Semanario Contraseña

La clave de la información

El Infiltrado – Sanluisinos emprendedores

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Por Tito Capotito

La firma “VIP” tiene como dueño único al sanluisino Luis Carlos Valencia Rosas y es una empresa con visión de alto nivel, modernidad y vanguardia que cambiará su tradicional forma de lo que ha visto hasta ahora.

Valencia tiene una habilidad innata para los números, contador público de profesión, pero sobre todo no le tiembla la mano a la hora de decidir invertir en infraestructura para el servicio a la gente, se pone al tú por tú con los grandes del ramo del país (es amigo del dueño de la cadena Oxxo que tiene ya presencia en Latinoamérica y que es un ejemplo de

cómo crecer en forma agresiva, por así decirlo).

Con el binomio tienda-gasolinera, Valencia le apuesta al futuro y en el caso de los combustibles, dio un giro en el diseño de las nuevas estaciones de abasto que nada le piden a las del vecino país del norte, con el visto bueno claro de Petróleos Mexicanos. En las tiendas

estableció la modalidad de comida rápida, sabrosa y con costo accesible que está teniendo mucha demanda de exigentes paladares.

“VIP” se circunscribe en que la persona es lo más importante, como usted.

Es el emblema de la nueva razón social para la continuación de la operación de la gran cadena de tiendas de autoservicio que conoció con la letra K y círculo rojo a cuya concesión de origen estadounidense sustituye, terminando así una etapa de inicio y consolidación de un proyecto que fue un gran éxito, dejando el empresario sanluisino

cordialidad y los mejores términos de la relación con la organización de norteamericanos que como en todo cumplió el ciclo, veinte años para ser precisos.

En unas semanas más Valencia pone en funcionamiento modernas tiendas VIP con gasolinera en parte de los principales municipios de Baja California y en Santa Ana, Sonora, crece en Hermosillo y el año entrante ampliará la red a Obregón y Navojoa, por lo que estará a un paso de llegar a Sinaloa, comenzaría en Los Mochis posiblemente en el mismo 2017, según sus proyectos.

Al paso que va, no pasará mucho tiempo para tener presencia nacional.

Hay un punto sobresaliente en esto que es parte de la cadena empresarial que conforman el grupo Centra: La generación de cientos de empleos permanentes y otro tanto más de los indirectos o adicionales. A nivel regional son miles los que forman parte de la cadena.

En San Luis es una de las empresas que cuentan con la mayor planta de personal, contribuyendo en gran medida a satisfacer la demanda de trabajo que bueno es cada vez hay más vacantes disponibles en nuestra frontera.

Valencia se ha convertido en el prototipo de un empresario con sentido social y de corte nacionalista, no es de esos que se conforman con amasar cierto capital y guardarlo.

Está inmerso en un ciclo permanente en que reinvierte utilidades, se auxilia con financiamiento bancario (cada tienda cuenta con un padrino, en término figurativo), echa a andar las nuevas sucursales, viene luego la etapa de recuperación de inversiones para luego poner en marcha el siguiente paquete de construcciones en la expansión que ha mantenido

desde que inició actividades con una tienda en San Luis Río Colorado.

La decisión con la que se abre paso es una de sus virtudes que le han valido reconocimiento no solo a nivel nacional sino internacional. Tiene relación con parte de los hombres que más influencia registran en el mundo financiero.

Ha dispuesto de todo un equipo de colaboradores en todos los niveles. No es el que tiene una forma de que si no es él nadie toma una decisión. De hecho se ausenta cotidianamente y el avance es inalterable. Tiene un ejecutivo atendiendo cada parte del engranaje y vaya que dispone de un ejército joven.

Bien por Luis Carlos, el “Flicho” para sus amigos y hay que desearle continúe cosechando éxitos, salud y el amparo del Todopoderoso que sin él nada es posible.

Si nos referimos a un sanluisino con vocación y poseedor del espíritu de impulsar a las clases populares, otro con tal naturaleza es el ingeniero agrónomo José Jesús Bustamante Salcido, ex alcalde y pionero de la producción de hortalizas a gran escala que atraviesa por momentos difíciles en una de sus empresas productivas, con un conflicto de intereses que no dudamos va a superar porque posee temple y el carácter para no arredrarse ante nada.

Además tiene importante cita para el 2019 relacionada con uno de sus proyectos cumbre.

Cuando dio sus primeros avances en su plan de siembras, Bustamante pensó en la falta de empleo en el campo y la ciudad, lo hizo por el cultivo social, hace bastantes años ya, creando al paso de tiempo una basta infraestructura con predios para producir e instalaciones para procesar y empacar la gama de variedades de vegetales calidad exportación, estando en etapa de complemento de infraestructura en otras zonas del país en

que produce varios cientos de hectáreas de hortalizas.

Suele entrarle a los planes con decisión y valentía. Lo que se propone lo logra.

Alrededor de cinco mil familias dependen del trabajo con él.

Y para terminar en el sitio de los hombres que concretan un proyecto con la capacidad para la innovación, Rubén Payán Serrano ha obtenido resultados importantes en la transformación de la materia prima.

También ex presidente municipal, don Rubén incursiona desde hace décadas en la producción de dátil y tras un largo período de experimentación probando con diversos métodos y aplicaciones, ha logrado la elaboración de exquisitos productos de este fruto, en especial de una bebida con bajo grado de alcohol, sin más detalles por ahora debido a que se encuentra en la etapa de patentar.

Pero cuando estén en su mesa nos va a dar la razón y si quiere probar de una vez acuda al centro expendedor al consumidor que tiene en la Morelos e Hidalgo.

Gracias amable lector, Dios lo bendiga.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros