Semanario Contraseña

La clave de la información

Baja 500: Tragedia y desfalco

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por diversas circunstancias se registró  al menos una muerte durante la justa deportiva más importante de Ensenada. Entidades gubernamentales que la organizan se han declarado en números rojos, ya que el presupuesto es insuficiente y terminan pagando con dinero de la comunidad.

La última edición de la carrera fuera de camino Baja 500, organizada por la empresa estadounidense Score International en Ensenada, dejó un saldo de tres extranjeros muertos, seis accidentes automovilísticos, una persona lesionada, basura y daño ecológico a lo largo de la ruta. Y aunque pareciera que el gobierno municipal se beneficia con la sede de competencia, lo cierto es que con cada corrida el Ayuntamiento, a través de Proturismo, termina en números rojos desde 2011, con pasivos por hasta 150 mil pesos que se terminan pagando con dinero de la ciudad. “Las carreras tienen en la quiebra a Proturismo desde años”, criticó uno de los entrevistados. Negocios como el de la prostitución también se han convertido en un atractivo para quienes ejercen el oficio; días antes arriban al puerto, procedentes de varias entidades del país. El factor inseguridad se reflejó en la edición 48, donde un motociclista murió de un ataque al corazón y otro por un golpe de calor en San Felipe, mientras que un niño estadounidense de 8 años de edad, identificado como Zanders Hendricks, fue atropellado por el piloto Todd “N” de 47 años de edad. No es la primera vez que la tragedia se cierne dentro de la justa deportiva más importante del puerto; en cada edición fallece al menos una persona relacionada al evento, por diferentes motivos.

La trasnacional ha manipulado y amenazado a la autoridad con la posibilidad de llevar la celebración a Puerto Peñasco, en Sonora o a La Paz, Baja California Sur, cuyos gobiernos han hecho cálculos de las ganancias, pero les resultan insuficientes.

MILES ATESTIGUAN DECESO

A las diez de la mañana del sábado 4 de junio, el presidente de Score International, Roger Norman, dio el banderazo de arranque junto con el director de Seguridad Pública, Francisco Javier Shields Galindo, Óscar Escobedo Carignan y otros funcionarios del ramo turístico. Así salió el primer vehículo conducido por el famoso Robby Gordon. Minutos después arrancó la unidad 75, que era piloteada por Todd “N”, que al llegar al puente de la calle Primera dobló para descender hacia el cauce e iniciar formalmente la competencia, pero en la curva perdió el control, volcándose sobre los espectadores. Al momento del incidente se suspendió la salida de unidades. Policía Municipal y organizadores se hicieron cargo de atender el accidente. La madre del menor, Melissa Hendricks, estaba con el rostro ensangrentado y visibles heridas en piernas y brazos. En estado de shock, pidió auxilio a los oficiales y de manera desesperada les suplicó que dijeran si su hijo estaba vivo: “My baby, my baby, save him. Why do you say that?”, le responden que todo está bien, al tiempo que la sostienen para que no se acerque al cadáver del menor, que en ese momento espectadores trataban de reanimarlo. A minutos de que los paramédicos se llevaron el cuerpo del niño al hospital Velmar, se informó que éste había perdido la vida. Todas las autoridades lamentaron el hecho y se abrió una cuenta a través de Score para hacer donaciones a la familia. Hasta el jueves 9 de junio acumulaba 115 mil dólares.

LAS TRANSAS DEL AYUNTAMIENTO

Una de las cláusulas del contrato para la celebración de la Baja 500, advierte que en cada competencia, Score dará cinco inscripciones y tres espacios comerciales al Ayuntamiento de Ensenada que serán asignados por el secretario general del Ayuntamiento, en este caso, Jesús Jaime González Agúndez. ZETA cuestionó al vocero Ernesto Ríos y solicitó la lista de los beneficiados con estas cortesías pero se negaron a exhibir el nombre de quienes están exentos de pagar la matrícula establecida en dólares. Para participar en la carrera fuera de camino hay que pagar una inscripción de  3 mil 500 dólares, con premios mínimos en efectivo de hasta 5 mil dólares. Algunos de los vehículos, sobre todo los de tipo Trophy Truck, llegan a alcanzar hasta 800 mil dólares con toda la tecnología de navegación, sensores de motor, en llantas y mapa satelital. Las llantas son BF Goodrich, fabricadas especialmente para el evento.

EL VENTAJOSO CONTRATO

“Score se comporta como un sindicato porque cada vez le agrega más cláusulas al contrato, pero siempre para su beneficio y el de sus corredores”, reveló una fuente. El último contrato fue hecho por el alcalde Gilberto Hirata Chico con el representante de la empresa, Roger Norman, por la temporada 2014-2016.

En éste, se señala que Proturismo se hará cargo de la promoción y asume la obligación de pagar a los ejidatarios por donde pasan los vehículos. También se compromete a mantener los caminos abiertos y libres de cualquier obstáculo que interfiera con el correcto desarrollo de los eventos como mínimo durante tres semanas previas para realizar pre-recorridos, los cuales deberán llevarse a cabo respetando límites de velocidad. Además de colocar, con recursos propios, rampas y gradas para los espectadores, las cuales nunca se colocan. Mientras que Score sólo hace los trámites ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para el paso por la ruta. Aunque la obligación es pagar 42 dólares por metro cuadrado a los ejidatarios, éstos siempre piden más, porque aseguran, nada paga el daño que hacen los corredores, pero también los aficionados previo, durante y después de la justa. Tienen como condicionante que agentes de la Secretaría de Marina Armada de México, se hagan cargo de la seguridad en el arranque. Ante la Aduana tienen que garantizar cruces e internación del equipo y personal que participarán en las carreras.

NÚMEROS ROJOS DE PROTURISMO

Organizar una carrera fuera de camino cuesta poco más de 1.2 millones de pesos, sin contar los recursos humanos en materia de seguridad, limpieza y logística. El Consejo de Mercadotecnia, que controla el Fideicomiso para la Promoción Turística de Baja California, cuyos recursos provienen del 3 por ciento que los hoteleros cobran a los huéspedes por habitación, aporta 500 mil pesos a Proturismo. A esto se suman 105 dólares que Score entrega a la paramunicipal por cada corredor que sale de la meta, que regularmente son entre 230 y 280. Aseguran que es insuficiente.

CARRERAS FUERA DE CAMINO, UN CAOS

Semanas antes de la celebración de la Baja 500, el descontento crece entre un sector de la población, a la par de la emoción entre los aficionados. El cierre de avenidas y parte del Bulevar Costero durante la contingencia y revisión mecánica, arranque, meta y premiación, se convierte en un caos vial. Durante esas fechas los automovilistas de la ciudad se topan con corredores en las calles, arroyos e incluso con el molesto ruido que hacen las unidades en distintas colonias exclusivas de la ciudad, donde los competidores rentan viviendas de lujo, o usan las de propietarios extranjeros para acondicionar y probar los vehículos. La derrama económica que según la Secretaría de Turismo, es de hasta 2 millones de dólares, también está en duda porque los competidores traen su combustible de Estados Unidos, además de víveres y bebidas. Al final disponen de las policías Municipal, Estatal y Federal para escoltar a los mejores carros hasta la línea fronteriza, para eso usan hasta 20 unidades de Seguridad Pública. El gasto por cada equipo que participa en las Bajas es de hasta 25 mil dólares, entre la inscripción de 3 mil 500 dólares, renta de hoteles o casas, restaurantes y otros servicios.

MODIFICARÁN REGLAS DE OFF ROAD

Sobre la situación económica de la paramunicipal, Amador Arteaga Sahagún, quien hace un par de meses asumió el cargo como presidente del consejo en sustitución de Normando Novelo, externó que en esta última carrera salieron con número blancos. Mencionó que desde noviembre habló con Score sobre su preocupación por la cuestión financiera, sobre todo el pago a los ejidatarios, y que el martes 31 de mayo tomaron decisiones importantes para las siguientes ediciones. De igual manera, consideró urgente que la empresa se haga cargo de colocar las vallas a lo largo de la ruta por lo menos en la zona donde hay mayor afluencia de personas. Además, indicó que el último incidente, donde murió el menor atropellado, fue resultado de la irresponsabilidad de los padres, quienes no miden las consecuencias. “Tenemos que aplicarnos y ser más estrictos, rígidos. Por eso en la próxima competencia Baja 1000, vamos a exigir que envallen desde arriba del arroyo, por ambos lados, para que la gente desde abajo esté viendo el espectáculo”. No descartó que en contrato soliciten más dinero por cada corredor, para que no haya pérdidas económicas. Por su parte, el secretario de Turismo en el Estado,  Óscar Escobedo Carignan, mencionó la importancia de que todos tengan más prudencia, “vamos a hacer un reglamento sugerido en lo que se legisla la actividad”. Habló sobre la realización de la Baja 300 en septiembre, así como la Baja 1000 en noviembre, que es la que llega a La Paz. “Pero por más requisitos que pongamos, si la gente comete imprudencias no podremos hacer nada porque, ese día, me consta, si el policía se movía del lugar, la gente se pasaba y se acercaba a la pista”, ejemplificó el servidor público. Por ello sugirió que cada quien haga su parte, que se cuide y, por lo pronto, “vamos a dar el siguiente paso, que es hacer un reglamento que tendremos listo para la Baja 1000”. Otro punto a considerar es que, desde 2015, las carreras fuera de camino se llevan a cabo el mismo fin de semana de eventos deportivos, lo que ha mermado en el gasto que hace Proturismo en materia de seguridad, al contratar seguridad privada para garantizar la integridad de participantes y aficionados. A falta de policías, es la segunda ocasión que  la Dirección de Seguridad se declara incompetente para cubrir la totalidad de seguridad en la ruta, por lo que Proturismo ha tenido que contratar agentes privados, los cuales cuestan hasta 80 mil pesos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”10567″ img_size=”620×401″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

