Semanario Contraseña

La clave de la información

Otra vez reinstalarán a Solorio en UABC

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Sergio Haro Cordero

Después de llegar a un acuerdo entre las partes, se fijó fecha del lunes 6 de junio para la reinstalación del académico Daniel Solorio Ramírez en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Baja California –UABC–, de donde fue despedido en marzo del 2012, reinstalado en enero del año pasado y despedido nuevamente en enero de este año. El académico fue separado de su cátedra universitaria a raíz de una serie de cuestionamientos realizados en la coyuntura de la llegada a Rectoría de Felipe Cuamea Velázquez, oficialmente se le acusó de faltas sin motivo justificado. Daniel Solorio Ramírez fue reinstalado en su plaza en la Facultad de Derecho de la UABC, campus Mexicali, el 22 de enero del 2015, por decisión de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. “Estuve reinstalado todo el año, dos ciclos escolares completos”, explica el maestro especializado en las materias de Amparo, Derecho Constitucional y Derechos Humanos. El académico explica que por esa primera reinstalación no habían tenido un acuerdo en cuanto al pago de salarios caídos por esos cuatro años fuera de la Máxima Casa de Estudios, debido a que desde Rectoría promovieron un amparo, logrando suspender parcialmente el laudo de la Junta Laboral. Pero en diciembre del año pasado –a unos días de terminar el semestre– Rectoría de la UABC ganó un amparo contra la decisión de la Junta Laboral, donde se ordenaba la reposición de algunas piezas y el desahogo de pruebas no tomadas en cuenta del procedimiento laboral. Eso implicó que Solorio quedase fuera nuevamente de las filas académicas de la UABC. Antes de salir tuvo que ampararse para lograr aplicar los exámenes de fin de semestre a sus alumnos. En todo este ínter, explica Solorio, sostuvo al menos tres pláticas con el ahora Rector, Juan Manuel Ocegueda, llegando finalmente a un acuerdo. “Tuvimos un arreglo, esto es producto de un convenio, ambas partes decidimos dar por concluido el caso”, comenta el abogado en alusión a un documento firmado por las dos partes y que tiene que ver con la terminación del juicio laboral. En el documento se asienta que la UABC pagará a Solorio una cantidad aparte del acuerdo por salarios caídos, que el abogado calcula en un 35 por ciento de lo que reclamaba. “Creo que Ocegueda puede llegar a ser un buen Rector, tan solo con que se sacuda de manera completa a Alejandro Mungaray”, refiere Solorio en torno al ex rector y ex Secretario de Desarrollo Económico del Estado –aun miembro de la Junta de Gobierno de la UABC–, a quien se le atribuyó el incidir en su despido. En el caso del abogado de la UABC, Roberto Castro –quien tiene cerca de 15 años en el cargo–, Solorio consideró que vivió una especie de paradoja, ya que fue el encargado de instrumentar el despido hace cuatro años y ahora fue el encargado de concretar su regreso. “Ninguno, por supuesto que no”, responde Solorio al preguntarle si hay algún tipo de condicionamiento en cuanto a las expresiones críticas en torno a la UABC. “Creo que el derecho sirve, el derecho vale, es un instrumento para la búsqueda de la justicia, de la vida pacífica”, sostiene el académico, quien en octubre cumplirá 41 años al servicio de la en la Máxima Casa de Estudios. “Pienso que la UABC necesita mucho profesores independientes, que piensen con independencia y cultiven el pensamiento crítico, ya que sin éste las universidades se vuelven maquiladoras de profesionales. El centro del pensamiento crítico tienen que ser las universidades”, sintetiza el académico.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros