de junio.

Kiko Vega, directamente o a través de sus operadores políticos, ha decidido prácticamente todas las candidaturas –finalmente, para qué es el poder, si no es para ejercerlo–, tanto para las alcaldías como para las diputaciones locales.

El fue quien decidió que fuera en el primer lugar de los diputados de lista o plurinominales Ricardo Magaña Mosqueda, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, quien lleva como suplente a Víctor Lujano Sarabia, quien era el subsecretario Jurídico en la Secretaría General de Gobierno.

También palomeó las candidaturas de Victoria Bentley, la lideresa de la burocracia estatal que va por el Distrito 03, y de la comunicadora Triny Vaca, por el 01, quien a pesar que no tiene bien clara cuál es su ideología, pues ha navegado por varios partidos, lo que sí tiene claro es que le interesa el poder para “ayudar” a la gente, como lo hacía con sombrero ajeno desde su programa en el Canal 66.

El tremendo Paco Rueda, número dos en el gobierno estatal, quien logró colar a su amigo y compañero del grupo Palaco a José Félix Arango el en distrito 04, sería uno de los operadores políticos de la actual campaña, al menos en Mexicali, y obviamente debajo de cuerda.

En esta misma edición, en su leída columna Fuera de Libreta, el colega Sergio Haro publica una foto de un pick-up hasta el tope de despensas con el logo del gobierno del estado –nomás les faltó ponerle redilas–, cosa que no es delito electoral pero sí se presta para las suspicacias, así como la aprobación en sesión extraordinaria en el Congreso del Estado de 113 millones de pesos para el Instituto Estatal Electoral, recursos que serán entregados para los gastos de campaña de los partidos políticos, quienes comenzaron el proceso rascándose con sus propias uñas.

Nos dicen que don Eugenio Elorduy está molesto por como se han venido presentando las cosas y por la marginación que han hecho de uno de sus protegidos, el aún alcalde de Mexicali Jaime Díaz Ochoa.

A Jaime Díaz no lo tomaron en cuenta para nada a la hora de definir las candidaturas, incluso su pareja sentimental, Sonia Carrillo, renunció a su militancia panista sentida por la realización de una supuesta encuesta ordenada por el PAN en la que preguntaban qué tanto afectaba la imagen de ese partido, tradicionalmente conservador, la relación extramarital entre el alcalde y la presidenta del DIF Municipal.

La renuncia de Sonia Carrillo fue tomada con cierto desdén por el dirigente partidista y por la militancia en general, pero ahora se sabe que no solo Jaime Díaz está molesto por obvias razones, sino que además el Yuyín amenaza con mantenerse al margen de la elección, al menos no se presentó al arranque de la campaña celebrado al pie del monumento a Lázaro Cárdenas, el mejor presidente que ha tenido este país cuya historia no guarda mayores paralelismos con la de Acción Nacional.

Por lo pronto Jaime Díaz ya les dijo a sus funcionarios que si querían apoyar en la campaña que lo hicieran los fines de semana o por las tardes y noches cuando no se encuentren en horas de trabajo.

 Todavía hace unas semanas el alcalde cachanilla andaba pero si bien estresado porque el gobierno del estado lo atraía amagado con incautarle las cajas de recaudación si no pagaba los 700 millones de pesos que el municipio adeuda de las cuotas del Issstecali, herencia del anterior alcalde Panchito Pérez Tejada, los cuales Kiko pretendió cobrar, sin éxito hasta el momento, en lugar de “patear el bote” –la nueva frasecita empleada en política—y hacérsela gacha al próximo alcalde, en un descuido de nombre Antonio Magaña.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros