Semanario Contraseña

La clave de la información

Nueva controversia, ahora por los parquímetros

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Siempre seno de controversias, el primer cuadro de la ciudad es nuevamente escenario del debate en lo que respecta a la instalación de parquímetros que tienen como finalidad solucionar el eterno problema del acaparamiento y falta de espacios de estacionamiento, una medida que ya se percibe también como un arma “de doble filo”

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- La discusión que resurgió hace unos días en torno a la instalación de parquímetros en la zona centro a raíz de una propuesta hecha por el sector empresarial a través de Canaco-San Luis vuelve a poner a los comerciantes del área en el ojo del huracán y a levantar la polémica en la comunidad.

Dicho proyecto, confirmó el Ayuntamiento, fue planteado hace dos semanas por Canaco y la empresa que instalaría los parquímetros –Galos Parking, de Monterrey, Nuevo León- con el fin de dar movilidad al primer cuadro, reactivar el comercio local y, sobre todo, solucionar el problema de acaparamiento de cajones.

Esta problemática es principalmente derivada de los trabajadores agrícolas que cruzan diario a Estados Unidos e incluso de los mismos dueños y empleados de los negocios, quienes dejan sus vehículos en un mismo espacio durante horas.

Inclusive, los directivos de la compañía ya visitaron la ciudad y expusieron ante los miembros del Cabildo las características y bondades del servicio que ofrecen, mismo que incluye la instalación de cámaras de video-vigilancia con un costo para el usuario –tentativo- de 2 pesos por 15 minutos, o bien, de 8 pesos por una hora.

Hasta el momento, tanto regidores, principalmente quienes integran la Comisión de Desarrollo Urbano, como Canaco, ven en la propuesta de contrato inicial del servicio por hasta 15 años como viable y como una buena alternativa.

A la iniciativa, se le añadiría un estudio listo para ser evaluado cuidadosamente y, sobre todo, aprobado por los comerciantes que se verían involucrados en la aplicación de la medida.

Actualmente, argumenta el presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, Luis Carlos Flores Sánchez, en el primer cuadro de la ciudad se cuenta con 2 mil 250 cajones de estacionamiento, de los cuales el 60 por ciento son ocupados por el mismo vehículo por más de 12 horas.

De esos, el 28 por ciento son utilizados por personas que trabajan en Estados Unidos, mientras que el 32 por ciento restante por empleados y comerciantes, por lo que sólo el 40 por ciento de los espacios están disponibles para los consumidores, turistas y/o visitantes, afirmó.

Por ello es que se contempla, dijo, instalar los parquímetros de acero reforzado “anti-vandalismo”, con una dimensión de 1.75 metros de altura por 38 centímetros de ancho, de la calle Morelos a la Sexta, y de la avenida Internacional a la avenida Hidalgo.

Antecedentes

El tema de instalar parquímetros en el primer cuadro, sin embargo, no es una idea del todo novedosa, pues durante años se había planteado, e inclusive ya había generado polémica durante la administración de Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo, en el 2011.

Fue el 21 de junio de 2011, según hace constar una nota periodística correspondiente a esa fecha, el Cabildo de San Luis –durante la Sesión Ordinaria número 72- autorizó por unanimidad la concesión del servicio de parquímetros en la zona centro.

Esto con el mismo objetivo de contar con un mayor control de los espacios de estacionamiento y agilidad en su uso para que fueran realmente utilizados por clientes y visitantes.

Entonces, el ´Balde´ propuso ante el pleno de Cabildo que la instalación de los parquímetros abarcara el área comprendida desde la avenida Carlos G. Calles a la Kino, y de la calle Morelos a la Siete.

Dentro de dicha propuesta también se incluyó que la concesión se confiriera por un periodo de hasta 30 años a la empresa a la que se le adjudicara la licitación, además de establecer una serie de condicionantes que deberían considerar las personas físicas y/o morales que pudieran verse beneficiadas con el otorgamiento de la licencia respectiva.

No obstante, al parecer se le dio carpetazo al tema pues aunque fue mencionado extraoficialmente durante la siguiente administración de Leonardo Guillén, nunca se planteó de manera oficial en el Pleno de Cabildo o en alguna de las comisiones.

Según recuerda el ex regidor Víctor Hugo Galarza, el tema no se tocó durante el trienio pasado salvo poco antes de concluir el periodo que se recibió a una empresa que presentó una exposición sobre el servicio que ofrecía, pero de ahí no pasó.

Por su parte, el presidente de la fracción panista en el Cabildo, Jorge Figueroa González, comentó que desconoce de esa concesión del Balde y que lo más seguro es que simplemente no prosperó.

“Eso no debe haber progresado porque esta es una compañía nueva que ha implementado ya sus servicios en ciudades grandes pero no mencionaron nada acerca de concesiones cuando presentaron su exposición”, afirmó.

No es un proyecto del Ayuntamiento

En ese sentido, el edil aclaró que este no es un proyecto lanzado directamente por el gobierno municipal en turno sino que está siendo planteado por el sector empresarial de la ciudad a través de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local.

Es por ello que, aseguró, esta administración sólo va a intervenir si luego de que se realice un estudio y las encuestas correspondientes, la mayoría de los comerciantes del centro firman para establecer que están a favor de los parquímetros.

“Esto es una petición ciudadana que se hace a través de la Cámara de Comercio, y a su vez el municipio ya hizo un estudio en el que se evidencia el problema de los cajones del centro y que sí es necesario el parquímetro para reactivar la economía”, anotó.

Sin embargo, subrayo, el Ayuntamiento no va a intervenir ni en la decisión ni en las encuestas que realizará la Canaco con sus propios medios

Por su parte, Luis Carlos Flores indicó que sólo en base a esos resultados se sometería el tema a Cabildo con el fin de implementar acciones de gobierno facilitadoras para instalar los parquímetros y ponerlos en funcionamiento de la mejor manera posible, aunque todo dependerá del elemento de juicio que aportarán los comerciantes.

En caso de que no se acepte, coincidieron los ediles, el proyecto se suspenderá, pero si la gente está a favor entonces se buscarían los mecanismos para sacar el tema adelante.

Si la mayoría de los comerciantes están de acuerdo, ya se tiene contemplada la conformación de un fideicomiso pues lo recaudado con los parquímetros, precisaron, en algún porcentaje todavía por definir, será a beneficio de los dueños de los negocios del primer cuadro.

“La compañía se hará cargo de esto, ellos van a cobrar su parte y un porcentaje se irá a un fideicomiso, todo esto con su debida reglamentación, horarios de funcionamiento y otras modalidades que tienen que ver con las cámaras de vigilancia y cómo se harán efectivas las multas”.

De igual manera descartaron el rumor que había corrido de que Ayuntamiento y Canaco van en alianza decididos a implementar los parquímetros “a como de lugar” pues, refrendaron que el gobierno municipal ya ha aportado elementos de juicio necesarios para que sean los comerciantes quienes finalmente tomen la decisión.

Además, señalaron, todos los detalles todavía se encuentran sujetos a negociaciones con la misma compañía tomando en cuenta de que el fideicomiso que se creará tendría autonomía con el fin de beneficiar indefinidamente a los comerciantes.

En consenso con los comerciantes: Canaco

Al respecto, el presidente de la Canaco – San Luis, Álvaro Gutiérrez Esquivel, refrendó que antes de tomar cualquier decisión se evaluará si es factible con las personas que son directamente afectadas por el problema de los estacionamientos.

“Ya estamos trabajando en hacer un estudio en lo que esperamos que nos ayude el Ayuntamiento para ver si es factible porque es una necesidad que se tiene, sobre todo en las temporadas altas de trabajo en las que los cajones están ocupados desde las 03:00 de la mañana por trabajadores del campo”, comentó.

Advirtió que se  cuidará que tampoco se afecte a esas personas que también son una parte clave para la economía sanluisina por las divisas que aportan, por lo que se procurará el consenso mediante análisis de un estudio con la aplicación de encuestas y otras herramientas de medición.

Pese a todas las bondades el proyecto, anotó, se respetará la decisión de la mayoría de la gente en cuanto a si no están de acuerdo en instalar los aparatos, a la vez que se analizarían otras alternativas para ofrecer solución al problema de los estacionamientos que seguiría latente.

“Esto no se va a hacer a fuerzas, es una petición que se hace para que haya un ordenamiento en el centro y se reactive la economía y se presenta como una opción, pero si no se acepta iremos buscando otras alternativas para ver cómo reactivar la economía del centro”, externó.

En ese sentido, reconoció que la situación económica del sector comercial se ha ido para abajo en los últimos años por lo que es importante trabajar en que el área vuelva a la vida.

“Queremos ver cómo motivar a la gente a que vaya al centro  comprar y se vuelva a ver ese centro que había hace años, hoy vemos mucho local vació, por eso de que consideramos que esta es una opción (parquímetros)”, agregó.

“A nosotros no nos han preguntado nada”

En relación al tema se manifestó también el comerciante, Alejandro Félix Argil, uno de los rostros más visibles en las protestas contra el andador de la calle Tercera.

Aseveró que la mayoría de los dueños de los negocios en la zona ni siquiera han sido tomados en cuenta por Canaco respecto a los parquímetros por lo que temen que el proyecto se imponga igual, dijo, que como se hizo con las remodelaciones del primer cuadro durante la pasada administración.

Esto porque a pesar de que la propuesta podría beneficiar a algunos comerciantes, sobre todo en el área de las avenidas Obregón e Internacional, no es una idea atractiva para todos los demás, “… en la Madero nomás una persona que yo conozco está de acuerdo”.

Tomando en cuenta eso, y que fue la remodelación del centro la que disminuyó considerablemente el número de cajones de estacionamiento, abundó, el municipio y Canaco deberían considerar otras alternativas.

Sobre todo porque, aseveró, el hecho de que se cobre por estacionamiento podría ahuyentar a los usuarios pues aunque es cierto que se podría solucionar el problema de los espacios utilizados todo el día por trabajadores del campo o empleados, también tendrá un impacto negativo en las de por sí mermadas ventas de esos comercios.

Por ello, el ´Pichón´ Félix lamentó que Canaco no se ha acercado con los comerciantes todavía para plantear el proyecto que, además, es uno que realmente impulsa el gobierno municipal “echándolos por delante”.

“Que no le echen la pelotita a la Canaco cuando ellos son los responsables, lo que yo veo es la misma postura del presidente municipal anterior en Reina: falta de consulta y falta de comunicación, esto debe de analizarse porque nosotros vivimos en el Centro y vivimos de él”, asentó. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros