Semanario Contraseña

La clave de la información

El Infiltrado – Aumenta abstencionismo

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por Tito Capotito

Los políticos de todas las partes del país convencen cada vez menos, de acuerdo al resultado electoral en los estados en que aumentó el abstencionismo, consecuencia de la desilusión y desconfianza ciudadana hacia los que llegan al poder a través del voto.

Baja California es un caso muy concreto en que los gobiernos del Partido Acción Nacional han ido a la baja en adeptos aunque todavía sigue arrollando a los del Partido Revolucionario Institucional, ambos los perdedores de los comicios de la semana que pasó, superados por el partido mayoritario de los que no votan.

Un espantoso 67 por ciento de los que no acudieron a votar en Baja California, mayor en la capital Mexicali que fue del 72.

Esto sí que es preocupante, gobernantes con falta de legitimidad por la ausencia de interés de la mayoría a participar en la elección de sus futuras autoridades.

Se dice que si no votas no te quejes, pero el hecho en sí de no ejercer el deber cívico de sufragar, que al fin de cuentas es una decisión de cada persona, representa una queja a lo que hacen y dejan de hacer los que nos gobiernan, una raya más al descrédito a los partidos.

El dirigente nacional del PAN Ricardo Anaya fiel a la tradición azul de la generación actual de militantes de ver la paja en el ojo ajeno, acusó cuando echó las campanas al vuelo tras los resultados electorales, “a gobernadores corruptos y autoritarios” en varios estados, cuando días antes comió tranquilamente en un restaurante de la avenida Reforma en el Distrito Federal con el número uno corrupto entre los más corruptos, probablemente de todos los tiempos, insuperable, el ya tristemente célebre ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías.

La bandera anti corrupción adoptada por Anaya no es más de una estrategia para engañar a la gente que en el fondo es combatirla de la lengua para afuera, porque de lo contrario el presidente del blanquiazul debería ser el primero en condenar a  su correligionario y demandar se le descargue todo el peso posible de la ley, pero la realidad es otra, lo protegen  y solapan.

En cuanto a las derrotas para el PRI, como las del PAN, son desde luego un foco rojo y una clara señal de la pérdida de confianza y en el primer caso del tricolor, más culpa de los descalabros tendría el presidente Enrique Peña Nieto que el líder nacional del tricolor Manlio Fabio Beltrones Rivera.

A los que no conviene el vuelo vertiginoso del ex gobernador sonorense cerca de ser candidato presidencial, tratarán de aprovechar la situación para que Beltrones deje la dirigencia, aunque lo sucedido no es para tanto.

A pesar de no lograr triunfos en donde se esperaba ganaran, el PRI gobernará con autoridades locales el 46 por ciento de la geografía nacional, contra el 54 por ciento de los otros partidos.

De los 32 estados quince gobernará el PRI, diez los del PAN, cinco del Partido de la Revolución Democrática y uno independiente. Sigue siendo mayoría.

Unos ceden terreno y recuperan a la vez,  y de gobernar a 66 millones 368 mil 197 personas, el PRI lo hará con 53 millones 622 mil 427 habitantes, esto es, una pérdida del 19.2 por ciento.

El mayoritario partido abstencionista arrojó además del dato antes mencionado de Baja California, un 55.71 de no votantes en Sinaloa, 55.34 en Puebla o 50.43 en Chihuahua, altos niveles de abstencionismo.

Ni están en riesgo de permanencia ni el PRI ni el PAN, acaso el PRD que mantiene su paso en caída libre.

Y como dice la presidenta del PRI local la maestra Delia Murrieta López, no hay lugar ni cabe el desánimo, sí representa sin duda lo sucedido una clara señal a todos los partidos políticos de que no están haciendo las cosas como la sociedad lo demanda.

Todavía con la influencia de la jornada electoral en los catorce estados del país, el presidente municipal Enrique Reina Lizárraga ofreció el pasado día 8 un convivio a representantes de medios de comunicación con motivo del Día de la Libertad de Expresión, en donde no perdió la oportunidad de hablar del apoyo obtenido de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, por 27 millones de pesos, provenientes del fideicomiso del puente Río Colorado.

Esto aunado al anuncio de la mandataria estatal de modernizar la zona del puente y caseta de peaje cambia diametralmente el panorama. Vuelve el ánimo en el gobierno municipal de que harán cosas que parecía quedarían en proyecto.

El apoyo de la gobernadora es una muestra de la diferencia de gobernar de los rojos y los azules, pues sabido es que el panista ex gobernador se quedó con casi todos los ingresos del puente y no envió lo que tocaba a San Luis Río Colorado.

Pavlovich le está cumpliendo a San Luis y qué irónico sean priistas los que creen que la güera de Magdalena de Kino nos está quedando a deber.

Retomando lo del festejo a periodistas por parte del Ayuntamiento, justo es reconocer el irrestricto respeto que tiene el alcalde Enrique Reina a los que ejercen el oficio de informar, como debe de ser, sin recurrir a represalias o cosas por el estilo que todavía suelen aplicar algunos malos gobernantes.

En el equipo de funcionarios del por segunda vez alcalde sanluisino, la presencia del secretario de la comuna licenciado Angel Acacio López Angulo es fundamental para mantener el orden y el funcionamiento  apropiado de la administración municipal.

El brazo derecho de Reina debe ser discreto y no buscar reflectores, por así exigirlo la función que desempeña, pero en la práctica el secretario del Ayuntamiento  como militante panista y profesional de la abogacía también lo es.

López Angulo se ha ganado el reconocimiento no solo del panismo, de otros partidos y de gente de los diversos estratos sociales, al aplicar un criterio parejo sin distinciones y entender que el ejercicio de gobernar es para servir a todos.

Reina entregó reconocimientos a los comunicadores, desde los que tienen 50 y 40 años y más hasta los jóvenes que llevan cinco o poco más tiempo en el oficio periodístico.

Al priismo sanluisino no le va a cambiar el semblante por los resultados electorales, pero si no se aplican todos en el trabajo que demanda el tiempo y condiciones, si no hacen causa común con la dirigente del mismo Murrieta López, de no abrirse y ponerse a trabajar desde ya los que aspiran a candidaturas rumbo al 2018, estarán condenados a perder otra vez, cuando deberían ganar con la base de que gobiernan el país y el estado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros