Semanario Contraseña

La clave de la información

Pescadores en peligro de extinción

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Durante el Foro realizado el pasado fin de semana en el Golfo de Santa Clara, las autoridades federales y estatales de Pesca se pronunciaron por la protección de la vaquita marina y de la totoaba, especies en riesgo de extinción, esto, sin causar mayores afectaciones a los pescadores, quienes se sienten amenazados por la presión de los grupos ambientalistas internacionales.

 Humberto Melgoza Vega

 

GOLFO DE SANTA CLARA.- El Foro entre pescadores y autoridades realizado el pasado viernes en el Golfo de Santa Clara si bien no garantiza que vaya a ser una solución para la problemática existente, al menos sí sirvió para que algunos de los participantes se desahogaran.

Todavía no se terminaba el foro donde se habló de la veda para proteger a la vaquita marina y la totoaba, especies protegidas por encontrarse en peligro en extinción, cuando pescadores locales se hacían a la mar a bordo de sus embarcaciones para la captura de la sierra, un reto y una franca violación al decreto emitido por el presidente Peña Nieto en abril de 2015 en San Felipe.

Ante la escasa vigilancia y la vista gorda de las corporaciones responsables de que se aplique el reglamento, los pescadores estuvieron desembarcando e la zona de Los Pinitos y El Tornillal, pangas cargadas hasta con 2 toneladas que estuvieron vendiendo en tierra hasta a 25 pesos por kilo.

Así, mientras que un sector de la población respeta la veda, siguen habiendo pescadores que además de recibir la compensación no dejan de pescar, poniendo en riesgo que se les venga una prohibición mayor que decrete el cierre total de la pesca, incluida la curvina.

Mientras esto sucede, de las unidades de la Gendarmería Marina anunciadas por el gobierno del estado no se ven ni sus luces.

*Foro

Durante el foro realizado en el Golfo el viernes de la semana pasada, el represente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (Cirva), Armando Jaramillo aclaró que ninguna de las tres vaquitas que fueron encontradas recientemente en la zona de San Felipe fallecieron a causa de las redes agalleras usadas para la pesca de la curvina golfina.

Sin embargo, Sunshine Rodríguez, presidente de la Federación de Cooperativas Ribereñas del Puerto de San Felipe, manifestó que las autoridades mexicanas y ONG’s ambientalistas no han querido reconocer que la mina que se encuentra en el puerto vecino podría estar generando la mortandad de estas especies.

Presente en el evento del Golfo de Santa Clara, reconoció que la amenaza de que se cierre la pesca de manera total es real, por lo que advirtió que no lo permitirán bajo ninguna circunstancia.

Recordó que ofrecieron al gobierno federal 50 embarcaciones para vigilar la zona núcleo con el fin de evitar la pesca furtiva, pero no recibieron respuesta.

“Es una amenaza latente (el cierre definitivo de la pesca). Muchos me criticaron en aquel momento por haberle dado las gracias al señor presidente por no haber decretado el cierre total, si eso llegara a pasar el pueblo se va a tener que levantar en automático, si así estamos viendo los efectos colaterales, imagínate que haya cero compensación y cero pesca, sería la extinción de San Felipe y el Golfo de Santa Clara”, exclamó.

Los grupos ambientalistas que protegen a la vaquita marina, especie de la que según el último censo solo quedan 60 ejemplares, “están protegiendo además las minas que nadie quiere ver, nosotros ya les entregamos a los gobiernos federal, estatal y municipal un estudio donde demostramos que hay contaminación…ahora que los trabajadores están amenazando con irse a huelga se supo que ha habido dos o tres derrames de cianuro que no los han reportado”.

También, la prohibición de la pesca de la totoaba, está favoreciendo al mercado negro.

“Mientras no la regularicen y vean la forma de entregarla al sector pesquero no la van a poder proteger al 100 por ciento, si no pueden evitar que cruce la droga a los Estados Unidos, con toda su tecnología, muchos menos van a poder proteger una especie como ésta, que hay en abundancia, y que la realidad de las cosas es que vale más un kilo de buche de totoaba que un kilo de mariguana. ¿Entonces a qué estamos jugando?, mientras se manejen esos precios no van a poder protegerla, van a tener que regularla para que su pesca sea sustentable”, consideró.

En su participación, Carlos Tirado, presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Golfo de Santa Clara solicitó a las autoridades que endurezcan las leyes para que la pesca de especies protegidas sea considerada un delito grave, porque han visto cómo unos días después de que fueron detenidos traficantes de buches de totoaba andan de regreso en las calles sin ningún problema. Esta petición la hizo suya el diputado federal Everardo López quien se comprometió a empujar la iniciativa en el Congreso de la Unión.

Mientras que los pescadores de Puerto Peñasco se quejaron de que no fueron incluidos en la compensación otorgada por el gobierno federal para que dejen de pescar, no obstante que están dentro de la Reserva de la Biosfera, los golfeños lamentaron que los apoyos no se reparten de manera equitativa.

Manifestaron que los dueños de permisos están acaparando la mayoría de los recursos, y a los pescadores o integrantes de la cadena productiva les pagan entre 6 y 8 mil pesos al mes, cuando antes de que se decretara la veda ganaban el doble.

Martín Sau Cota, director de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California se comprometió a hacer una revisión de los apoyos que se están entregando.

Hilda Somoza exigió que se haga una revisión el padrón de beneficiaros ya que mucha gente se quedó fuera, sin trabajo, y hay veces que no tienen dinero ni para comer. Apuntó que el Golfo es un pueblo olvidado de la mano de Dios, desatendido del sector salud, donde no hay medicamentos, ni siquiera una ambulancia para en caso de una emergencia.

Ante el reclamo de los pobladores, quienes denunciaron estar bajo amenaza de que les quitarían su tarjeta si no se presentan a trabajar a las procesadoras de marisco, la diputada local Célida López manifestó que eso es ilegal, que no pueden obligarlas a trabajar porque están dentro de la compensación por parar actividades y las invitó a que defiendan sus derechos.

“La compensación no es la solución, tiene que haber justicia social”, señaló la legisladora.

Abundó que en este programa de compensaciones ha habido muchos abusos, mientras que a muchos les dan apenas para sobrevivir, unos pocos se están haciendo ricos. “No es más importante preservar una especie marina que la calidad de vida de los pobladores”, sostuvo.

Aarón Domínguez y Enrique Assaf, presentaron un escrito en donde expusieron la afectación económica que está causando a los pobladores del Golfo de Santa Clara el cierre de la pesca ya que el poblado depende un 90 por ciento de la pesca ribereña y apenas el 10 por ciento del turismo.

“Esta situación es muy sensible ya que se nos quitó nuestra fuente de trabajo y sustento de nuestras familias y pese a que se está compensando a los pescadores el recurso es muy limitado para algunos pescadores que hacen el día a día muy largo ya que el dinero que se les da no les alcanza para el sustento de sus familias y cubrir los gastos del hogar, escuela y salud, entre otras cosas”.

Señalan que esta situación ha fomentado el ocio entre los pescadores “ya que el gobierno prometió fuentes de empleo y proyectos productivos que no han llegado al poblado hasta el momento, ya a 12 meses del cierre temporal de la pesca el pescador sigue exigiendo que se respeten los acuerdos a los que se comprometió el gobierno”.

Finalmente proponen seguir con la pesquería de curvina, que se mejoren las compensaciones de los pescadores, mediante estudio socioeconómico en la comunidad, participar en las pruebas de redes prototipo para asegurar su correcto funcionamiento, que se retomen los proyectos de acuacultura y maricultura, así como de tilapia y camarón, crear nuevas fuentes de empleo en actividades de ecoturismo y no dejar desamparados a los familiares cuando muere el beneficiado del programa de compensación, entre otros.

Encargado de presidir los trabajos y de hacer la clausura del evento, el alcalde San Luis Río Colorado, Enrique Reina Lizárraga, se comprometió a darle seguimiento a todos los acuerdos que durante el Foro se tomaron. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros