Semanario Contraseña

La clave de la información

Despiden con honores a ex alcalde Nacho Guzmán, el hombre-leyenda

Juan Carlos Campa

 

SAN LUIS RIO COLORADO.- El destacado político sanluisino Ignacio Guzmán Gómez recibió el último adiós del priismo en cuya sede se le rindió un reconocimiento de cuerpo presente la tarde de este lunes ante su esposa, hijos, nietos, demás familiares y amigos.

 

Ex alcalde en el período 1976-79, ex diputado federal, varias veces delegado nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC) siendo el primer ejidatario local en formar parte del comité ejecutivo nacional de esa central, síndico municipal en el trienio presidido por el ex presidente Carlos “Cali” Rodríguez Araiza (1964-67), fue un hombre decidido, valiente y como dijo su hijo Carlos Adolfo Guzmán Cedano al agradecer el homenaje póstumo a nombre de la familia, “un rebelde por naturaleza”, fue de los principales impulsores que ha tenido la agricultura de San Luis.

 

La presidenta del comité municipal del PRI profesora Delia Murrieta López hizo uso de la palabra para dar el pésame a la familia y ponderar el protagonismo de un priista distinguido como lo fue Nacho, que si bien tuvo momentos de ruptura con el partido, finalmente regresó al partido y fue mucho más lo bueno que hizo por éste.

 

El nombre de Rafael Leyva Castro, otro ex alcalde que hizo época en pro del agro, fue mencionado por Carlos Adolfo, una alusión casi indispensable por la rivalidad que tuvieron, legendaria, inolvidable.

 

“Mi administración va a superar la obra deportiva hecha por Rafael”, declaró a este reportero que se iniciaba en el periodismo el gran Nacho a principios de su gobierno, que si bien no lo lograría significó un extraordinario impulso al deporte, principalmente al beisbol, construyendo varios estadios en la zona rural.

 

La rivalidad y enemistad entre ambos también fue colosal, significó el choque entre dos hombres pilares que sin embargo y por su capacidad e inteligencia en sus últimos años olvidaron sus rencillas y se convirtieron en amigos. O como lo expresara con más realismo otro hombre que está en la historia  de San Luis y de Sonora, el notario y licenciado Héctor Leyva Castro: “A Nacho y Rafael los enemistó la riqueza del valle de San Luis y los unió la pobreza de ambos”.

 

El ex alcalde químico Gilberto Madrid Navarro, confesó ayer al redactor al término de la ceremonia en la casa de los priistas: “No estuve de acuerdo en muchas cosas que hicieron los dos pero no puedo dejar de reconocer que hicieron mucho por San Luis Río Colorado, no concibo el desarrollo del municipio sin la presencia de ambos”.

 

O como lo declaró ayer al periodista Pedro Márquez Rentería el agricultor Roberto Hernández Quezada  ex diputado local, impulsor de la sociedad cooperativa “Alfredo V. Bonfil” de la pequeña propiedad: “Nacho y yo fuimos enemigos, rivales en la política, pero al último nos hicimos amigos y no puedo dejar de reconocer que hizo mucho por San Luis Río Colorado”.

 

Presentes en la emotiva despedida a Nacho varios hombres y mujeres que estuvieron cerca de él como Neftalí Torres Campos, socio delegado de la sociedad que tuvo la despepitadora de algodón “Graciano Sánchez” y comisario de Luis B. Sánchez en la administración que presidió, Chuyita de Barba quien viajó desde Tijuana junto con su esposo Saturnino Barba, que fue su secretaria particular, el que fue oficial mayor Roberto López López. También figuras que rivalizaron con Nacho como los ex alcaldes Rubén Payán Serrano y Gilberto Madrid Navarro, el secretario del Ayuntamiento en el período del finado ex alcalde Rodolfo Rogel Villa, profesor Raúl Payán Serrano. Otros que asistieron fueron Ernesto Loera Orozco y Carlos Villegas Lira, ex dirigentes del comité regional campesino número 8 de la CNC, los regidores Judith Bustamante Viramontes y Alejandro Félix Parra que formaron parte de la primera guardia ante el féretro, funcionarios como el agente fiscal Juan Antonio Gaeta Covarrubias, el administrador de la caseta del puente Guillermo Reyna Celaya, el rector de la Universidad Tecnológica (UT) Raúl González Valenzuela, el dirigente de la CROM, Espiridión Rojo Rosas, entre otras distinguidas personalidades.

 

Nacho mantuvo una cordial y estrecha relación con los periodistas sanluisinos, siendo tradicional durante 35 años el convivio anual que con motivo del Día de la Libertad de Expresión les ofreció desde 1976. Hasta que la limitante de recursos económicos lo impidió. La mayoría de los comunicadores que estuvieron en dichos festejos han fallecido y estuvieron presentes dos sobrevivientes que desde el primer festejo lo acompañaron: Cutberto Bernal Valerio y Juan Carlos Campa Herrera.

Por la mañana fue llevado el cuerpo de Nacho al Palacio Municipal donde se le rindió un reconocimiento por las autoridades encabezadas por el alcalde Enrique Reina Lizárraga. Luego del homenaje en el PRI se le ofició misa en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe para finalmente ser cremado.

 

Descanse en paz el hombre leyenda Ignacio Guzmán Gómez.

 

 

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros