Semanario Contraseña

La clave de la información

Guerra sucia hasta el final en el PAN

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

A cinco días de la primera elección abierta y democrática al interior del panismo sonorense, los candidatos a la dirigencia estatal participaron esta semana en un tercer debate, escenario de la última confrontación directa de una contienda plagada de acusaciones mutuas, irregularidades, ataques, guerra sucia, y hasta espionaje.

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- De principio a fin, la campaña de los aspirantes a dirigir el Comité Directivo Estatal de Acción Nacional en lo que será la primera elección en la que participará la militancia con voto directo, mostró lo mejor y lo peor de cada uno de los contendientes, así como de sus respectivos equipos, simpatizantes y adversarios.

En el último debate que se llevó a cabo esta semana y fue transmitido en línea y en directo a través de la página oficial del PAN Sonora, los candidatos Ernesto Munro, Adrián Espinoza y David Galván Cázares, echaron mano de diversas acusaciones directas e indirectas con el fin de ganar simpatías y refrendar las posturas que han mantenido a lo largo del proceso electoral interno.

Retos, cuestionamientos y ataques categóricos directos fueron lanzados ante los cibernautas militantes y renombrados panistas que han seguido de cerca el proceso -aún desde antes de su inicio oficial- y cuyas simpatías, en su mayoría, han sido externadas de manera tajante.

Inclusive, las dos diputadas del Distrito 1 que corresponde a San Luis Río Colorado, el valle y el Golfo, Lina Acosta Cid y Célida López Cárdenas, participan de manera activa en la contienda coordinando las campañas de Ernesto Munro Palacio y David Galván, respectivamente.

Sin embargo, según lo estableció el actual CDE, esta carrera electoral interna no se acaba ´hasta que se acabe´, pues el proselitismo concluye con el día de la elección: domingo 07 de agosto, fecha marcada en los calendarios albiazules para emitir el voto y revelar el nombre de quien habrá de llevar las riendas de Acción Nacional en el estado en el transcurso de los próximos tres años.

Es por eso que la guerra interna que se ha estado librando –oficialmente- desde hace un mes, estuvo muy lejos de llegar a su fin luego del último debate del pasado martes 02 de agosto, al que le siguió la etapa más intensa del proceso, sobre todo a través de las redes sociales y los cada vez más encendidos discursos de los contendientes.

No obstante, el caldo de cultivo para este escenario se empezó a cocinar aún antes de iniciada oficialmente la campaña, de entrada contra el CEN y la dirigencia estatal por imponer a David Galván como candidato oficial y dictar línea a su favor, según acusaron sus detractores.

A esto le siguieron demandas y señalamientos directos contra el dirigente estatal actual y ex alcalde sanluisino, Leonardo Guillén Medina, también por supuestamente querer dictar línea a favor de Galván, sobre todo por parte de Adrián Espinoza, ex secretario general del PAN en el periodo pasado que presidió Juan Valencia.

A su vez, a Espinoza lo han señalado por estar coludido en el caso del supuesto desvío de aportaciones partidistas de los ex funcionarios del Nuevo Sonora por varios millones de pesos, recursos que según Guillén, nunca entraron a las arcas del partido.

´Neto´ Munro también ha formado parte importante en la guerra interna, aunque su principal blanco se ha mantenido en la persona de David Galván, hacia quien igualmente considera que vienen los dados cargados, un punto en común con Espinoza.

Además, ha denunciado de manera reiterada que se ha buscado comprar voluntades así como presionar a diputados y alcaldes para que voten por Galván.

Mientras tanto, Galván presentó una inconformidad ante la Comisión Estatal Organizadora de la Elección del PAN Sonora contra Adrián Espinoza y Alejandro López Caballero –aspirante a la Secretaría General- por difundir entrevistas “a modo” y denunció una campaña negra por parte de éste.

Por su parte, la coordinadora de su campaña y legisladora, Célida López, denunció que fue víctima de espionaje telefónico, toda vez que se filtrara la grabación de una supuesta llamada telefónica que sostuvo con José Inés Palafox Núñez en la que se refiere a Leonardo Guillén y Damián Zepeda con palabras altisonantes y se queja de que el partido “les vale madre”.

Al respecto, aseguró que desconoce de la supuesta conversación y que está fuera de contexto pues fue editada.

Inclusive, el presidente de la Comisión Organizadora del proceso de renovación de la dirigencia estatal, Florencio Díaz Armenta, reconoció recientemente que por desgracia se han visto cosas en las redes como grabaciones y señalamientos, hecho que “no debería estar sucediendo”.

Chito también hizo un llamado a los militantes a no participar en esa guerra sucia que puede ir en detrimento, dijo, de la institución política.

En medio de la agresiva batalla campal, también han saltado los nombres de Rafael Moreno Valle, Margarita Zavala y Ricardo Anaya –actual dirigente nacional del albiazul- quienes, ha trascendido, están detrás de esta elección interna con sus respectivos intereses con miras al 2018.

En esencia, son esas las posturas en torno a las cuales giró el debate del martes, del que también resultaron fuertes críticas al estado que guarda la actual dirigencia y la crisis que enfrenta el panismo sonorense tras la derrota del 2015.

Eso sin dejar de lado los temas de las cuotas perdidas de ex funcionarios, señalamientos por nepotismo y el caso de las credenciales, un juego de cartas en el que van todos contra todos a pelear ´hasta con los dientes´ por las riendas sonorenses de Acción Nacional.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”11980″ img_size=”900×550″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El último round

Al abrir el segundo debate David Galván hizo un llamado a trabajar con reglas claras en este proceso electoral interno, mientras que Espinoza enfatizó en que el partido requiere una renovación pues en los últimos años se ha sido convertido en un PAN dividido y de cúpulas, que lo han llevado a la crisis por la que atraviesa actualmente, sembrando la desilusión en la militancia.

Ernesto Munro, por su parte, destacó la unidad y la democracia como ejes rectores de su proyecto para llegar a la dirigencia así como en un “piso parejo” para todos así como la transparencia.

Galván lamentó que haya quienes pretenden enviar un mensaje de que la contienda que se libra al interior del PAN Sonora no es una campaña limpia, con mensajes como el relacionado a que se fragua un fraude en la elección con credenciales para votar, nota publicada en un diario de Cajeme el día martes.

En ese sentido, aseguró que sería imposible hacer un fraude con las credenciales pues hasta ese día, sólo 823 militantes con credencial vigente podrán emitir su voto, de los 24 mil 756 registrados.

“… así es que si hay alguien que tiene la intención de hacer un millón, o dos millones de credenciales del PAN para  fraguar un fraude el próximo domingo, está totalmente equivocado, creo que el PAN y esta comisión han trabajado perfectamente bien y han puesto las reglas muy claras para tener una contienda con mucha certeza, una contienda que nos dé a los tres la posibilidad de saber que estamos trabajando con reglas claras”, subrayó.

Ante la primera pregunta expresa de la postura que deberá asumir el PAN como oposición frente al gobierno del Estado, Adrián Espinoza aprovechó para criticar que en este momento el partido no figura como oposición ni tampoco lucha por las causas ciudadanas, por lo que mencionó algunas de sus propuestas que van en el sentido de retomar su lugar, abanderar esas causas y recuperar el poder.

En el mismo sentido se pronunció Munro así como en el buscar soluciones de fondo para la ciudadanía y volver a las bases y a la gestión social mientras que Galván habló de poner agenda y levantar la voz frente a las injusticias económicas y sociales que han acarreado consigo los gobiernos priístas en comparación con las administraciones del PAN.

Posteriormente, Adrián Espinoza reiteró que en estos momentos “… el PAN no está definido, no define sus temas prioritarios y eso se va a hacer”, principalmente tomando en cuenta a aquellos panistas a los que sólo se les toma en cuenta, dijo, en los periodos electorales.

En medio de las réplicas y contrarréplicas que gradualmente fueron subiendo de tono, Munro Palacio aclaró que no pretende utilizar la dirigencia estatal como trampolín para buscar un cargo de elección popular por lo que retó a sus compañeros a “ser congruentes” y ponerlo por escrito como él lo hizo, lo que sólo tuvo eco minutos más tarde con Espinoza, quien aseguró también que será dirigente “de tiempo completo”.

Galván mencionó que a sus casi 40 años, luego de concluir su periodo al frente del PAN estatal, seguirá trabajando arduamente con el partido porque tiene muchos proyectos que quiere llevar a a cabo en un futuro.

Los tres candidatos se pronunciaron, a la vez, por varias propuestas para fomentar la unidad y la inclusión entre los panistas sonorenses así como no olvidarse de responder a la ciudadanía y atender el clamor de sus correligionarios así como también presentaron una parte de sus planes de trabajo.

De la misma manera coincidieron en cumplir con la ´Ley 3 de 3´ para recuperar la confianza de los ciudadanos que se perdió en las urnas el año pasado en la elección estatal así como mantener la transparencia, empezando por los miembros del Comité Directivo Estatal.

Por otra parte, el ex secretario general del partido en la pasada administración afirmó que de llegar a la dirigencia se exigirá que se respete el estado de derecho pues está consciente, admitió, de que hay panistas que se siente agraviados por fallas que se cometieron en el pasado por lo que es necesario iniciar un cambio.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”11983″ img_size=”900×550″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

“Limpiar la casa”

Munro hizo referencia a ´limpiar´ la casa para iniciar la nueva etapa del albiazul, pero Galván subrayó las dudas que, dijo, hay en torno a los recursos que ingresaron el pasado sexenio.

Mientras congratulaba al presidente del CDE por solicitar a la Comisión Anticorrupción –presidida por Luis Felipe Bravo Mena- que aclare en dónde está el dinero de las aportaciones hechas en un periodo de casi 5 años, mostró frente a la cámara una pequeña pancarta con la leyenda “¿Y el dinero de las cuotas?”.

“Estoy seguro que desde la dirigencia vamos a auditar perfectamente al partido para que no haya ninguna duda de dónde quedaron los dineros, y que quede muy claro quién se robó esas cuotas”, aseveró.

Neto Munro respaldó esa propuesta en cuanto a transparentar el presupuesto del CDE a partir del próximo periodo, a lo que agregó: “vamos a darnos cuenta de muchas cosas tristes, pero que son necesarias porque tenemos que limpiar la casa”, sobre todo porque si se dice una cosa y se hace otra, externó, no se puede ser gente de resultados y de confianza.

En ese contexto, aprovechó para señalar que circula en redes un video de la gobernadora, Claudia Pavlovich compartido por Efraín Galván Cázares con la leyenda “Gracias jefa, ¡ámonos!”, lo que muestra, aseveró, que hay compromisos de panistas con el actual gobierno del Estado.

En otro orden de ideas, Adrián Espinoza reiteró que hoy el PAN sufre por esas decisiones cupulares que toman unos cuantos por lo que es preciso “cambiar el modelo de gobernanza al interior” que ya no será centralista y que acabará con líderes individuales que no toman en cuenta a los panistas “de a pie”.

De esa manera, en los diferentes temas y preguntas abordados, tanto Munro como Espinoza enfatizaron en la autocrítica al interior del partido para quitarle la “mala fama” al partido a lo que Galván respondió que antes de prometer unidad, transparencia y combate a la corrupción, refrenda que son prácticas que, en lo personal, ya ha emprendido.

En esa participación, incluyó en su discurso el señalamiento a lo que se refirió como “Netotismo”, pues el hijo de Ernesto Munro en Puerto Peñasco así como el coordinador nacional de alcaldes mientras que su otro hijo, notario público, y sus hermanos, todos, están en cargos públicos por lo que pidió que se tome en cuenta a todos los demás panistas de Sonora.

Ante dichas acusaciones, Neto Munro respondió que el hecho de que ellos lleven su apellido no significa que él sea responsable de sus actos, “jamás dentro de una gestión de tu servidor (…) ha habido un solo familiar, yo respondo por mis acciones, yo soy un hombre congruente, yo soy un hombre que da la cara y soy un hombre decente”.

Ya entrado en el discurso para responder a Galván declaró que en el PAN lo que se tiene que implantar es la democracia para que no haya más extorsiones, cooptaciones y amenazas hacia los panistas como se están viendo por parte del candidato oficial, a quien señaló con todas sus letras en defensa, dijo, de la congruencia que se requiere por parte de la nueva dirigencia estatal.

También reclamó de manera directa a Espinoza “Adrián, a ti te tocó hacer el trabajo de ir a sentar candidatos, tienes que reconocerlo, a ti te mandaron y cumpliste esa orden en lugar de negarte”, además de echarle en cara de que le dieron una beca para que se fuera a España durante tres años.

Espinoza respondió a ello que también Neto ha olvidado a los panistas, aunque para concluir se enfocó en que existen dos visiones, la del candidato oficial, y la del PAN de renovación que él encabeza, por lo que pidió a la militancia elegir la opción del cambio y la unidad.

En ese ánimo cerró el debate, sin embargo, las confrontaciones no concluyeron sino por el contrario, se encendieron aún más, a escasos cuatro días de la elección, sobre todo a través de Twitter y Facebook.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”11982″ img_size=”900×550″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Post-debate

La lucha por el CDE siguió por internet en donde cada equipo celebraba que su candidato había ganado el debate, como fue el caso de Adrián Espinoza, mientras que otros como la coordinadora de campaña de David Galván, la diputada con licencia, Célida López, suscribía el cuestionamiento hecho por el contendiente en relación a las cuotas perdidas del partido.

En otra publicación, López Cárdenas solicitó la intervención del árbitro del proceso, Chito Díaz, para estar atento a fotomontajes como uno que circula de Ricardo Anaya, además de distribución de mochilas a favor de López Caballero que muestran que se ha sobrepasado el tope de campaña.

Munro tampoco se quedó abajo y compartió una serie de fotografías en las que se dijo desilusionado por el actuar de sus compañeros, en especial de David Galván, por repartir paquetes de tortillas a los militantes con su insignia además de desmentir que hubiese declinado a favor de Adrián Espinoza como se hizo creer a través de mensajes falsos que circulaban por la red.

“Decepcionado de ver estas acciones de David Galván, se asemeja a prácticas priístas. Ofenden la dignidad humana”, anotó Neto Munro en su cuenta de Twitter.

A pesar de la revuelta por la cercanía del tan esperado “día ´D´”, el proceso y la afrenta al interior, al parecer, aún está muy lejos de concluir. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros