Semanario Contraseña

La clave de la información

En Sonora, panistas enredados

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La denuncia presentada esta semana ante el Tribunal Estatal Electoral por Alejandro López Caballero en contra de Leonardo Guillén, a quien apremia para que abandone el cargo y convoque a la brevedad a elecciones, se suma a la inquietud generada por la postergación del relevo en el Comité Municipal de San Luis Río Colorado, esto por la entrada en vigor de los nuevos estatutos del Partido Acción Nacional.

Humberto Melgoza Vega

Por más esfuerzos que hace el dirigente estatal el PAN en Sonora por reposicionar al partido, caído en desgracia luego de la debacle electoral del 5 de junio de 2015, cada día que pasa surgen nuevos incidentes que mantienen al partido azul y blanco en el centro de la polémica, y peor aún, de la incertidumbre.

Mientras que Leonardo Guillén Medina, quien se ostenta como presidente del Comité Directivo Estatal sin haber sido elegido para ello, sino más bien nombrado como delegado, mantiene un marcado activismo como crítico de la administración estatal y la municipal de Hermosillo, esta semana surgió la denuncia presentada por Alejandro López Caballero, aspirante al cargo que ocupa el ex alcalde de San Luis Río Colorado, quien siente le están vulnerando sus derechos.

El pasado 26 de abril, el ex alcalde de Hermosillo presentó ante el Tribunal Estatal Electoral de Sonora una demanda para la protección de sus derechos político-electorales como ciudadano y militante del Partido Acción Nacional.

Alejandro López Caballero al igual que algunos militantes cuestionan la forma como llegó Guillén a la dirigencia estatal como “delegado”, donde ha ido prolongando su permanencia, junto a la de Dalia Laguna como secretaria general por lo que pide les sean revocados tales nombramientos.

Así lo expone López Caballero en la denuncia presentada ante el Tribunal Electoral:

1. Las renuncias de Juan Valencia y Enrique Terrazas con las que fueron electos Leonardo Guillén y Dalia Laguna como Presidente y Secretario respectivamente, constituyen un fraude a los derechos de la militancia que disponen según el artículo 11 de los Estatutos, y que señala que los dirigentes del Partido serán elegidos por el voto directo de la militancia. Con su imposición se coartó este derecho, puesto que el Comité Directivo Estatal del PAN no tiene facultades para elegir al Secretario, pues este debe ser electo en planilla con el Presidente. Por ello debe revocarse el nombramiento de Leonardo Guillén y Dalia Laguna.

2. El período por el que debió ocupar la Presidencia Leonardo Guillén Medina, fue únicamente por lo que restaba a Juan Valencia que fue hasta diciembre de 2015, que conforme a los Estatutos fue cuando se debió convocar a la elección de la dirigencia.

3. Existe una omisión manifiesta del Comité Directivo Estatal del PAN pues en la sesión del 3 de diciembre de 2015, debieron haber emitido la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia en lugar de dejar en un vacío jurídico los derechos de la militancia.

La moción presentada por López Caballero viene a moverle el tapete a Leonardo Guillén, quien de manera deliberada o circunstancial ha venido prolongando su permanencia al frente del Comité Estatal.

Guillén entró como interino por designación del secretario general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Damián Zepeda Vidales, con el visto bueno del presidente nacional Ricardo Anaya, para cubrir el periodo que le restaba a Juan Valencia, desgastado tanto por la derrota electoral como por el pleito legal de unos terrenos en la zona conocida como Vado del Río que le vendió a precio de ganga cuando fue alcalde de Hermosillo Javier Gándara y que hace unos días fueron asegurados por la Fiscalía Anticorrupción creada por la gobernadora Claudia Pavlovich.

De acuerdo a los estatutos, desde diciembre pasado debió haberse emitido la convocatoria para la renovación del Comité Directivo Estatal, cargo para el que llevan largos meses haciendo campaña entre la militancia varios aspirantes quienes han venido presionando con su activismo y expresamente para que se dé luz verde al proceso.

Ernesto Munro Palacio, veterano militante del PAN y uno de los más fuertes aspirantes a la dirigencia estatal, manifestó en una entrevista previa con CONTREASEÑA que la convocatoria debería estarse emitiendo a más tardar en abril, aunque en teoría esto debió haber ocurrido desde diciembre.

Las encomiendas que ha venido atendiendo Guillén han sido las de renovar algunos de los comités municipales y sobre todo la tarea de depuración del padrón de militantes, inflado con gente que se afilió cuando el PAN sonorense estaba en su mejor momento, ex empleados de gobierno que no necesariamente comparten la ideología y que no participan, ni en las actividades del partido y mucho menos cumplen con la aportación de las cuotas partidistas.

Además de Neto Munro, otros de los aspirantes que pretenden heredar el cargo que ocupa Guillén y que por ende se benefician y tácitamente apoyan el recurso presentado por López Caballero son David Figueroa, Enrique Torres y Francisco García Gámez, quienes recientemente formaron un bloque y que están recorriendo el estado promoviendo la unidad del panismo.

Convocatoria en San Luis… hasta julio

El que también anda por demás inquieto es el panismo de San Luis Río Colorado, en donde les vino a mover el tapete la postergación de la asamblea estatal, la cual había sido anunciada por el Comité Estatal para realizarse el 22 de mayo pero que el Comité Nacional determinó que la convocatoria se emitirá hasta julio de este año.

Vanesa Sánchez Vizcarra, coordinadora de Estados de la Secretaría de Fortalecimiento e Identidad del CEN del PAN envió un oficio el pasado 22 de abril a Leonardo Guillén en donde le informa que la asamblea no podrá realizarse en la fecha anunciada “ya que el 01 de abril entraron en vigor los Estatutos Generales del Partido Acción Nacional aprobados por la XVIII Asamblea General Extraordinaria y debemos ajustarnos a los procedimientos y tiempos que establece el mismo”.

Ante la inquietud generada en el panismo sanluisino y en especial entre los aspirantes a la dirigencia local, Iván Sandoval, David Castillo y Cristian Lardín, Leonardo Guillén les reiteró que la asamblea no se cancela, solo se pospone, y que el relevo será por elección directa de los militantes.

“Les informó que la convención de delegados no podrá ser en mayo como se había anunciado por la entrada en vigor de los nuevos estatutos sino que se pospondrá hasta el segundo semestre del año, es decir a partir del mes de julio”, les dijo a través de un grupo de Whatssapp en el que participan funcionaros y ex funcionarios. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros