Semanario Contraseña

La clave de la información

Imparables los saqueos en el ´corralón´, van por concesión

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Ante la recurrente situación que guarda la Yarda Pública Municipal en lo que respecta a la sustracción de partes vehiculares y otros objetos de valor de los automóviles que ahí se resguardan, el Gobierno Municipal se moviliza para concesionar el servicio a una empresa que se haga responsable de la vigilancia y seguridad pues la que se tiene actualmente resulta deficiente

Bibiana García Garza

Ordeña de gasolina, robo de estéreos y bocinas así como sustracción de neumáticos, radiadores, mofles, estéreos, tableros y hasta motores forman parte de más del 70 por ciento de las denuncias que constantemente se reciben en la Contraloría Municipal contra los responsables de vigilancia y manejo de la Yarda Pública Municipal o ´corralón´, como también se le conoce.

En esta ciudad, para nadie es un secreto que la Yarda hace las veces de yonque público, o bien, que funciona como una especie de mercado negro de partes para carro, estéreos, bocinas y cualquier otra cosa que pueda servir, ni se diga rines, llantas, alternadores y demás.

Se cuentan por cientos los ciudadanos que han tenido o han conocido a una persona que ha vivido una mala experiencia luego de que sus automóviles fueran trasladados al corralón ya sea por alguna infracción de tránsito o procedimiento judicial, como por robo-recuperación del mismo.

En algunos de los casos, ni siquiera tuvieron que pasar muchos días para que al momento de la liberación se dieran cuenta de que se lo estaban regresando sin una gota de gasolina, con otras llantas (o sin ellas), sin estéreo, o con distintos tipos de daños.

A causa de este tipo de experiencias la mayoría de la gente hace hasta lo imposible para recuperar rápidamente sus vehículos pues el ´corralón´ representa un cuento de terror, aunque no siempre puede evitarse porque hay que pagar para evitar que vaya a dar ahí o para sacarlo –inclusive si fue recuperado tras robo-.

Esta problemática ha sido discutida en anteriores administraciones municipales sin que se haya llegado a ninguna solución permanente o palpable por lo que la opción de buscar una concesión del servicio de arrastre y resguardo vehicular no es nada nuevo.

Sin embargo, según externaron funcionarios del 27 Ayuntamiento, la situación se ha convertido en uno foco rojo para la administración pues de septiembre a la fecha se han recibido ya 45 quejas en la Contraloría por robos en la Yarda por lo que, reconocen, la situación se está saliendo de control y ya se está en busca de nuevas alternativas.

*Urgen controles más estrictos: Contraloría

Sobre el tema, la titular del Órgano de Control y Evaluación Gubernamental (Contraloría), María de Jesús Gastélum Payán, advirtió que ya se trabaja en establecer controles más estrictos para fincar responsabilidades a los servidores públicos que están a cargo del inmueble.

Esto porque hasta la fecha ha sido muy complicado fincar responsabilidades a los indiciados porque se manejan tres empleados por tres turnos y es imposible hasta ahora determinar en qué momento desaparecen los bienes que posteriormente son reclamados por los ciudadanos.

Además, dijo, es complicado el llevar dicho control al interior por las dimensiones que tiene el inmueble (5 hectáreas – 5 mil 030 metros cuadrados), así como porque la cantidad de empleados es muy reducida, por lo que también se ha planteado la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia a la redonda que funcionen las 24 horas del día.

“Es precisamente porque es muy complicado determinar responsabilidades que se han atenido muchos oficiales de la Policía Municipal asignados a ese perímetro”, aseveró.

Acabar con el círculo vicioso

Por otra parte, reiteró, debido a que no ha sido posible establecer a un solo responsable porque pueden ser muchos en los tres turnos, ya sea que se llevan ellos las cosas, o que no pusieron toda la pericia para cuidar el interior de la Yarda que se tomarán medidas más severas para acabar con el “círculo vicioso”.

“Hemos tomado la determinación, aquí en el Órgano de Control, de que vamos a fincar responsabilidades a todos ´parejo´, para que así todos asuman la responsabilidad que tienen porque si no sancionamos a nadie se van a seguir cometiendo estos actos de manera reiterada como ha estado sucediendo”, indicó la funcionaria.

Y eso que, reconoció, desde que entró en funciones el nuevo Comandante de la Policía Municipal han disminuido las denuncias.

“… quiero pensar que es porque se vinieron a implementar nuevos controles y los mismos policías están tratando de ser más eficientes y más transparentes en el ejercicio de su responsabilidad, y no que se están arreglando por fuera, o que los ciudadanos están evitando venir a la Contraloría a denunciar”, agregó.

Se supone, mencionó, que el nuevo Jefe de Policía, Julio César Valenzuela Murrieta, dio la instrucción a los oficiales y les advirtió que no metería las manos al fuego por ellos por lo que si se puerde algo, va a recaer sobre todos, “… en esa misma sintonía está la Contraloría”.

En ese sentido, por ejemplo, se estarán aplicando multas a quienes no comparezcan a sus declaraciones ya sea como presuntos responsables o testigos pues la idea es que el tema se tome con seriedad.

“Finalmente somos una autoridad y como tal hay que respetar los citatorios, y en caso de que el servidor público no tenga responsabilidad en el caso, pedimos que también nos aporte los elementos que lo demuestren o que nos indiquen quién fue”, externó.

Desgraciadamente, lamentó, al parecer hay un “círculo vicioso” ahí en donde todos se están protegiendo aunque se estará actuando para terminar con ello porque el Ayuntamiento es, a final de cuentas, responsable solidario de la Yarda Municipal.

Aunado a ello, con el nuevo reglamento aprobado la semana pasada en el pleno de Cabildo, se presenta una oportunidad de solucionar esta problemática que representa una fuerte carga de responsabilidad para el Ayuntamiento, explicó.

Inclusive, comentó, se busca también la manera de que se reformar la Ley de Servidores Públicos, en pláticas con legisladores, pues desde 1984 no se le hacen adecuaciones y ya resulta obsoleta, todo con el fin de que Contraloría tenga facultades no sólo para sancionar, sino para obligar a la reparación de los daños.

Para colmo, aunque el servidor público sea sancionado, el ciudadano debe ir a interponer una denuncia al Ministerio Público para la reparación, una que en la mayoría de los casos se queda en el trámite y nunca prospera.

Concesión garantizaría seguridad

Al respecto también se pronunció la Síndico Procurador, Laura Núñez Sepúlveda, quien explicó que durante la pasada sesión de Cabildo se aprobó por unanimidad lo que será el primer paso rumbo a la concesión del servicio, el reglamento, aunque aclaró, no es algo que va a suceder “de la noche a la mañana”.

Con la creación del reglamento del servicio concesionado de arrastre y depósito vehicular se contaría con la infraestructura de seguridad de la que se carece y que tanto se requiere dado el crecimiento de la ciudad, expresó.

Es importante, afirmó, que se cuente con el resguardo de vehículos en un estado conveniente, es decir con cámaras de seguridad, suficiente personal, iluminación y otros detalles.

Esto por las crecientes quejas presentadas por personas que se han visto afectadas por vandalismo y una infinidad de situaciones, lo que hace necesario buscar la concesión.

“En un primer paso creamos un reglamento para de ahí partir y empezar a estudiar más a fondo el proyecto para poder concesionar, esto es, primero hay que hacer un proyecto estructural para buscar empresas o una persona físico-moral que nos pueda ofrecer un servicio de calidad”, abundó.

De esa manera, añadió, el Ayuntamiento podría otorgar esa responsabilidad para que las personas que se ven afectadas porque su vehículo tenga que estar en resguardo en el depósito vehicular por alguna sanción administrativa o multa de las diferentes dependencias que imparten justicia puedan estar tranquilos y seguros de que su automóvil no va a sufrir ninguna pérdida.

En caso de que la hubiera, habría una empresa que respondería porque actualmente no se pueden fincar responsabilidades a nadie por esas pérdidas.

El reglamento creado para la concesión del servicio también contempla que el que las personas que tienen ahí sus vehículos con reporte de robo y hayan sido recuperados por la instancia municipal o estatal no tengan que pagar piso, como sucede actualmente.

Otra bondad, indicó, es que para devolver el vehículo en el depósito concesionado ya nomás bastaría con una manifestación por parte de la autoridad municipal de la liberación aunque faltaría que más adelante se establezcan otro tipo de tarifas, que se tendrán que apegar a la Ley de Ingresos.

Mientras tanto, se lanzaría un concurso y luego licitación para elegir a la empresa que brindaría el servicio, además de que se tendrían que analizar otros detalles como la ubicación de dicho depósito, que sin duda sería un espacio ajeno al que actualmente ocupa el ´corralón´, precisó Núñez Sepúlveda.

A su vez, la Yarda Municipal seguiría siendo administrada por el municipio hasta que quede liberado el último vehículo, anotó, y luego ya se verá si se seguirá conservando el espacio como yarda o si se habilitaría para cumplir con otras funciones.

Con el nuevo servicio se cumpliría con otra parte del reglamento que habla de la elaboración de un inventario del vehículo en el momento en que es recogido y no después para asentar en qué condiciones se lleva en resguardo y asegurar transparencia en todo el proceso.

Sobre todo, refrendó, porque la situación ya marca una preocupación grande para Seguridad Pública que es quien se hace cargo de la Yarda Municipal, “… es un foco rojo y ahorita si nos trae un poquito más preocupados ese tema”.

Y es que no es posible, concluyó, que ya se tome a este inmueble como un yonque público, “… hay vehículos que se llevan las cuatro llantas o se quedan sin motor y no debe pasar esto; estamos poniendo candados a nuestros alcances, pero no es suficiente, son demasiados vehículos y no nos alcanza ni la infraestructura, ni el personal, por eso estamos buscando un servicio que sí sea suficiente, y más eficiente”. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros