Semanario Contraseña

La clave de la información

Se destapa supuesta red de prostitución en Conalep

Redacción / RADAR | Agencia Informativa

MEXICALI, Baja California (08.-Una pequeña red de trata de personas quedó al descubierto tras la audiencia de vinculación a proceso de Karolina de 20 años de edad, quien fue acusada por tres menores de edad de haberlas enlazado con individuos que querían sostener relaciones sexuales con ellas, lo cual, según sus declaraciones, lograron consumar.

Sin utilizar ese nombre, pero argumentando que hay tres declaraciones de jóvenes víctimas, el Ministerio Público acusó a Karolina, estudiante de la preparatoria Conalep, de servir como vínculo entre “clientes” y las estudiantes de dicha preparatoria, a quienes les pagaban 800 pesos aproximadamente por cada acto sexual. Una de ellas incluso comentó que era un tema sabido entre los alumnos de dicho plantel de media superior.

Durante la audiencia de vinculación a proceso realizada este sábado en la sala 7 del Centro de Justicia Alternativa ubicado en Calle Sur, el fiscal comentó que el primero de por lo menos tres encuentros sexuales ocurrió el 21 de mayo del 2015, cuando Karolina invitó a la ofendida y a una amiga llamada Melissa, ambas menores de edad, a una albercada con motivo de su cumpleaños.

Las dos accedieron a ir y se escaparon de clases para esperar a un “amigo” de Karolina, quien pasaría por ellas.

Al cabo de unos minutos arribó un sujeto de tez blanca, complexión delgada, de unos 40 años de edad, de “aspecto chinola”, a bordo de una camioneta Cherokee, no de reciente modelo, pero si muy cuidada, según comentaron.

Las tres ocuparon la unidad y se dirigieron hacia una sucursal de Oxxo ubicada sobre la carretera al aeropuerto, donde el presunto abusador descendió de la unidad para comprar bebidas embriagantes, lo que fue aprovechado por Karolina para advertirles a Melissa Guadalupe y a la denunciante que el sujeto era un “mafioso” y que iba a elegir a una de ellas para tener relaciones sexuales.

Les indicó además que era una buena persona y si decían que eran vírgenes les daría más dinero.

La ofendida, en voz del fiscal, aseveró que tomaron varias botellas de “Caribe”, y fueron llevadas al motel Zeus, donde ambas tuvieron relaciones sexuales con el individuo que, según la investigación, todo parece indicar se llama Noel.

Sólo una imagen en su cabeza dijo tener la ofendida de esa noche, pues afirma haber bebido mucho licor, y es cuando tenía encima de su cuerpo al “cliente”.

Cuando todo terminó fueron llevadas a sus casas y se les otorgó la cantidad de 800 pesos a cada una por los “servicios” prestados.

Según consta en la carpeta de investigación, la joven ofendida estuvo tres veces con el sujeto y tenía contacto directo vía telefónica, mientras que Melissa sólo dos.

Además de ello, otra joven de nombre Nancy aceptó presentar su declaración sobre los hechos, argumentando que en alguna ocasión requirió dinero y se contactó con Karolina para encontrarle alguna persona con quien estar.

De igual manera dijo que era bien sabido que cualquier mujer que quisiera involucrarse en ese “negocio”, sólo tenía que acercarse a la hoy imputada, quien aparentemente contactó a varias menores con hombres.

Por su parte, el defensor particular, Juan José Castro Crespo, indicó que en toda las pruebas no hubo un sólo momento en que se indicara que Karolina recibió un estímulo económico por los actos, lo que, a su juicio, es necesario para poder acusarla de trata de personas.

Dijo además que el fiscal no había ofrecido todas las pruebas que obran en la carpeta, una de ellas que los involucrados tenían contacto directo con la ofendida y podían llamarse de manera directa y no sólo por medio de Karolina.

Otro punto que trató es que las pruebas ginecológicas y psicológicas practicadas a la quejosa, indican que no existen rastros de agresión o lesiones sexuales, además que no haber un trauma o indicios comunes en una persona víctima de violación o de alguna agresión sexual. También se dijo que la joven tiene conductas narcisistas.

Luego de un receso de dos horas para evaluar cada punto, la jueza decidió otorgar la vinculación a proceso y fijar un plazo de dos meses para culminar la investigación, pues consideró que los argumentos vertidos por la defensa carecían de sustento y no eran lo suficientemente fuertes como para modificar la acusación.

La sala completamente llena, en su mayoría por personas vestidas de blanco que apoyaban a Karolina, se entregó a la tristeza y al llanto cuando la juzgadora determinó el auto de formal prisión, entre ellos la acusada quien entre lágrimas solicitó tener la oportunidad de conversar unos minutos con sus padres, pues no los había visto desde que quedó presa.

Castro Crespo comentó que interpondría un recurso de revisión para intentar dar marcha atrás a la vinculación a proceso.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros