Semanario Contraseña

La clave de la información

El Peje vs La Mafia del Poder

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

De nueva cuenta, Andrés Manuel López Obrador estuvo de visita por San Luis Río Colorado, encabezó un mitin en la explanada municipal en donde agarró parejo contra las cúpulas del PRI y del PAN y señaló que era “atole con el dedo” la investigación contra el ex gobernador Guillermo Padrés.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- Parece el título de una película de El Santo pero no, es una historia de la vida real de un político, líder único de Morena, candidato a la presidencia de la República por tercera ocasión, controversial, odiado y temido, amado y reverenciado, quien dejó algunos corazones palpitando a su paso el sábado anterior por San Luis Río Colorado.

Andrés Manuel López Obrador se apareció poco antes de las 11:00 de la mañana, llegó partiendo plaza al parque Benito Juárez, donde ya lo esperaban unas 500 personas, incluidos sus fieles seguidores de siempre, más algunos curiosos nuevos, admiradores anónimos quienes le pedían autógrafos, se tomaban fotos, le daban abrazos y las mujeres besos.

Escoltado por la nueva izquierda sanluisina, los Morenistas Santos González, Jesús Ramos, Arturo Avendaño y Manuelito Arvizu, entre otros, López Obrador igual se tomó foto con Honorato Medrano, de los pioneros del PAN en esta frontera, quien le dijo que contara con su apoyo para el 2018; como una selfie con el inquieto Julián Moreno, personaje sanluisino, parte del paisaje urbano de la calle Segunda y fan declarado del polémico Pejelagarto.

Porque su pecho no es bodega, Andrés Manuel López Obrador no se quedó con las ganas y les pegó una “regañada” en público a los organizadores del mitin, que no tomaron en cuenta que la gente estaría bajo los rayos del sol, además de que quedaron muchas sillas vacías.

Cubriéndose con sombrillas, cachuchas y con ejemplares del periódico Regeneración, órgano informativo de Morena, los asistentes al mitin aguantaron estoicos el mensaje de López Obrador, 30 minutos en los que repasó el discurso que ha mantenido los últimos años contra la “mafia del poder”, encarnada por el PRI y el PAN, que son iguales, pero a la vez diferentes, “porque unos son rateros y los otros son ladrones”.

“La mal llamada reforma educativa afecta por parejo a todos los maestros”, arengó desde lo alto del pódium el aspirante presidencial, aplaudido y avalado a cada momento por Alfonso Durazo, su brazo derecho en Sonora.

“Solo el pueblo, unido y organizado, puede salvar a la nación”, dijo el aspirante a prócer con la voz engolada, el acento tabasqueño a flor de garganta.

“Las puertas de Morena están abiertas, para el PRI, para el PAN, para el PRD, para los militantes de esos partidos, las diferencias las tenemos con los del arriba, porque son iguales el PRI y el PAN en la cúpula, es una mafia, nada más engañan”, exclamó, con un tono más gritón que de costumbre.

Y siguió con su perorata… ”Aquí en Sonora, miren lo que han hecho, salió Bours y declaró Padrés de que había Bours saqueado a Sonora; ahora entra la nueva gobernadora y declara que Padrés saqueó a Sonora… ¡son iguales!, la única diferencia que hay entre priistas y panistas de arriba es que los priistas son rateros y los panistas son ladrones”, aplausos y le festejan el chiste.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_gallery interval=”3″ images=”13342,13340″ img_size=”900X500″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

“Ahora están dándole atole con el dedo a la gente de que van a meter a la cárcel a Padrés ¿y saben quién es el abogado de Padrés?”, preguntó el Peje, y la gente le contestó bien obediente: “Diego Fernández de Cevallos. ¡Salinista! En una sentada de Diego con Beltrones se arreglan”, aseguró.

“Todo es pura bulla, puro engaño, pura mentira. Ya no hay que dejarse manipular por la mafia del poder”, insistió el señor López.

Andrés Manuel, quien no se salió del guión, aunque esta vez sobreactuado, en repetidas ocasiones les pidió a sus escuchas “tengan confianza”, consciente de que es lo que menos se les tiene a los políticos.

Antes de despedirse, el Peje anunció que cada vez que pudiera regresaría a San Luis Río Colorado, y aprovechó para hacer la publicidad: “Existe este movimiento a nivel nacional y somos millones, los vamos a estar apoyando para que no se sientan en estado de indefensión, para eso existe Morena que es un movimiento al servicio del pueblo, al servicio de la sociedad”.

Emocionado, con el fervor patrio exacerbado, imaginándose con la banda presidencial cruzada al pecho, arengó “¡Que viva el pueblo de San Luis Río Colorado! ¡Que viva el pueblo de Sonora! ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!”, nada más hicieron falta los fuegos artificiales.

Bajo las notas de su pegajoso himno de campaña “Si todos ponemos un grano de arena / a México pronto podremos salvar / la patria merece una historia más buena / por eso a Morena te debes sumar…”, el precandidato bajó del estrado para tomare otra tanda de fotos, selfies y apapachos.

“Y no trae seguridad”, destacó el abogado-activista y terror del Facebook Miguel Sandoval, al ver a un Andrés Manuel suelto, sin más guaruras que el “Caguamo” Lazalde, dejándose querer por la gente.

Entre la muchedumbre una joven sanluisina llamó la atención del Peje, no solo por su belleza física, sino porque traía puesta una camiseta con la leyenda “Future President”.

Entre el remolino de gente el Peje pidió a su chofer que le tomara no una sino varias imágenes con el teléfono celular y hasta se quitó la gorra y se peinó para salir guapo en la foto con las “niñas fresas”, que apoyando al tabasqueño se sienten alternativas.

Con esta agradable despedida el Peje cargó la pila y enfiló hacia Puerto Peñasco a donde llegaría justo a la hora de la comida. Nada como unos camaroncitos con vista al mar. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

× Platique con nosotros