PADRE OTORGA EL PERDÓN

Según consta en videos divulgados en redes sociales, en el caso del menor que fue aplastado por el Trophy número 75, la familia se encontraba en un área sumamente peligrosa junto a otra decena de personas que alcanzaron a esquivar la pesada unidad que se volcó en una curva.

Sobre el acontecimiento, el subprocurador de Justicia del Estado, Marco Chavarría López, informó que en relación a la situación jurídica del corredor de la Baja 500, Todd “N”, asegurado el sábado 4 de junio por oficiales de la Dirección de Seguridad, tras atropellar a al menor que falleció a consecuencia del accidente y ocasionar lesiones a la madre del menor fallecido, fue turnado al Ministerio Público por los delitos de homicidio por culpa y lesiones por culpa. Quedó en libertad, en virtud de que los delitos que se imputan no prevén prisión preventiva y los padres del menor otorgaron el perdón, por lo que el Ministerio Público no fijó al imputado el pago por reparación de daños. La carpeta de investigación sigue en integración.   CIUDADANOS HACEN CAMPAÑA Por primera vez un ciudadano se dio a la tarea de lanzar una campaña de concientización infantil acerca de las precauciones. Rubén Elizalde, padre de familia y fan, diseñó un libro para colorear con el que pretende llegar a las conciencias de los niños, sobre todo los que viven en la zona rural, que son los menos favorecidos. La publicación tipo comic se llama “Calzonman y Choyonsito”, una revista de diez páginas que aborda diversos temas relativos prevención en la pérdida de vidas humanas, daño ecológico o robos durante, y previo, a la carrera. El Equipo Vildósola ha sido patrocinador. Los ejemplares se entregan durante el evento, pero también en escuelas rurales al sur de Ensenada, así como en comunidades indígenas que cada edición ven pasar los vehículos por sus comunidades.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”10566″ img_size=”348×262″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

PASATIEMPO DE NARCOTRAFICANTES

Uno de los accidentes que más asombró a la población sucedió en noviembre de 2007, con el desplome de un helicóptero durante la realización de la carrera Baja 1000, donde falleció un sicario que en aquel momento trabajaba para el cártel de los hermanos Arellano Félix. Se trataba de Medardo Francisco León Hinojosa “El Abulón”. Luego, el 15 de noviembre, un convoy fuertemente armado y a bordo de una decena de camionetas último modelo ingresó a la ciudad para robar el cadáver del “Abulón” de las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) ubicado en calle Guadalupe Victoria y Floresta, Zona Centro de la ciudad.

En marzo de 2008, otro capo de la droga, Saúl Montes de Oca “El Ciego”, fue detenido por el Ejército Mexicano en el puerto de San Felipe. Y a Gustavo Bernardo Arellano, presunto miembro del Cártel Arellano Félix, lo aseguraron durante una revisión mecánica en junio de 2009, cuando un grupo de policías federales ingresó a la fiesta Baja 500.

EL ACELERE DE LA CARRERA

En la sesión de Cabildo del 29 de marzo de este año, el coordinador de la comisión, Jaime Guadalupe Zepeda Ávalos, propuso que una calle de Ensenada lleve el nombre de Baja 1000 y otra el de Sal Fish, en honor al pionero de las carreras fuera de camino y ex propietario de la empresa Score International. Argumentó que la intención es cambiar el nombre de la calle Tritones, desde el entronque con el Bulevar Bucaneros hasta la calle Del Mar en el fraccionamiento Nueva Ensenada. La vialidad se encuentra justo a un lado del hotel San Nicolás, en la zona que por años ha sido sede de los distintos eventos que envuelven la justa deportiva. La otra petición la hizo Robert Ace, sobre cambiar también el nombre de la calle Lázaro Cárdenas, entre Castillo y Rotario, por Baja 1000.

Cobros del Ayuntamiento por la carrera Off Road

105 dólares por corredor

2.5 % de la inscripción por concepto de impuestos por cada corredor

Pago por derecho de vía Baja 500

634 mil pagaron a los ejidatarios

42 dólares por metro cuadrado

Score administra Inscripciones de 3 mil 500 dólares

70 locales comerciales 10 mil pesos por cada local

 

Fuente: Zeta Tijuana[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros