Semanario Contraseña

La clave de la información

Pide Ayuntamiento no especular con obra del estadio

Bibiana García Garza

A poco más de cinco meses que la obra del nuevo estadio de béisbol -prometido para esta ciudad desde el año antepasado- se ha mantenido en suspenso, se multiplican también los cuestionamientos ciudadanos en torno a que la obra, dicen, “no tiene para cuándo”.

Este ambicioso proyecto en el que se invierten 71 millones de pesos fue suspendido ya tres veces, principalmente por fallas en la planeación y verificación de las condiciones del suelo, lo que ha despertado las críticas de la comunidad por no haberse hecho un correcto trabajo de planeación y/o medición del terreno desde el principio.

La misma desconfianza se ha expresado en redes sociales en relación al recurso para la obra por lo que el Ayuntamiento, a través del titular de la Dirección de Obras y Servicios Públicos Municipales, pidió no especular.

En ese sentido, Joel Reina Lizárraga garantizó que el dinero está resguardado y que lo único que detiene la obra por el momento son las revisiones estructurales y el rediseño del proyecto en varios aspectos.

“El tema es la cuestión estructural, se tiene un buen avance con respecto a rediseño de la estructura metálica así como en la cimentación, que ya está definida al cien por ciento”, comentó.

Como se recordará, el diseño estructural del estadio era para hacerse de concreto, pero fue modificado y sustituido por metal con el fin de garantizar la seguridad de los asistentes al domo que en una etapa inicial tendrá una capacidad para 3 mil 500 personas.

El funcionario precisó que se puede hablar de que se considera un avance de entre un 90 y 95 por ciento en el área estructural y graderío.

Lo mismo con la parte de la cubierta o “cachucha” que el estadio llevará encima, en la parte central del diseño y que además será la parte más visible, dijo.

Es por ello que se está en el proceso de selección de los materiales más indicados para utilizar, agregó, también tomando en cuenta la necesidad de resistencia que se requiere.

Además, Joel Reina aseguró que no falta mucho tiempo para que se reinicien los trabajos pues se espera seguir reportando avances en los próximos días.

“Ya tenemos muchos avances respecto al diseño para retomar la obra muy pronto, en pocos días estimamos que seguiríamos atendiendo la obra”, anotó.

Por ello, recalcó que en virtud de algunos comentarios que han circulado en relación al manejo del recurso de la obra es importante aclarar que el dinero está depositado en el municipio y etiquetado exclusivamente para utilizarlo en la edificación del inmueble deportivo, localizado en el Bosque de la Ciudad.

Inclusive, hace poco el municipio fue auditado por la Contraloría del Estado así como por la Secretaria de la Función Pública Federal en donde quedó de manifiesto que todo marcha en orden respecto al proyecto, sus avances, y su inversión correspondiente.

“No hay ningún mal uso del proyecto, en virtud de los comentarios que algunas personas han hecho sobre el tema, si alguien tiene los elementos para decir esto, que presente las denuncias correspondientes”, aseveró.

En ningún momento se trata de ocultar detalles del proyecto pero, aclaró, tampoco se trata de mal-informar pues el gobierno municipal está consciente de lo importante que es este proyecto y de la gran comunidad de beisbolistas de gran nivel que lo esperan.

“Por supuesto que como gobierno no hemos quitado ni vamos a quitar el dedo del renglón en que esta obra sea una realidad”, aseveró el funcionario.

Asimismo, relató que la semana pasada realizó personalmente una visita a la Secretaría de Infraestructura del Estado para mostrar los avances que se tienen en el rediseño del estadio y de su estructura, esto junto con el ingeniero sanluisino que está apoyando en esos trabajos.

Por ese motivo, aseguró, la obra está en muy buenas manos luego de que se detectaran muy a tiempo las deficiencias que se tenían en el proyecto anterior y que ya se atienden por parte de personas muy bien capacitadas en la materia.

Sin embargo, todavía no se tiene definida una fecha específica para reiniciar con los trabajos de construcción que una vez que sean retomados se concluirían en un periodo de seis a siete meses, anotó.

La rapidez de la obra, que será ejecutada por la Constructora Flores y Sifuentes, será aún más sencilla y más rápida que la que se había planteado con el proyecto inicial, resaltó, debido precisamente a la base de estructura metálica que tendrá.

Por otra parte, recordó que una vez concluida la obra cuyas dimensiones son equivalentes a un edificio de cinco pisos, es posible que se proyecte una segunda etapa en la que, de concretarse, elevaría la capacidad del inmueble a 3 mil 500 personas más.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros