Semanario Contraseña

La clave de la información

El Eslabón Perdido – El sábado, López Obrador en San Luis

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Humberto Melgoza Vega

Otra vez, al igual que en 2006 y luego en el 2012, Andrés Manuel López Obrador sigue despertando sentimientos encontrados entre la población, entre quienes creen que es un peligro para México, idea que ha sabido vender el establishment dominante, que quiere que todo se quede como está; y los millones de mexicanos que lo ven como una posibilidad de cambio verdadero.

El Peje no es un personaje que a la gente le sea indiferente, o les despierta cierta simpatía o de plano les cae de la patada, pero no pasa desapercibido.

Su incesante aparición en los medios de comunicación en los tiempos oficiales que son destinados para el Movimiento de Regeneración Nacional, el partido Morena del cual es líder absoluto, lo mantienen con un nivel de reconocimiento cercano al 98 por ciento entre la población.

Ha sido tanto el tiempo que el Peje se ha mantenido vigente, esperando una oportunidad de acceder a la presidencia de México, que en el camino su imagen se ha visto desgastada, con un discurso que se antoja repetitivo, sin la misma sustancia que cuando se refería al ex presidente Salinas como “el innombrable”, el mismo efecto que tiene ahora “la mafia del poder”.

Alguien debe decirle a Andrés Manuel, y no creo que lo haga el Santos González Yescas, su hombre fuerte en San Luis, y mucho menos el “Caguamo” Lazalde, que la mafia del poder y las encuestas “cuchareadas” ya dieron lo que iban a dar, y que es tiempo de renovar la estrategia, como en su momento le funcionó la de las despensas de frijol con gorgojo, o el avión que no lo tiene ni Obama, frases que ha logrado posicionar en el imaginario colectivo del país, aun de aquellos que no son sus seguidores.

Llama la atención cómo Andrés Manuel despierta pasiones, en Twitter sus detractores no dejan de compararlo con Hugo Chávez, el finado ex presidente de Venezuela, más recientemente con Nicolás Maduro, mientras que muchos, los llamados “Pejezombies” lo defienden a capa y espada y le celebran cada una de sus ocurrencias.

Hay que reconocer que es el Peje y no otro político es el que dicta la agenda mediática en nuestro país, a solo que Peña Nieto cometa otra de sus barbaridades como invitar a Donald Trump; el dirigente nacional del PRI ya lo retó a un debate, lo mismo ha hecho el líder del PAN, Ricardo Anaya, provocaciones en las que no ha caído López Obrador, bien aconsejado por sus asesores, si es que les hace caso.

Así como hay quienes lo demonizan, hay otros que de plano lo idolatran, que ven en San Andrés al redentor, al mesías que vendrá a rescatar a los mexicanos de la debacle.

Uno de ellos es el sonorense Alfonso Durazo, quien está convencido que AMLO es un político de una “honestidad irreprochable” y prácticamente se atreve a meter las manos al fuego por él.

Durazo Montaño, ex secretario particular de Luis Donaldo Colosio, además de Vicente Fox cuando era presidente, vendrá acompañando a López Obrador este sábado, cuando encabecen un mitin informativo en la explanada del parque Benito Juárez la mañana de este próximo sábado.

Alfonso Durazo pone a Andrés Manuel al mismo nivel de honestidad del padre Alejandro Solalinde, protector de los migrantes y defensor de las causas perdidas; como una persona alejada del gusto por los bienes materiales, un idealista utópico que contrasta con la cruda realidad.

En su afán por mantenerse vigente, López Obrador ha tenido que enfrentar el escarnio y la incredulidad ante la presentación de su declaración 3 de 3, en la que no reconoció contar con bienes materiales… hasta que se descubrió que al menos el rancho “La Chingada”, a donde amenazó con irse si no gana en las elecciones de 2018, ubicado en Palenque, Chiapas, lo dejó como herencia en vida a uno de sus hijos.

Será interesante acudir al mitin informativo de Andrés Manuel López Obrador el sábado en esta frontera. Aunque su discurso sea un tanto repetitivo, como su eslogan de la honestidad valiente, su sola presencia no deja de ser nota.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros